CGT se muestra en contra de la demolición total del hospital Clínico y aboga por rehabilitar parte del edificio

Chema Lorenzo y Juan García
CGT se muestra en contra de la demolición total del hospital Clínico y aboga por rehabilitar parte del edificio

Han criticado “la continua política de derroche” de las administraciones tanto regional como local que, según ellos, apuestan por derribar infraestructuras en vez de reutilizarlas

A finales de año o principios de 2019 está previsto que el nuevo hospital entre en funcionamiento. A pocos meses de la esperada apertura de estas instalaciones, CGT ha manifestado su rechazo a la demolición total del actual edificio del hospital Clínico tal y como estaba previsto desde hace tiempo.

Este martes el secretario general de CGT en Salamanca, Juan García, y Chema Lorenzo, afiliado de este sindicato, han ofrecido una rueda de prensa para presentar su propuesta sobre cómo debería plantearse el proyecto.

Así, según Lorenzo, “en ningún caso es admisible la demolición total del hospital Clínico” y ha detallado que el edificio cumple con todos los requisitos para “una buena asistencia”, salvo el problema derivado de la falta de espacio y el de climatización en los meses de verano en las plantas de hospitalización, cuestiones que según él son “subsanables”. Además, ha lamentado que haya “una deliberada política de abandono del hospital Clínico desde hace años” que ha producido en algunas zonas “un aspecto lamentable”.

Chema Lorenzo ha adelantado que la demolición del edificio costará bastantes millones, además del coste ambiental que supondrá por la gran cantidad de escombros que se generará. También se ha referido al aumento del presupuesto que ha pasado de 166 millones de euros de inicios 233 en la actualidad “sin que se haya dado una explicación satisfactoria para este sobrecoste”.

La propuesta presentada por CGT contempla la demolición de una parte del edificio del hospital Clínico por su proximidad al nuevo hospital y la rehabilitación del resto que podría utilizarse como área administrativa, zona al servicio de la investigación o a la hospitalización de pacientes crónicos para ingresos de media y larga estancia. Tal y como ha detallado Lorenzo, la planta de ambos proyectos, el de Sacyl y el de CGT, es similar, y con la propuesta del sindicato se evitaría ella perdida de 250 camas que, según Lorenzo, supondrá el nuevo hospital. Por todo ello, anima al consejero de Sanidad a “cambiar el chip” con respecto a este proyecto.

Por su parte, Juan García ha señalado que el caso de la demolición del hospital Clínico es un ejemplo de “la política de nuevos ricos de usar y tirar” que llevan a cabo las administraciones, a las que ha pedido que “no especulen con el dinero de todos para que las ganancias vayan a unos pocos”. En este sentido se ha referido a otras obras civiles llevadas a cabo por el Ayuntamiento que, a su juicio, son innecesarias, como la remodelación de la plaza Julián Sánchez el Charro o el bulevar del paseo de Canalejas.

Según el secretario general del sindicato en Salamanca, se remitirá una carta al consejero para conocer el uso que se dará a los otros edificios que componen el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca y qué se hará con los escombros de la demolición del Clínico.

Comentarios
Lo más