Juzgado por tirar abajo la puerta de una vivienda a patadas y decirle a la Policía que se había equivocado de casa

Juzgado por tirar abajo la puerta de una vivienda a patadas y decirle a la Policía que se había equivocado de casa

Pese a que el acusado no se ha presentado a la vista oral, el juicio se ha celebrado en su ausencia al enfrentarse a una pena inferior a dos años de prisión

Un varón de iniciales J.M.D.R. ha sido juzgado en ausencia en la mañana de este martes, 11 de septiembre, por un presunto delito de daños, después de que accediera a un inmueble de la calle Antonio Espinosa de la capital y, tras llamar repetidas veces a la puerta de una vivienda, la echara abajo violentamente a base de patadas. 

Debido a que una vecina fue testigo de lo que estaba pasando a través de la mirilla de su casa, el hombre emprendió presuntamente la huida, aunque fue interceptado por agentes de la Policía Nacional que llegaron rápidamente en las escaleras del edificio. Allí, según los policías, reconoció haber reventado la puerta porque "se había equivocado de casa".

El juicio se ha celebrado en ausencia del acusado, que no se ha presentado en la vista oral, aunque al enfrentarse a una pena inferior a dos años de prisión ha podido llevarse a cabo. Sin embargo, las personas citadas como testigos —la vecina que llamó a la Policía, la dueña de la casa que en ese momento no se encontraba en la vivienda y los tres agentes que procedieron a su arresto— no han afirmado haber visto cómo el hombre golpeaba la puerta, aunque la vecina ha indicado a la juez que "no le vi la cara, porque le observé a través de la mirilla y estaba de espaldas, pero la puerta antes de llegar él estaba perfectamente y después no tenía bien puestos ni los marcos. Eso sí, no vi como la tiraba abajo porque fue en ese momento cuando acudí a la cocina a llamar por teléfono a la Policía".

Uno de los agentes sí manifestó que el hombre reconoció los hechos al ser interceptado en las escaleras. "Nos dijo que se había equivocado de escalera". 

El juicio ha quedado visto para sentencia con la petición del Ministerio Fiscal de una multa para el acusado de 20 meses a 15 euros; mientras que la defensa solicita la libre absolución, al entender que ninguno de los testigos ha podido acreditar que fuera el acusado el autor de los daños y que sólo un agente ha afirmado que el hombre les había reconocido los hechos, ya que tras su arresto los negó en todo momento.

Comentarios
Lo más