El Partido Popular de Salamanca muestra su rechazo a unos Presupuestos Generales del Estado "populistas" y que son "una burla y estafa para los salmantinos"

El Partido Popular de Salamanca muestra su rechazo a unos Presupuestos Generales del Estado "populistas" y que son "una burla y estafa para los salmantinos"
María Jesús Moro, José Antonio Bermúdez de Castro y Bienvenido de Arriba

Los parlamentarios por Salamanca en el Congreso de los Diputados han comparecido este martes en rueda de prensa para hacer una valoración de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) presentados por el Gobierno para este 2019.

Unas cuentas que, en opinión de José Antonio Bermúdez de Castro, no cuentan con “ninguna credibilidad” y que, además generan muchas dudas entre todos los expertos económicos. Así, ha comparado su fiabilidad al CIS de Tezanos, asegurando que estos PGE están “llenos de engaños y de trucos que iremos conociendo en los próximos meses”.

En opinión del parlamentario popular, las estimaciones cuentan con “unos gastos infravalorados y unos ingresos sobreestimados”, lo que provocará un ajuste que pagarán todos los españoles, especialmente las clases medias, a base de “subida de cotizaciones y de impuestos y de más deuda”.

Así, considera que este es “el peor camino” para consolidar la recuperación económica. De hecho, cree que con estos PGE se volverá a la crisis “que tanto nos ha costado superar”, y aludió a las cifras desde que gobierna Pedro Sánchez para advertir de la desaceleración que se está produciendo. “Estamos ante el menor crecimiento de los últimos cinco años, y el propio Gobierno ha admitido que se crearán 160.000 empleos menos que en 2018”, relató.

Igualmente, Bermúdez de Castro recordó que las principales medidas sociales presupuestadas por el Gobierno en estos presupuestos, como la mejora de las pensiones, el aumento de sueldo de los funcionarios o la equiparación salarial entre Policía Nacional y autonómicas, “ya fueron medidas aprobadas por el Gobierno del Partido Popular” en los últimos meses de Mariano Rajoy, y que su aplicación no necesita de aprobación de nuevos presupuestos.

“Cuando se tiene credibilidad y la economía crece, se pueden hacer mejoras sociales y a la vez bajar los impuestos”, continuó Bermúdez de Castro haciendo referencia a “lo que hizo el PP”, si bien “aumentar el gasto social a costa de subir la deuda y los impuestos de la clase media” es “la vieja receta de la izquierda”, afirmando además que siempre terminan con los mismos resultados, motivo por el que ha mostrado su total rechazo a los Presupuestos Generarles del Estado.

Estos presupuestos “dan la espalda a la provincia de Salamanca”

José Antonio Bermúdez de Castro continuó calificando la política del Gobierno como “sin rumbo y que navega a la deriva que marcan los populistas e independentistas”, y precisamente los presupuestos están hechos para contentar a estas fuerzas, motivo por el que Cataluña es “la comunidad autónoma que más incrementa las inversiones”.

Algo contrario a lo que ocurre en la provincia de Salamanca, según detalló el parlamentario popular, relatando que “si estos presupuestos son malos, para Salamanca son aún peores, dan la espalda a nuestra provincia”.

Así, por lo que han podido conocer, el nivel de inversiones disminuye respecto al pasado año, que ascendió hasta los 86,5 millones de euros. “En estos PGE apenas superan los 80 millones de euros”, explicó Bermúdez de Castro, motivo por el que “disminuyen, cuando en el conjunto de España las inversiones aumentan”.

Como ejemplo, el diputado salmantino concretó que infraestructuras como el enlace de Buenos Aires no aparecen en los presupuestos, pese a que el proyecto está previsto que se termine en mayo. “El PSOE de Salamanca tendrá algo que explicar sobre esta obra tan importante para el municipio de Salamanca”, aseveró Bermúdez de Castro.

El popular también lamentó que los presupuestos “reflejan algo que ya nos temíamos y que ya advertimos, que muchas inversiones previstas para 2018 no se han ejecutado”, lo que supone “una burla y estafa para los salmantinos”, ejemplificando que de los 31,5 millones previstos para la electrificación ferroviaria sólo se han ejecutado 6,2 millones, mientras que de los 3,1 millones de euros para eliminar los pasos a nivel “no se ha ejecutado ninguno”.

