Dicyt/INVESTIGADORES

Descubren regiones génicas involucradas en las similitudes y diferencias entre el trastorno bipolar y la esquizofrenia

Un tipo de interneurona, llamada célula en candelabro, cuyas sinapsis se ven afectadas por la pérdida de función de ErbB4 y que también está dañada en pacientes con esquizofrenia.
Descubren regiones génicas involucradas en las similitudes y diferencias entre el trastorno bipolar y la esquizofrenia

Investigadores españoles participan en un estudio internacional que revela que no son el mismo trastorno, pero tampoco totalmente independientes

Científicos del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental han participado en un estudio colaborativo internacional publicado en Cell que disecciona genéticamente el trastorno bipolar y la esquizofrenia y que identifica diversas regiones génicas involucradas en las similitudes y diferencias entre ambos trastornos.

La esquizofrenia y el trastorno bipolar son dos condiciones psiquiátricas distintas pero que comparten síntomas clínicos. A nivel genético, estudios epidemiológicos y genéticos recientes han demostrado una superposición sustancial entre ambos trastornos pero también diferencias en la arquitectura genética.

En esta investigación llevada a cabo por el Bipolar Disorder and Schizophrenia Working Group of the Psychiatric Genomics Consortium, donde participan varias instituciones españolas y los investigadores Miquel Casas, Benedicto Crespo-Facorro, Ignacio Mata, Sergi Papiol, Josep Antoni Ramos Quiroga, Marta Ribasés, Cristina Sánchez-Mora y su director científico, Eduard Vieta, se ha indagado en los factores genéticos que contribuyen a los síntomas compartidos por los dos trastornos y a los síntomas específicos de cada trastorno.

Los autores resaltan la importancia del estudio argumentando que “identificar los componentes genéticos que contribuyen a ambos trastornos proporcionará una idea de la biología subyacente a los síntomas compartidos por los dos trastornos; también es importante identificar variantes genéticas específicas de un determinado trastorno y descubrir cómo contribuyen dichas variantes genéticas a síntomas específicos de cara a escoger el tratamiento más adecuado”, explica Vieta.

Para llevar a cabo el estudio, se analizaron datos genéticos de más de 53.000 pacientes (20.129 pacientes con trastorno bipolar y 33.426 pacientes con esquizofrenia) y más de 54.000 voluntarios sanos procedentes de diversos centros a nivel mundial. Como resultado de estos análisis, se hallaron 114 loci implicados en vías sinápticas y neuronales compartidas entre ambos trastornos, de los cuales 32 loci no se habían identificado previamente.

Al comparar los pacientes con esquizofrenia y los pacientes con trastorno bipolar (23.585 vs 15.270, respectivamente) se identificaron 4 regiones genómicas que contribuyen a las diferencias biológicas entre ambos trastornos. También se identificaron múltiples firmas genómicas que se correlacionan entre un trastorno y un síntoma clínico en el otro trastorno. Por ejemplo, se halló que los marcadores de riesgo poligénico para trastorno bipolar (PRS, polygenic risk score, que son una medida cuantitativa de la carga genética individual) se asociaban con la presencia de síntomas maníacos en pacientes con esquizofrenia.

Comentarios
Lo más