El Ayuntamiento impulsa la mejora de la atención a personas sin hogar con la firma de un protocolo de coordinación con entidades sociales

El Ayuntamiento impulsa la mejora de la atención a personas sin hogar con la firma de un protocolo de coordinación con entidades sociales

Alfonso Fernández Mañueco ha destacado que la suma de esfuerzos entre instituciones y la coordinación con las organizaciones sociales hace posible que se mantenga "una completa red de protección social para las personas y las familias que más lo necesitan"

El Ayuntamiento, en colaboración con todas las administraciones y entidades que prestan asistencia y atención a las personas sin techo, ha impulsado la elaboración del Protocolo de Atención Coordinada a Personas Sin Hogar de Salamanca. 

El alcalde de la ciudad, Alfonso Fernández Mañueco, ha destacado tras el acto de la firma de este documento, que ha tenido lugar este jueves, 6 de septiembre, en el Centro de Participación Luis Vives del barrio de Prosperidad, y en el que han participado, además del Ayuntamiento, la Junta de Castilla y León, Cáritas, Cruz Roja, la Asociación para la Ayuda y Rehabilitación de Enfermos Drogodependientes (APARED), el Comedor de los Pobres y la Asociación para el Desarrollo Comunitario de Buenos Aires (ASDECOBA), que la suma de esfuerzos entre instituciones y la coordinación con las organizaciones sociales hace posible que se mantenga una completa red de protección social para las personas y familias que más lo necesitan.

Así, el convenio ha sido firmado, además de por el propio Mañueco, por el secretario general de Cáritas en Salamanca, José María Rodríguez Álvarez; el presidente provincial de Cruz Roja, Jesús Juanes; Enriqueta Luciano Pérez, presidenta de la Asociación de amigos del silencio y la felicidad; por Eloina Gonzalo del Brío, de ASDECOBA; y por la Asociación para la ayuda, prevención y readaptación de personas enfermas y drogodependientes, a través de su presidente Sergio García Martín.

En este sentido, el regidor municipal, ha insistido en que el objetivo fundamental de la firma de este convenio es "coordinarnos mejor, ayudar de manera más eficaz a las personas sin hogar y mejorar los mecanismos de comunicación para ir de la mano y ayudar a estas personas en grave riesgo de vulnerabilidad".

El Protocolo de Atención Coordinada a Personas Sin Hogar de Salamanca favorecerá la puesta en común de recursos y servicios y promoverá la actuación conjunta entre las entidades implicadas para la atención a este colectivo de personas. Establecerá, de igual modo, distintos mecanismos para trabajar en red orientando el trabajo de los profesionales para ofrecer unos servicios de mayor calidad mediante la puesta en común de recursos que reviertan en una mejor atención e incorporación social de las personas sin hogar.

Un protocolo para favorecer la integración y la ayuda

El documento, que se articula en tres fases (detección de las personas sin hogar, acogida y valoración e intervención), prevé la realización de itinerarios individualizados adaptados a las singularidades y necesidades de cada persona. Su objetivo será facilitar a este colectivo el desarrollo final de una vida plena e independiente de las instituciones y su desarrollo estará encaminado a proporcionar alternativas a las personas sin techo, cubrir sus necesidades básicas, favorecer la recuperación de sus competencias personales y sociales, propiciar su inserción social, facilitar el acceso al empleo y prevenir el sinhogarismo a través de una red de recursos por parte de todas las administraciones y organizaciones que han intervenido en la elaboración de este protocolo.

El delegado territorial de la Junta en Salamanca, Bienvenido Mena, ha explicado que "con este protocolo estableceremos mecanismos para trabajar en red y organizarnos para ofrecer unos servicios comunes y mejorar su situación. En esta sociedad compleja en la que vivimos, necesitamos realizar un trabajo de coordinación para que demos respuesta y les apoyemos".

Por último, Jesús Juanes, presidente provincial de Cruz Roja, en representación de las demás organizaciones que han firmado el convenio, ha explicado que las personas sin hogar precisan "de medidas adecuadas a sus particularidades con el fin de atender a sus problemas. El protocolo refleja una realidad que cada día vivimos con estas personas, su especial vulnerabilidad y dificultad para su intervención. El protocolo nos sirve para mejorar en la intervención y en la coordinación de los recursos. Las personas en la calle se encuentran con problemas muy complejos y requieren ser atendidas en las mejores condiciones posibles". 

Comentarios
Lo más