Los más pequeños podrán hablar por videollamada con los Reyes Magos a través de una aplicación

Los más pequeños podrán hablar por videollamada con los Reyes Magos a través de una aplicación

Los Reyes Magos de Oriente se cuelan en las pantallas de los móviles y tablets esta Navidad. Gracias a la app Reyes Magos es posible que los niños hablen con los Reyes en tiempo real a través de videollamadas. Detrás de cada Rey se encuentran los padres con voces distorsionadas. Así, no son descubiertos y pueden disfrutar de las reacciones de sus hijos.

La aplicación móvil ‘Reyes Magos’ apuesta por la magia de la Navidad con el primer sistema con el que los niños viven una experiencia real hablando con los Reyes Magos a través de dispositivos. Los tres magos más famosos de todo Oriente se cuelan en los hogares para escuchar atentamente las confesiones de los niños cuando se empieza a acercar la gran noche de Reyes el 5 de enero.

A través de una videollamada en tiempo real, los niños contactan con Melchor, Gaspar y Baltasar. Al otro lado de la llamada se encuentran los familiares de los niños, los cuales asumen el papel de Rey Mago manteniendo una conversación en directo con ellos. Así, pueden ver en todo momento las reacciones de los pequeños contagiándose también de su ilusión.

Los niños eligen a su Rey Mago favorito e interactúan con él sin tener que esperar a la tarde del día 5 de enero para acudir a la Cabalgata. La tecnología que ha implantado Reyes Magos permite que Sus Majestades descansen por un rato de envolver regalos y mantengan una conversación con los niños a través de la pantalla del móvil o tablet. Gracias a la app, los niños no descubren que detrás de los Reyes Magos se encuentran los padres, ya que se distorsiona la voz y los niños escuchan la misteriosa y mágica voz de Melchor, Gaspar o Baltasar.

Con Reyes Magos, los niños se aseguran de que la carta de regalos y deseos llega a su destino e incluso pueden “negociar con los Reyes” la carta permitiendo que los padres participen viendo la reacción de sus hijos y contestando desde el otro lado a las dudas más inocentes. Además, las videollamadas se quedan grabadas para que la familia pueda guardar el recuerdo para siempre. 

Comentarios
Lo más