SALMANTINOS POR EL MUNDO

El viaje de Ana Sánchez desde Salamanca hasta la Costa de Oro australiana

La salmantina Ana Sánchez, en Sídney, con el edifico, al fondo, de la Cása de la Ópera. (Sí, en Australia es invierno ahora mismo)
El viaje de Ana Sánchez desde Salamanca hasta la Costa de Oro australiana

Esta joven salmantina, de 28 años, vive en la ciudad de Gold Coast, la más turística del continente australiano, desde noviembre de 2016

La salmantina Ana Sánchez, de 28 años, vive en Australia desde noviembre de 2016. Se marchó junto a su novio, y aunque el plan era quedarse un único verano, se enamoraron de la isla. Y allí siguen.

Licenciada en Bellas Artes y con un posgrado en escaparatismo y visual merchandising, Ana reside en la ciudad de Gold Coast, en la que habitan cerca de 480.000 personas y es el destino turístico más visitado de Australia. "Venir fue principalmente para mejorar nuestro nivel de inglés, eso y que era toda una aventura, ya que mi pareja no hablaba nada y yo me defendía un poco. Inglaterra era el camino fácil", explica la joven a SALAMANCA24HORAS. "Ahora mismo soy estudiante de diseño gráfico y camarera", afirma. Ana cree que ha tenido "bastante suerte" a la hora de encontrar trabajo.


Los primeros días en Australia fueron raros y un poco complicados. "Por suerte, un amigo fue nuestro guía, para no estar tan perdidos y sobrevivir al jet lag, que me duró un mes", cuenta Ana. "Son muchos cambios y no es fácil adaptarte a estar tan lejos de todo el mundo que quieres. Quizás eso es lo más difícil, no concentrarte en España sino en el aquí y ahora, y no poder comer todas las cosas ricas que tenemos en casa" explica.

Eso sí, ahora está completamente adaptada al estilo de vida aussie. "Ya soy una fenómena conduciendo por el carril izquierdo", ríe. "El transporte público funciona de forma regular en Australia, por lo que aquí todo el mundo se mueve en coche. Lo más normal es emplear media hora para ir a trabajar, y aunque trabajo en el centro de la ciudad, vivo en una zone a pie de playa, que es muy tranquila", indica.  

A Ana le encantan los paisajes con los que cuenta el continente australiano, "la naturaleza aquí es increíble", dice, y también el "espíritu de sus habitantes", el no worries, mate!, una expresión que utilizan constantemente los australianos y que viene a decir, básicamente, no te preocupes. "Aquí hay muchas oportunidades para todo, ¡y eso siempre da mucha vida!" exclama Ana. "La calidad de vida del país es excelente, en cuanto se imponga el tapeo será el sitio perfecto", bromea.

Pese a que el país es gigantesco, Ana ha podido ir conociendo algunos lugares. "Sídney, Melbourne, Byron Bay, la Gran Barrera de Coral... esos podemos tacharlos de la lista, aunque aún me queda muchísimo por descubrir", enumera. En cuanto a lo que echa de menos, menciona "sobre todo los momentos que irremediablemente te pierdes de todas esas personas importantes de tu vida. Y la comida, claro".

El visado de Ana finaliza en septiembre de 2019, por lo que a pesar de que aún le queda más de un año de residencia, el futuro pasa por regresar a Mallorca, isla en que vivió antes de viajar hasta la otra punta del Mundo.

Ana Salmantinos por el Mundo 2


Comentarios
Lo más