Noveno año consecutivo de caída de población en la provincia y decimocuarto en la capital: Seis personas menos al día

Noveno año consecutivo de caída de población en la provincia y decimocuarto en la capital: Seis personas menos al día
Noveno año consecutivo de caída de población en la provincia y decimocuarto en la capital: Seis personas menos al día

La pérdida de población es más grande si se coge como referencia el 2009. Hasta siete personas ha perdido la provincia desde entonces. Actualmente, las personas censadas en la provincia llegan a 331.473, mientras que en la capital suman 143.978

Como ya es tradición, junto con la Navidad toca lamentar uno de los principales problemas que acusa la provincia. El Instituto Nacional de Estadística hizo público a principios de año las cifras correspondientes al padrón por municipios, del que destaca una nueva pérdida de población en el conjunto de la provincia. 

Así, el número de empadronados en algún municipio de la provincia era de 331.473 a 1 de enero de 2018, datos ya oficiales. Esto supone una pérdida de 2.130 personas, que se suman a los de años anteriores. Casi seis personas por día que perdió la provincia durante 2017. 

Con esta ocasión, ya son nueve consecutivas en las que la provincia ha sufrido un descenso de su población. Y es que hasta 2009, las subidas y bajadas eran constantes. De hecho, ese mismo año, el número de empadronados superaba los 354.000 en el mejor dato de la serie histórica, que finaliza en 1998. 

Desde entonces, continuas caídas de población, que llevan hasta la cifra más baja de la misma serie histórica. Son, en total, 23.135 personas menos en nueve años lo que, llevado a la misma cifra por día, suponen más de siete personas por día los que a día de 1 de enero de 2018 no están empadronados comparados con el mismo día de 2009. 

Capital

La ciudad de Salamanca, que alberga más de una tercera parte de los habitantes de Salamanca, con 143.978 a 1 de enero de 2018, ha seguido los mismos pasos que el resto de la provincia e, incluso, predijo lo que acabaría pasando. 

De hecho, si la población en la provincia cae desde 2009, en Salamanca lo hace desde el 2004. En total son ya catorce años consecutivos de descenso desde los más de 160.000 de 2004. La pérdida, por tanto, es de 16.437 personas censadas. 

En el último año esta ha sido de 458 personas, mientras que desde 2009 ha llegado hasta casi los 12.000, prácticamente la mitad de la totalidad de la provincia. 

Comentarios
Lo más