FÚTBOL - SEGUNDA B

​Punto de mérito de Unionistas en Fuenlabrada (1-1)

​Punto de mérito de Unionistas en Fuenlabrada (1-1)

Los salmantinos aguantaron el aluvión de los madrileños en la segunda parte con orden y dos grandes intervenciones de Molina para sumar un nuevo empate y cinco jornadas sin caer. Ribelles adelantó a los visitantes y Cedric anotó el empate en la primera parte 

No era un partido fácil para Unionistas el de este fin de semana en Fuenlabrada. Los locales tan solo habían visto volar tres puntos del Fernando Torres tras caer en la jornada 7 contra el Pontevedra. Terceros en Liga, buscaban acercarse a la cabeza, al tiempo que Unionistas, que acumulaba cuatro jornadas sin perder, llegaba también en un buen momento queriendo alejar los puestos peligrosos.

En ese 'tú a tú' transcurrió una primera parte muy igualada en la que el Fuenlabrada se vio abajo muy pronto en el marcador. Pese a que eran ellos los que querían llevar la voz cantante con el balón, un balón rechazado de un córner, dio con el centro de Javi Navas a la cabeza de Ribelles, que volvió a batir al cancerbero rival para hacer el primero poco después del minuto diez.

Este gol, además, sentó muy bien a los salmantinos. Les espoleó en defensa, sin apenas dejar resquicios, lo que les permitía buscar el ataque con cierta alegría en las ocasiones en las que el Fuenlabrada no guardaba tanto la posición. Así consiguió varios córneres donde Unionistas creaba el mayor peligro, sin que Biel Ribas, un viejo conocido para los aficionados charros, tuviera que intervenir, eso sí.

Lo mejor, de todas formas, se encontraba en la seriedad blanquinegra a la hora de defender. Incapaces eran los locales de encontrar resquicios por dentro, así que comenzaron a intentarlo por fuera. Solo así consiguieron alguna jugada de ataque también con final a balón parado. Y el córner, ese que en ataque le daba respiro y alegría a Unionistas, se convirtió en verdugo sobre la media hora. Peinó Randy en el primero y Cedric, libre de marca, empujó el balón en el segundo.

El tanto no cambió demasiado el encuentro, aunque el Fuenlabrada, ya con la igualada, pareció tranquilizarse. Tuvo alguna para hacer el segundo, ninguna demasiado clara, frente a unos blanquinegros que sí buscaban el descanso para volver a ajustarse.

Y le salió bien, porque en la segunda parte Unionistas salió con otro ánimo. En los primeros minutos, de hecho, llegó a disputarle y ganarle, incluso, la pelota a los madrileños. Así fue durante los primeros diez minutos en el que el partido volvió a la senda de lo que fue en la primera. Los blanquinegros, ordenados, aunque demasiado retrasados, y buscando la velocidad arriba frente a un Fuenlabrada con la bola pero sin arriesgar demasiado.

Sin embargo, más allá de una carrera vertical por banda de los blanquinegros, la sensación es que tocaba sufrir. Y así fue durante varias ocasiones. Primero con una doble ocasión de Randy y Cata Díaz que rechazó la defensa y luego con una gran parada de Molina a disparo de Hugo Fraile en otra triple oportunidad para hacer gol.

Pese a este primer empuje, Unionistas no se descompuso y logró reordenarse para volver a complicar las cosas al ataque local, el único que podía cambiar el resultado pero Molina tampoco estaba por la labor. De hecho, apenas hubo ninguna ocasión y la que hubo, ya cuando el partido expiraba, la paró el cancerbero en un mano a mano con Cristóbal para salvar un punto para Unionistas en un campo complicado con el que ya acumulan cinco jornadas sin perder. 

Comentarios
Lo más