La Audiencia juzga a una sofisticada banda que distribuía droga en Salamanca en un taxi y en una ambulancia

La Audiencia juzga a una sofisticada banda que distribuía droga en Salamanca en un taxi y en una ambulancia
Efectos y droga intervenida en la operación de diciembre de 2016
La Audiencia juzga a una sofisticada banda que distribuía droga en Salamanca en un taxi y en una ambulancia

El Ministerio Fiscal solicita para cuatro acusados una pena de 4 años y 6 meses de prisión y el pago de 36.000 euros de multa; mientras que para el quinto la condena podría ascender a 6 años de reclusión ya que es reincidente

La Audiencia Provincial de Salamanca juzgará este martes, 15 de enero, a los presuntos miembros de una sofisticada banda que distribuía droga en Salamanca, en muchos casos, a través de un taxi propiedad de uno de los acusados, que trabajaba como taxista en la ciudad y que, en otras ocasiones, también era conductor ocasional de ambulancias y utilizaba el vehículo sanitario para el menudeo.

Los acusados son F.G.L., J.A.S.G., M.A.S., C.L.R. y D.F.M.M., tres de ellos españoles y dos colombianos, y todos sin antecedentes salvo D.F.M.M., que ya fue condenado por tráfico de drogas a tres años de prisión. El Ministerio Fiscal solicita para los cuatro primeros, por tanto, una pena de 4 años y 6 meses de prisión y el pago de 36.000 euros de multa; mientras que para el último la condena podría ascender a 6 años de reclusión.

La operación policial que acabó con la banda se desarrolló en diciembre de 2016, aunque comenzó tres meses antes, dentro de las labores de prevención del consumo y tráfico de drogas en la ciudad. Los agentes pudieron determinar que la banda era "muy activa" y conocieron la estructura del grupo y el rol que desempeñaba cada uno de los integrantes.

Los agentes realizaron cinco entradas y registros en domicilios, tres en Salamanca y otro en un chalé de Santa Marta de Tormes, además de en una nave en la calle Brasil del polígono industrial Los Villares en la que vivía uno de ellos. El resultado fue la detención de los ahora acusados, siendo intervenidos el vehículo taxi utilizado para el menudeo, 3.470 euros, 89 gramos de cocaína, 5,4 gramos de hachís, 19 gramos de marihuana y 641 gramos de sustancia para el corte y mezcla con la droga. También teléfonos móviles, una pistola de gas de balines, una pistola táser, además de balanzas de precisión y efectos y documentos con anotaciones que permitieron relacionar los efectos intervenidos, según la Policía, con la actividad de narcotráfico.

Comentarios
Lo más