"Voy a coger la herramienta y a pegaros dos tiros": Las tristes frases célebres de 'El Isi'

"Voy a coger la herramienta y a pegaros dos tiros": Las tristes frases célebres de 'El Isi'

Persecuciones, atracos, insultos y amenazas. Un historial que no dejaba de crecer

Isidoro García Carro, 'El Isi', fallecido en la mañana de este lunes, 24 de septiembre, en la prisión coruñesa de Teixeiro, acarreaba un historial, con casi 40 años de edad, repleto de delitos y desplantes a la autoridad, por los que finalmente tuvo que rendir cuenta en los Juzgados y fue condenado.

Entre los más recientes figura, en primer lugar, el asalto que perpetró en compañía de otros compinches en un club de alterne situado en la localidad de Miranda de Azán en el mes de julio de 2013. Un mes después accedió también acompañado a una funeraria de la ciudad, para llevarse la caja fuerte. Antes, en agosto de 2012, fue visto en la urbanización Las Canteras de Villamayor y protagonizó una persecución hasta la calle Oropéndola de la capital, donde fue arrestado al tener vigente una orden de búsqueda y captura por haber maltratado a su mujer, embarazada, pocos meses después de ser puesto en libertad por un delito anterior  

Más tarde, en una madrugada de octubre de 2013 y cuando una patrulla de policía realizaba labores de vigilancia, descubrió que el delincuente se encontraba circulando con un vehículo por las inmediaciones de la calle Mayor de Chamberí. Al percatarse de la presencia policial, 'El Isi' trató de huir teniendo vigente una suspensión del permiso de conducir y, cuando los agentes solicitaron refuerzos, el delincuente les gritó: "Soy Isidoro, venir si tenéis cojones". 

Según la declaración policial de entonces, el ahora fallecido apuntó a los agentes que se congregaron con lo que parecía ser un arma de fuego mientras les espetaba: "Voy a acabar con vosotros, ¿a quién disparo primero, a los de la derecha o los de la izquierda?". Finalmente, el acusado eludió la presencia policial y se refugió en una vivienda cercana.

En 2016 tuvo lugar con él un episodio similar, en el que García Carro se esfumó saltando de tejado en tejado por Chamberí. Tras cuatro años en busca y captura, fue detenido finalmente en junio de 2017 en el barrio de Pizarrales y fue llevado ante la justicia en septiembre, mes en el que aceptó una condena de un año y nueve meses de cárcel por el violento atraco perpetrado al tanatorio y a otros siete meses de prisión más por los graves insultos y amenazas que profirió a los agentes que le perseguían en 2013.

Sorprendentemente, en enero de 2018 fue arrestado otra vez, siendo apresado en el barrio de Buenos Aires tras tratar de escabullirse de los agentes de la Policía Nacional campo a través, ya que tenía dos requisitorias judiciales de ingreso en prisión. Así, tras ser internado en Topas en un módulo en el que compartió pabellón con otros presos peligrosos, fue transferido a una prisión madrileña y posteriormente a la coruñesa en la que ha fallecido.


Comentarios