“No hablamos de pequeñas partidas, sino muy relevantes”, prosiguió Bermúdez de Castro, por lo que pedirán próximamente explicaciones al respecto, “porque eso es defender Salamanca”. A los populares no les valdrá la excusa de culpar al anterior Gobierno y hablar de problemas administrativos, y lamentan que o bien se retrasen la ejecución de las obras o se dejen partidas a deber, “una costumbre del PSOE”.

Eso es “la diferencia del compromiso con Salamanca, puesto que para nosotros es prioritaria y cumplimos, mientras que el PSOE da la espalda”.

Unas cuentas que no mejoran la justicia salmantina ni favorecen a la USAL

María Jesús Moro centró su intervención en hablar sobre los ámbitos de justicia y de universidad. Sobre el primer campo, la diputada charra lamentó que cuando la ministra era fiscal, “peleó en su momento por reivindicaciones en la justicia”, mientras que ahora “ni cumple ni está junto al personal de justicia”, como demuestra la disminución de las partidas para la modernización de la justicia.

Respecto a Salamanca, la popular aseguró que no saben qué han hecho con el incremento presupuestado en 2018, que era “el más importante en los últimos ocho años”. Unas partidas que estaban destinadas a la creación y remodelación de juzgados, pero que durante el año pasado no se han hecho.

“En Vitigudino siguen en un trámite interminable”, y además este año se les reduce el reparto de partidas y se difiere en el tiempo, por lo que no parece que termine durante este año; mientras, “en la Audiencia Provincial no sabemos cómo está esa remodelación”, afirmó María Jesús Moro.

Sobre la Universidad de Salamanca, la parlamentaria alabó en un primer momento la creación de un Ministerio dedicado a en exclusiva. “Prometía mucho, pero no han hecho nada por las universidades ni por la ciencia”, relató, detallando que las partidas anunciadas no se han consolidado.

Eso sí, el Estudio salmantino “recibirá, gracias a las últimas enmiendas que incorporamos con el gobierno de Rajoy, 900.000 euros”, que irán destinados a la Oficina del VIII Centenario, puesto que el anterior presidente del Gobierno se comprometió con Ricardo Rivero a conservar esa partida mientras permanezcan los beneficios fiscales.

“El despilfarro lo pagaremos todos los salmantinos en forma de gastos”

Por su parte, Bienvenido de Arriba tildó a Sánchez de “doctor de la mentira” y consideró que los presupuestos “no son sociales, sino socialistas y populistas” y que conllevan un despilfarro en el gasto “que pagaremos todos los salmantinos en forma de impuestos”.

Así, consideró que se está yendo en el camino contrario al que marcó el Partido Popular y al de los países del entorno de España, lo que provocará que “las empresas pierdan competitividad además de puestos de trabajo”, volviendo así “a una política del pasado” con políticas más propias “del ‘Zapaterismo’”.

Además, Bienvenido de Arriba lamentó que el PSOE alardeé de políticas sociales cuando “las partidas en Sanidad suben menos que otros años y no atiende las demandas de los profesionales del Sistema Nacional de Salud”, y también les recordó que fueron ellos los que se levantaron de la mesa del Pacto por la Educación y ahora destinan una décima parte de lo que exigían.

“Estamos retornando a una política más intervencionista que dañará nuestra economía”, sentenció Bienvenido de Arriba, evocando a la destrucción de la inversión y del empleo como políticas contrarias a la construcción del estado social, y categorizó los presupuestos de una “irresponsabilidad socialista” que castiga a los ciudadanos con los impuestos “y que miran a las próximas elecciones y que no mejoran la vida de los salmantinos”.

Desde el PP esperan que no avancen más allá de febreros

José Antonio Bermúdez de Castro explicó que, en la segunda semana de febrero, el Partido Popular presentará una enmienda a la totalidad de rechazo, momento en el que esperan que no salgan adelante, puesto que serían “dañinos” para “el conjunto de los españoles”. 

Comentarios