Autismo España publica una guía para mejorar la información sobre el TEA que desmonta falsas creencias

Autismo España publica una guía para mejorar la información sobre el TEA que desmonta falsas creencias

El Transtorno del Espectro de Autismo (TEA) sí se manifiesta en mujeres, no genera agresividad, no sólo aparece en la etapa infantil, no siempre lleva asociada una discapacidad intelectual y tampoco implica en todos los casos habilidades especiales.

El Transtorno del Espectro de Autismo (TEA) sí se manifiesta en mujeres, no genera agresividad, no sólo aparece en la etapa infantil, no siempre lleva asociada una discapacidad intelectual y tampoco implica en todos los casos habilidades especiales.

Estos son algunos de los falsos mitos recogidos en el manual de estilo 'Cómo abordar el TEA desde los medios de comunicación' publicado por la Confederación Autismo España.

Concretamente, en el documento se advierte de que, aunque el TEA se presenta casi cuatro veces más en varones, el número de diagnósticos en niñas y en mujeres se ha incrementado "de manera significativa" en los últimos años.

"Este cambio de paradigma ha producido un interés creciente en la comunidad científica por aumentar el conocimiento sobre las necesidades, intereses y capacidades de las mujeres con TEA, aunque hasta el momento la investigación al respecto es limitada", subraya Autismo España.

Por ello, la organización ha querido desmentir, en su manual de estilo 'Cómo abordar el TEA desde los medios de comunicación', la "falsa creencia" de que el TEA sólo se presenta en hombres, aunque apunta que el trastorno se da cuatro veces más en los varones.

La falta de información en el ámbito científico provoca, según el documento, "sesgos de género" en la práctica profesional. Así, los diagnósticos en el caso de las mujeres se retrasan aún más que en los hombres, incluso cuando las manifestaciones son evidentes, existiendo un mayor riesgo a que reciban diagnósticos erróneos o poco precisos.

La confederación también desmiente el falso mito de que el TEA sólo se presenta en la infancia, ya que, según asegura, acompaña a la persona a lo largo de toda su vida, lo que implica que hay personas con autismo "en todas las etapas del ciclo vital".

Además, destaca que las personas con TEA no eligen intencionadamente estar solas, sino que "muchas de ellas disfrutan de la compañía de los demás; sienten y se comunican, aunque no todas lo hacen mediante el lenguaje verbal; no siempre llevan asociada una discapacidad intelectual; desarrollan, en ocasiones, un talento excepcional para determinadas actividades.

La agresividad no forma parte del TEA

El manual incide en que la agresividad no forma parte del autismo ni de otras discapacidades de tipo cognitivo. De hecho, la mayor parte de personas con TEA son, según Autismo España, víctimas de situaciones de acoso, burla o agresión por parte de otros, y no quienes llevan a cabo este tipo de comportamientos.

Cómo abordar una entrevista

Por otro lado, el manual recoge una serie de recomendaciones para entrevistar a personas con TEA, como que, si lo desea, el entrevistado esté acompañado por alguien que le de confianza; ser naturales y tratarla de acuerdo a su edad; ser discretos en el contacto físico; establecer un ambiente favorable, informándose con antelación sobre sus necesidades y características; e intentar ceñirse a las preguntas pactadas previamente.

En la misma línea, propone emplear un vocabulario claro y directo; dar tiempo a responder y expresarse con libertad; respetar su forma de comunicarse; parar la entrevista y retomarla más tarde si se advierten signos de cansancio; y ser sensible y empatizar con la persona con TEA.

Aspectos a tener en cuenta

Con el objetivo de hablar y escribir correctamente sobre autismo, el manual destaca la necesidad de contar con la opinión de las personas con TEA y de las organizaciones que las representan; poner el foco en la persona y no en su discapacidad; hacer una divulgación cuidadosa y responsable de las investigaciones; e introducir la perspectiva de género en la comunicación sobre el TEA.

En cuanto al lenguaje, apuesta por emplear el término Trastorno del Espectro del Autismo la primera vez que se hace referencia al trastorno; referirse a quienes forman parte del colectivo como "personas con TEA" y nunca como "autistas"; prohibir el uso peyorativo de "autismo" o "autista"; y no decir que una persona padece o sufre autismo, sino que lo tiene o lo presenta.

Asimismo, aconseja proyectar una imagen positiva y real del colectivo; mostrar a las personas en situaciones de interacción social, no aisladas; visibilizar a las niñas y a las mujeres; y recurrir a imágenes de personas en todas las etapas de la vida.

Los datos de prevalencia del DSM-5, compartidos por Autismo Europa y Autismo España, señalan que hay un caso de TEA por cada 100 nacimientos. Según estas estimaciones, actualmente habría más de 450.000 personas con TEA en España.


Comentarios
Lo más