Pablo García Jambrina, tercer investigador en incorporarse: “Es una pasada que la ciudad haya invertido tanto dinero”

Pablo García Jambrina, tercer investigador en incorporarse: “Es una pasada que la ciudad haya invertido tanto dinero”

Zamorano, aunque egresado en la USAL, donde también hizo el doctorado, regresa ahora a la capital del Tormes dentro del programa de atracción de talento con la intención de permanecer aquí muchos años. Se muestra ilusionado con este programa y asegura que es complicado encontrar algo similar en Europa

Pablo García Jambrina ha sido el tercer investigador en incorporarse dentro del programa de atracción de talentos puesto en marcha por el Ayuntamiento de Salamanca en este año. Su proyecto permitirá conocer el comportamiento de algunas moléculas para poder evitar efectos secundarios en tratamientos, entre otras cosas.

¿Qué te hizo a ser investigador?

Para ser investigador tienes que ser lo suficientemente listo para llegar a un mínimo y lo suficientemente tonto para querer hacerlo. Los dos últimos estudiantes que tuve eran muy buenos pero se fueron a unas oposiciones de secundaria. Si lo haces es por pasión. Es un trabajo muy sacrificado. A ti te va la vida en sacar tus proyectos y tu jefe se está jugando menos que tú. Siempre me imaginaba con una bata blanca y al final acabé en computacional pero siempre estuve muy dirigido a lo que quería hacer y tuve la gran suerte de poder hacerlo. Si no estás seguro de lo que quieres hacer, no lo haces porque hay situaciones muy sacrificadas.

¿Cuál ha sido tu trayecto?

Yo hice la tesis aquí. Soy de Zamora y estudié aquí Químicas y después hice una primera postdoc en Madrid y después estuve en Londres dos años y pico pero por las situaciones personales hacen que intentes volver a casa. Decidimos que lo mejor era volver a España, estuve en Madrid un tiempo y saqué una plaza de un profesor ayudante en la Autónoma y cuando salió esto, me vine.

¿Qué te parece el programa de atracción de talento?

Parece mentira. Que salga algo así a nivel de una Corporación Local yo no había oído hablar jamás. En el sur de Europa algo de esta cuantía no los hay. En ningún momento pensé que iba a sonar la flauta pero tuve la enorme suerte de ser elegido. Es una pasada que la ciudad haya invertido tanto dinero.

¿Cómo está la investigación?

La burocracia es terrible pero hay que entenderlo. Estás gastándote dinero de la gente. Hacen falta controles. No solo consiste en que yo sepa que es lo mejor sino que tengo que dejarlo por escrito. Lo que es terrible son muchas veces los plazos. Los proyectos tardan mucho en resolverse.

ANT8812

¿Y el resto de fases de la investigación?

Me dijeron en Londres que estamos siempre muy sesgados. Hablas con gente siempre que se ha quedado. Todas son historias de Disney. Cuando tú creces te das cuenta de que hay un montón de compañeros que se quedan en el camino, que son muy buenos pero no han tenido la suerte que tú has tenido. Es cierto que cuando yo empecé había muchas más oportunidades y ha habido durante un tiempo que no ha entrado savia nueva en el sistema y eso es bastante malo. Aunque ahora contrates gente muy buena te va a dar más o menos igual porque necesitas gente de todos los niveles, los de 20 que se partan el alma, los de 30 que sepan de qué va el tema, los de 40 con más experiencia también para atracción de talento o los de 50 que tienen más contactos. Pero hay que entender en la situación en la que estábamos.

¿Y en Europa?

En el sur creo que es igual. En el norte se valora mucho más tener un doctorado y la investigación aunque sean más difíciles las cosas que antes. El sur ha recortado mucho y mucha gente del sur se ha ido al norte y se ha vuelto mucho más competitivo.

¿Prefieres el profesorado o la investigación?

A mí me gusta la investigación. Hay que entender también que es positivo que se hagan las dos cosas. Como alumno yo era muy crítico y cuando me ha tocado dar clase me he dado cuenta de que es más complicado de lo que parecía. Si tú eres algo de investigación, puedes saber más por dónde van los tiros en tu área y va a hacer que puedas hacer la clase más actualizada. Además, si no tienes contacto con tanta gente, cada vez vas enfocando más y vas viendo un área muy pequeña y el hecho de estar estudiando, preparándote cosas, muchas veces te permite coger ideas de un campo para aplicarlas en otro. Y si quieres estabilizarte, vas a tener que dar clase.

Dentro del programa, ¿qué es lo mejor y qué se puede mejorar?

Yo todavía estoy en la luna de miel. No ha habido nada que me haya hecho decir que lo cambiaría. Lo han resuelto en tres meses y hemos entrado en plazo, que no es habitual. Te permiten contratar personal, que es una cosa muy rara y fundamental porque hay que fomentar el sistema y porque si me das mucho dinero pero no quién los trabaje, es tirar el dinero.

De bueno, sobre todo la cuantía. Tanto dinero te da la posibilidad de hacer algo. Más cosas buenas es la duración. En un proyecto debes adaptarte al lugar y no solo en la mudanza sino entender las dinámicas. Luego, al final, te toca buscar un trabajo. En dos años pierdes mucho tiempo en buscar. En Londres me decía un chico que el trabajo de un postdoc es buscar trabajo.

ANT8827

¿Cuándo te has instalado?

Salí de la Autónoma a final de junio y desde entonces he estado organizando las cosas y leyendo un montón de artículos.

¿Ya se ha mirado algo sobre la contratación?

Ya hablé con la Universidad de cómo sería el proceso. Respecto a las otras responsabilidades, el manejo del dinero es lo que más me asusta. Medio millón de euros… Tengo que ser muy precavido.

¿El proyecto es nuevo o es una continuación?

Hasta ahora no he tenido nunca dinero y siempre he estado haciendo más trabajos de lo que te mandan. Cuando pido un proyecto, quiero que sea algo mío así que en ese aspecto es nuevo. Pero esto de la ciencia no es que te venga una idea, sino que tienes que haber leído mucho. Solo puedes proponer cosas de las que sabes. Y me van a dejar algo que es mío y que combina las dos líneas de investigación en las que he trabajado con cálculos más exactos en moléculas y cálculos en proteínas.

¿El proyecto en sí cómo se aplica a la vida real?

Un medicamento es una molécula que no vas a probarlas a ciegas. No puedes coger miles de millones de ratones y darle una a una hasta que funcione. Lo que se hace siempre es empezar con métodos teóricos para ver si las moléculas pueden usarse y una vez que sí ya puedes hacer pruebas.

Sobre el proyecto, las reacciones que tienen lugar en el organismo están siempre catalizadas. Las moléculas se mueven y los catalizadores acomodan cuando estas se unen y acomodarla supone cambiarle la forma. Pero hay reacciones que en principio no deberían tener lugar y son las que yo voy a estudiar, moléculas que se dan la vuelta sin razón aparente y quiero conocer qué tiene esa enzima para que permita ese cambio porque si la entiendo puedo actuar sobre ella.

El problema de estas moléculas es que no son tan diferentes y, por tanto, una que entra en un lugar puede entrar en otro y eso al final hace que se generen tantos efectos secundarios, por ejemplo, en la quimioterapia. Y puede tener aplicaciones en medicina, en terapias o materias.

¿Cuál es tu futuro tras el programa?

Me gustaría quedarme. Mi mujer trabaja aquí y he pasado varios de los mejores años de mi vida. El proyecto te guía y me gustaría que te guiara a más y a lo largo plazo tener a un grupo de gente con la que trabajar. 

Comentarios