Los funcionarios de prisiones se concentran ante la 'problemática' de las fechas de sus días de huelga

Los funcionarios de prisiones se concentran ante la 'problemática' de las fechas de sus días de huelga

Instituciones Penitenciarias prohibió un cambio de fechas propuesto, algo que han recurrido. Pese a ello, ya se han reservado otros cuatro días, del 17 al 20 de noviembre, por si fuera necesario

Los funcionarios de prisiones se concentraron este jueves ante la Delegación del Gobierno en Valladolid después de los últimos acontecimientos sobre la huelga anunciada, luego modificada y finalmente prohibida con los cambios propuestos por Instituciones Penitenciarias. 

Concretamente, desde el Centro Penitenciario de Topas acudieron a la ciudad castellana en dos autobuses, y han solicitado una reunión con el Ministro del Interior, a quien culpan de incumplir las promesas realizadas al colectivo y "del bochornoso espectáculo ofrecido por la Administración Penitenciaria en la mesa de negociación", a la que trasladaron una propuesta salarial que retiraron a los tres días desautorizados por el Ministerio de Administraciones Públicas.

De esta manera, después de que se intentaran cambiar los días de huelga, previstos inicialmente para 6, 8, 13 y 15 de noviembre, además de otros dos de octubre ya celebrados, por otros que abarcaban desde el 10 al 13 y la no permisión por parte de la Secretaría General, el Comité de Huelga se reunión para analizar estos hechos y llegar a la conclusión de la desconvocatoria de la misma para posponerla, una vez más, del 17 al 20 de noviembre, si bien el día 13 se mantendrá. 

Esto será así siempre que no se acepte la cautelar que se ha propuesto, como afirman en un comunicado en el que consideran que la Secretaría General ha asumido competencias que no le corresponden al declarar ilegal el cambio de fechas de la huelga. Así, aseguran que esta actuación "ha provocado en los centros una imagen de desconcierto que la Administración utiliza como estrategia para desmovilizar al colectivo penitenciario tras el seguimiento masivo de las dos primeras jornadas de huelga".

Para ellos, la reacción denota, además, "un claro nerviosismo por la medida de juntar los días restantes de la huelga e introducir en los mismos un fin de semana. La estrategia desmovilizadora de la Administración, el esperpento de la comunicación de los servicios mínimos de una 'huelga ilegal' y la presión a la que se somete al colectivo indican, en nuestra opinión, que se acertó con el cambio de fechas".

Por ello, además de recurrir esta decisión y solicitar una medida cautelar, ya que "no se va a jugar con los compañeros y compañeras, por lo que garantizaremos en todo caso la seguridad jurídica de los participantes en las jornadas de huelga", se ha convocado del 17 al 20 por si fuera necesario. 

Por último, también trabajan en la elaboración de varias denuncias penales "por los actos que se han venido sufriendo durante estos días de huelga, que se presentarán lo antes posible". "Estamos en huelga, vamos a seguir en huelga y no vamos a parar hasta que consigamos las mejoras que como colectivo nos merecemos".

Comentarios
Lo más