Cáritas Diocesana Ciudad Rodrigo atendió en 2018 a más de 1250 personas con el programa de 'Acogida'

Cáritas Diocesana Ciudad Rodrigo atendió en 2018 a más de 1250 personas con el programa de 'Acogida'
Maribel Yugueros y María Ollanquindía
Cáritas Diocesana Ciudad Rodrigo atendió en 2018 a más de 1250 personas con el programa de 'Acogida'

Más de 357 familias, priorizando las ayudas a familas las necesidades de vivienda 

Cáritas Diocesana Ciudad Rodrigo atendió en 2018 a más de 1250 personas y 357 familias, en el servicio de 'Acogida'. Las ayudas a familias se han repartido priorizando las necesidades vinculadas con la vivienda (41,65%), formación (25,49%), alimentación (15,41%), salud (6,10%), transporte (4,54%), libros y materiales escolares (3,75%), jurídico y legal (2,05%) y ropa (1,01%). 

Según destacó la delegada diocesana, María Ollanquindía, "Caritas apuesta por un modelo centrado en la persona para ofrecer el mejor servicio a las situaciones de fragilidad y sufrimiento", con la finalidad de que “las familias en situación de vulnerabilidad, de manera normalizada puedan realizar su compra “. También ha subrayado la "transmisión intergenaracional de la pobreza, basándonse en un estudio de la Fundación FOESSA, de forma que “las crecientes dificultades que tiene una generación que ha vivido su infancia en un hogar en situación de pobreza para revertir esa dinámica y ascender en el estatus socioeconómico”. Y ha animado “a formar parte del compromiso a aportar tiempo y generosidad para mejorar la calidad de vida de quienes más lo necesitan, y también aportación económica por pequeña que sea porque al sumarse a los demás se mejora el mundo.”

En relación al servicio de Acogida y las familias atendidas, la directora de Cáritas Diocesana Ciudad Rodrigo, Maribel Yugueros, destacó que "la recuperación no llega por igual a los lugares en riesgo de exclusión, que aun teniendo empleo es difícil salir de la situación que se encuentran", al no ser el empleo ya "un elemento de integración" y haberse perdido "derechos fundamentales" y no contribuir a resolver las pobrezas graves el sistema de protección social. 

Ha señalado cuatro colectivos "especialmente vulnerables": mujer, menores y jóvenes, familias numerosas y monoparentales y los inmigrantes, que además pueden ser víctimas de racismo. Ante esta situación, Yugueros ha reivindicado "como mecanismos de inclusión social la educación y la familia y redes vecinales y de amigos. Se trata de cuidar, atender a una sociedad desligada, que destruye vínculos de comunidad. Todos estamos invitados a vivir de forma comprometida porque nuestro compromiso mejora el mundo". 

Comentarios
Lo más