El primer gran goleador del Real Madrid que dejó el fútbol para estudiar Medicina en la Universidad de Salamanca

El primer gran goleador del Real Madrid que dejó el fútbol para estudiar Medicina en la Universidad de Salamanca

Jaime Lazcano (1909-1983) fue el jugador que marcó el primer gol del Real Madrid en la Liga. Futbolista de otra época, fue una persona muy inquieta en lo intelectual. En la cúspide de su carrera y popularidad, con 25 años, tomó la decisión de dejar el fútbol y trasladarse a la capital del Tormes para acabar sus estudios de Medicina. Se dice que también llegó a jugar unos partidos en la UDS

A comienzos del siglo XX, el fútbol no tenía nada que ver con el actual. Era un deporte incipiente para la atrasada España de la época, que se introdujo en el país a través de trabajadores inmigrantes británicos, primero en Huelva, Jerez de la Frontera y Vigo y, más tarde, en el resto de la península. No es de extrañar que el protagonista de esta historia no supiera lo que era el fútbol hasta que cumplió los 11 años.

Jaime Lazcano Escolá nació en Pamplona en 1909 y, desde tierna infancia, comenzó a jugar a la pelota vasca. Sin embargo, con 11 años y pasando un verano en Hondarribia, conoció el fútbol y se enamoró de él. Los directivos de Osasuna vieron algo en aquel chico porque le dieron la oportunidad de jugar. Debutó en un partido contra el histórico Arenas de Getxo, siendo marcado por Laña, al que apodaban como El Enterrador, debido a su juego más que violento.

Acostumbrados ahora a las grandes estrellas del fútbol, los jugadores de entonces eran muy distintos, ya que se trataba de un deporte amateur, por lo que tenían otros quehareces y la práctica del ahora deporte rey estaba en un segundo plano. A la par que comenzaba a desarrollarse como futbolista, Lazcano se fue convirtiendo en una persona muy inquieta en lo intelectual. A los 15 años escribió su primera obra teatral. No dejaría de hacerlo, ya que a lo largo de su vida redactó obras como El Astrágalo, Lujuría o Amar es vivir, que estrenó en las temporadas de verano en el Teatro Carlos III de San Lorenzo de El Escorial. De hecho, ya en el Real Madrid, recibía algunos curiosos improperios de la afición rival. Le insultaban irónicamente al grito de "¡dramaturgo!".

Pero a la par que su carrera deportiva despegaba definitivamente en Pamplona, Lazcano comenzaba sus estudios universitarios de Medicina en Zaragoza, ciudad en la que residía, trasladándose a la capital navarra sólo cuando había partidos, porque por entonces no había concentraciones. "Lo único que me pagaba Osasuna eran los viajes en tren de Pamplona a Zaragoza y vuelta, y también la merienda, por lo que me daba 100 pesetas cada vez que iba a jugar", contó Jaime Lazcano en una entrevista concedida ya retirado a Radio Nacional de España.

El niño de los Caracoles

Dicen las crónicas de la época que el navarro era un extremo derecho muy rápido, valiente y encarador, de excelente condición física, con un magnífico disparo y dotado de gran técnica individual. Tres años en Osasuna bastaron para que el Real Madrid le fichara por 10.000 pesetas. En 1928, con 19 años y ya en la capital de España, fue apodado El niño de los caracoles por su pelo negro y ensortijado. Lazcano tuvo el honor de marcar el primer gol del Real Madrid en la Liga, el 10 de febrero de 1929 contra el Europa. Acabó el encuentro con cuatro goles en su haber. 

Real Madrid 1929

Con el equipo blanco jugó 147 partidos oficiales y marcó 82 goles, logrando las dos primeras Ligas del club. Su rival favorito fue el Barcelona, al que le anotó 8 tantos en 9 partidos. Lazcano también fue 5 veces internacional con la selección española, llegando a jugar un histórico partido contra Inglaterra en 1929, en una memorable tarde en la que los españoles ganaron 4-3 a los inventores del fútbol. 

A partir de 1932 comienza a jugar mucho menos en el Madrid, pero todo tenía una explicación. Lazcano tenía muchos exámenes y se pasaba los días estudiando las asignaturas de la carrera de Medicina. Además, por las tardes acudía a una clínica donde le permitían mirar. Con 25 años y en la cúspide de su popularidad tomó la decisión de abandonar el Real Madrid, algo que no le gustó nada a Santiago Bernabéu, que lo tenía en muy alta estima. El joven se mudó a Salamanca, con el fin de acabar sus estudios universitarios para dedicarse en exclusiva a la profesión médica. Acabó la carrera en 1934 y se dice que incluso llegó a formar parte de la Unión Deportiva Salamanca unos cuantos partidos, pese a que no existen registros oficiales de su paso por el equipo de El Calvario. 

Con los ahorros que logró con el fútbol puso una clínica en Madrid, en la calle General Ricardos. La Guerra Civil truncó sus deseos de ampliar su clínica. Años después presidió la Federación de Pelota en 1963 y tiempo después fundó en Madrid, junto con su hermano José Luis, que era sacerdote, el club Apóstol Santiago, una escuela deportiva dedicada a fomentar el deporte entre los más jóvenes que a día de hoy es una curiosa y elitista fundación ubicada en el barrio de Salamanca. Jaime Lazcano falleció el 1 de junio de 1983.

Lazcano4


Comentarios
Lo más