INCENDIOS FORESTALES

Salamanca registra un 45% menos de incendios en la campaña de 2018 con respecto al año anterior

Salamanca registra un 45% menos de incendios en la campaña de 2018 con respecto al año anterior

Hasta el 31 de octubre, se han producido en la provincia salmantina 159 incendios, de los que 121 fueron conatos, que calcinaron una superficie total de 419,92 hectáreas, ocho veces menos que el pasado año cuando se quemaron 3.553,38 hectáreas

Tras finalizar la época de riesgo alto de incendio, es momento de hacer balance y cabe destacar que la campaña de incendios forestales de este año ha sido especialmente buena, tanto a nivel regional como provincial. Salamanca ha registrado un total de 159 incendios desde enero hasta el 31 de octubre de este año, lo que supone un 45,36% menos que en el mismo periodo del 2017, cuando se produjeron un total de 291 incendios.

Del total de los incendios registrados en lo que va de año, 121 fueron conatos, es decir, en el 76,1% de los casos la superficie quemada ha sido inferior a una hectárea. Mientras, en el mismo periodo del año pasado, el porcentaje de conatos fue del 67,7%, es decir, 197 de los 291 incendios registrados.

En cuanto a la superficie quemada, también se ha reducido considerablemente en el último año. Así, según los datos aportados por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, los 159 incendios producidos en la provincia de Salamanca durante los diez primeros meses han calcinado una superficie total de 419,92 hectáreas, de las que 90,42 hectáreas han sido de arbolado, 209,36 han sido de matorral y 120,14 hectáreas fueron de pasto.

En comparación con el pasado año, hasta el 31 de octubre de 2017 los 291 incendios producidos calcinaron un total de 3.553,38 hectáreas, ocho veces más que la superficie afectada este año. Así, el año pasado, de la superficie afectada 809,93 hectáreas fueron de arbolado, 1.544,72 hectáreas fueron de matorral y 1.198,73 fueron de pastos.

Sin incendios significativos en lo que va de año

No se ha producido ningún incendio con nivel según Infocal en la provincia de Salamanca en lo que va de año. Mientras, a estas alturas, en 2017 se habían producido dos incendios significativos en la provincia de Salamanca. El 25 de enero en Candelario que arrasó una superficie de 516,6 hectáreas, y otro en Aldeadávila de la Ribera, el 17 de julio, que permaneció activo diez días y calcinó más de 400 hectáreas.

Además, el incendio producido en la zona de Puente del Congosto, el 24 de agosto, afectó a más de 2.000 hectáreas entre las provincias de Salamanca y Ávila.

Debido al riesgo de incendio, la campaña, que normalmente finaliza a finales de septiembre, se prolongó hasta el 19 de octubre, y a pocos días de que terminara, el 16, Pereña fue el foco de un peligroso incendio declarado nivel 2 por el riesgo de afección a la población de Villarino.

Sin embargo, este año la época de riesgo alto de incendio finalizó, como estaba previsto, el 30 de septiembre y se estableció el riesgo medio hasta el 11 de octubre.

Un operativo coordinado en la lucha contra incendios de Castilla y León

El operativo de este año, dirigido de forma coordinada desde los diez centros de mando, ha desplegado la totalidad de sus medios en la época de peligro alto llegando a contabilizar 4.369 profesionales forestales, 31 medios aéreos ubicados en Castilla y León -21 helicópteros de la Junta, y cinco helicópteros y cinco aviones del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación-, 202 cuadrillas terrestres y helitransportadas, 307 autobombas y vehículos pick-up, 29 retenes de maquinaria y bulldozer, 210 puestos y cámaras de vigilancia, y un avión no tripulado del Ministerio de Defensa.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente ha recordado que se han incorporado mejoras tecnológicas y organizativas entre las que está la modernización del Centro Provincial de Mando de León, la renovación de cuatro torres de vigilancia en la provincia de Ávila, la mejora de los equipos de protección individual y la implantación de un doble turno de las cuadrillas, que trabajarán también por la noche.

Asimismo, se han incorporado nuevos dispositivos, que facilitan información a los directores de extinción a la hora de la toma de decisiones; un nuevo módulo de mensajería para las administraciones públicas que permite realizar un seguimiento de medios y recursos de extinción y que crea de forma automática grupos de trabajo para una gestión conjunta; una mejora en el sistema de perimetración, que permite una mayor precisión en las mediciones, y la mejora de la aplicación informática de seguimiento de incendios forestales.

Finalmente, ha destacado la mejora efectuada por la reciente modificación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT)RPT del personal laboral fijo discontinuo, en base al Acuerdo alcanzado el pasado mes de junio para la creación de 74 puestos de trabajo en todas las provincias; se amplía el operativo en las provincias de Zamora, León y Soria; se crean nueve puestos de operadores a tiempo completo en los CPM; y se amplía el tiempo de prestación de servicios de 116 puestos de trabajo de autobombas.

Estas mejoras tendrán su continuidad a través de las oportunas modificaciones de la RPT, en los años 2019 y 2020.

Comentarios