El PP de Ciudad Rodrigo afirma que la tasa de cocheras "se le ha ido de las manos" al tripartito

El PP de Ciudad Rodrigo afirma que la tasa de cocheras "se le ha ido de las manos" al tripartito

Además, consideran que "si la tasa se sigue vinculando sin matices a los valores catastrales, las dudas sobre su legalidad persisten"

El portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular de Ciudad Rodrigo, Marcos Iglesias Caridad, sale al paso de las explicaciones dadas por el equipo de Gobierno mirobrigense en el comunicado sobre la tasa que grava el acceso de los vehículos a las cocheras a través de las aceras:

1º. El tripartito, con sus declaraciones, reconoce que la tasa que grava el acceso de los vehículos a través de las aceras se les ha ido de las manos, dado que lo que pretenden, a futuro, es que la recaudación quede igual que otros años, en torno a 80.000 euros. Así, el tripartito admite que la reforma de la tasa provocada en el año 2016 con los votos a favor del PSOE, Izquierda Unida y Ciudadanos y con el voto en contra del PP ha supuesto un aumento de la recaudación y aumento de la presión fiscal de los mirobrigenses.

2º. El tripartito reconoce que la tasa se exige a más ciudadanos, aumentando en un doce por ciento el número de liquidaciones, y cobrándoselo a 514 contribuyentes más. Se trata de unas cifras considerables para una población como Ciudad Rodrigo. Esto se enmarca en el ánimo recaudador que el tripartito ha tenido desde el minuto uno de la presente legislatura, pues han aumentado impuestos (IBI e Impuesto sobre Vehículos) y tasas, algunas de ellas muy importantes para los mirobrigenses. Contrario a lo que se quiere decir, la tasa que grava el acceso de los vehículos a través de las aceras, regulada por el tripartito en 2016, es nueva para 514 contribuyentes.

2º. El tripartito se escuda en que la tasa existía desde hace años, pero no dice lo que le parece la tasa en sí. El tripartito no se pronuncia sobre la justicia o la injusticia de la misma, es decir, si le parece bien o mal. La tasa que grava el acceso de vehículos a través de las aceras es un tributo propio del Ayuntamiento, por lo cual no está obligado a exigirlo. Si el tripartito está en desacuerdo con la tasa tiene capacidad para derogarla, y no parece que sea esa su intención, luego no vale escudarse en que se exigía desde hace años cuando su pretensión es continuar con el cobro de la misma. Sus argumentos al respecto son demagogos.

3º. El tripartito anuncia la reforma de la tasa de cocheras para el año siguiente, 2019, pero no dice nada al respecto de 2017 y 2018. El tripartito, una vez más, pretende regular la situación para el año próximo, coincidiendo con el año electoral y nueva Corporación municipal a mediados del año 2019. Mientras tanto, el tripartito va a gestionar una recaudación mayor por los años 2017 y 2018, que la que pretende dejar a la siguiente Corporación, sea del signo que sea. Esta actitud es electoralista, y demuestra la escasa sensibilidad que ha tenido al respecto.

4º. Lo que realmente se discute por el PP radica en si los parámetros de cuantificación de la tasa por las cocheras son legales. En la actualidad se aplica con carácter general un porcentaje del 0,25 sobre el valor catastral, con algunos topes. Parece que es intención reducir ese porcentaje para igualar la recaudación a la de otros años, pero entendemos que se pretende continuar vinculando sin ningún matiz la cuantificación de la tasa al valor catastral. Tal y como está ahora la tasa es una especie de recargo del Impuesto sobre Bienes Inmuebles, no midiendo lo que se grava, que es el uso o aprovechamiento especial normal de la acera en la entrada de los vehículos a las cocheras.

Además, Marcos Iglesias Caridad aclara la posición de los Populares de que vincular estas tasas con el valor catastral del suelo de todo el inmueble es de "dudosa legalidad", siempre que no se regula de manera "más adecuada y con matices". Tras recordar que las quejas al respecto transmitidas al equipo de Gobierno de Ciudad Rodrigo han caído en saco roto, el portavoz del PP también tira de la jurisprudencia para avalar los fundamentos jurídicos de sus reivindicaciones. 

En quinto lugar, en el comunicado, señala que "la tasa ha aumentado para muchos contribuyentes dado que han subido los valores catastrales de sus inmuebles, tras la revisión catastral. La revisión catastral ha provocado un aumento muy considerable de los valores catastrales de los inmuebles en Ciudad Rodrigo, luego al aumentar estos, ha aumentado su tasa de cocheras".

"Seguir vinculando la tasa al valor catastral, sin otros matices, implica que, si el Ayuntamiento por ejemplo solicitara en un futuro de nuevo actualizar los valores catastrales según la posibilidad que marca la Ley del Catastro, volvería a subir la tasa. La actualización de los valores catastrales es diferente a la revisión catastral. El tripartito solicitó la actualización de los valores catastrales para 2016 y 2017, aumentando las bases imponibles y subiendo la recaudación con ello. Para 2018 el tripartito solicitó una revisión catastral, que se unió a una regularización catastral (que también es distinto, pero que todo ello ha implicado un gran desembolso para los contribuyentes de Miróbriga por conceptos como IBI, la tasa de cocheras o el impuesto sobre plusvalías municipales)". 

El sexto punto: "El tripartito reacciona tras la presión de los empresarios y asociaciones como AFECIR, y de la oposición, pero no por voluntad propia. La oposición del PP lleva desde el año 2016 discutiendo esta tasa. La tasa de cocheras impuesta por el tripartito para los empresarios por sus talleres o almacenes puede llegar hasta los 146,00 euros. En un momento donde se necesitan estímulos para los emprendedores y empresarios de la ciudad, el tripartito sube su fiscalidad, haciéndole más difícil el día a día". 

En último lugar, Marcos Iglesias Caridad insta al equipo de Gobierno de Ciudad Rodrigo a "hacer las cosas bien, para así mejorar la fiscalidad de los mirobrigenses y empresarios". 

Comentarios
Lo más