Doce años de prisión para el acusado de mantener relaciones sexuales completas con su sobrina menor de edad

Doce años de prisión para el acusado de mantener relaciones sexuales completas con su sobrina menor de edad

Los hechos ocurrieron cuando la niña tenía entre seis y once años. El acusado negó tajantemente los hechos pero el Tribunal ha considerado su culpabilidad, penándole con doce años de prisión, petición del Ministerio Fiscal

La Audiencia Provincial ha condenado a doce años de prisión al hombre acusado de un delito de abuso sexual a su sobrina cuando ella tenía seis años y hasta que cumplió los once. Esta era la pena que, precisamente, pedía el Ministerio Fiscal para el hombre, Y.A.Q.R., de nacionalidad colombiana, que llegó a mantener relaciones sexuales completas, según la sentencia, con la niña entre 2008 y 2013. 

En su declaración ante el tribunal, el ahora condenado indicó que vivió durante aquellos años junto a la familia de la niña, ya que la abuela de la niña es a la vez su madre adoptiva, pero negó tajantemente haberle realizado los abusos sexuales a la menor que se le imputan. "Nunca tuve relación alguna con esta niña más allá de la puramente familiar", manifestó en la vista. "En la casa siempre había gente. Llegamos a vivir ocho personas, por lo que es imposible que pudiera hacer eso", explicó Y.A.Q.R. al tribunal.

Por su parte, la madre adoptiva del acusado, que compareció en el juicio como testigo, recnoció que en la casa vivían muchos de sus familiares, y que la niña se mostraba "muy nerviosa" cuando estaba con el acusado. Además, en alguna ocasión comprobó que la pequeña presentaba rojeces en la zona de la vagina, pero que la llevaron al médico y el pediatra no estimó nada, por lo que pensaron que pudiera ser normal. La mujer afirmó que nunca vio al acusado propasarse con la víctima, "a veces le decía que si seguía así de gorda nunca iba a tener a nadie que le quisiera, pero no fui testigo de que le tocara, sé lo que ella manifestó", explicó la mujer.

También compareció la hermana adoptiva del acusado, que manifestó que tampoco vio al acusado realizar tocamientos a la niña. La madre de la menor, a su vez, afirmó que su hija sólo comenzó a hablar de lo ocurrido años después, cuando ya vivían en Tenerife, con motivo de visitas al psicólogo por otros asuntos, por lo que fue entonces cuando presentaron la pertinente denuncia.

En el momento de los hechos, según el escrito de calificación del Ministerio Fiscal, Y.A.Q.R., que ahora tiene 27 años, convivía con sus familiares en dos domicilios de la capital salmantina. Entre ellos con la hija de su hermano, que tenía 6 años. Durante cinco años y aprovechando las ocasiones en las que se quedaban solos, el hombre realizaba con ella todo tipo de prácticas sexuales, prohibiéndole que se lo dijera a los demás miembros de la familia. Este sometimiento cesó en 2011, cuando ambos se separaron, marchándose a vivir a dos ciudades distintas y perdiendo el contacto. En 2015, la menor, que ahora vive en Canarias, puso en conomiento de sus padres lo que había sucedido, que interpusieron la correspondiente denuncia.

Comentarios
Lo más