​La Plataforma por la Defensa de la Sanidad Pública en Salamanca anima a acudir a la Marea Blanca de este sábado: “Estamos peor que el año pasado, la Atención Primaria está de pena”

​La Plataforma por la Defensa de la Sanidad Pública en Salamanca anima a acudir a la Marea Blanca de este sábado: “Estamos peor que el año pasado, la Atención Primaria está de pena”
Diego y Regina en la rueda de prensa

La Plataforma por la Defensa de la Sanidad Pública en Salamanca ha dado una rueda de prensa en la que han invitado a todos los charros a acudir a la Marea Blanca que tendrá lugar este sábado en Valladolid donde volverán a reivindicar una vez más que la Consejería de Sanidad está destruyendo el servicio público con el ánimo de privatizarlo, por lo que pedirán nuevamente la dimisión de Antonio María Sáez-Aguado.

Por parte de la Plataforma han estado sus portavoces, Regina Moreiro y Diego Castro, quienes han recordado que todos los interesados e interesadas en acudir a la manifestación todavía tienen tiempo de apuntarse en los autobuses, que saldrán a las 9:30 horas desde la plaza de Gabriel y Galán y volverán desde Valladolid a eso de las 14:30 horas.

De momento tienen previstos unos cinco, aunque esperan que sean finalmente “siete u ocho, como el año pasado”, apuntó Regina Moreiro, quien detalló que para reservar plaza sólo hace falta llamar a Fevesa (923 21 17 49).

La portavoz de la Plataforma por la Defensa de la Sanidad Pública en Salamanca hizo hincapié que las reivindicaciones principales que mostrarán será que “el medio rural cada día está peor, faltan médicos y cada día hay más problemas”, algo que “no se puede consentir”, lamentando que “la Atención Primaria está de pena en Salamanca”, con listas de espera de hasta 15 días.

Esto se debe a que Regina Moreiro recibió este miércoles un caso de una persona que había pedido cita con su médico de familia en el Centro de Salud de Pizarrales y le habían dado para el próximo 5 de febrero, por lo que si ese es el reflejo de la Atención Primaria, que es la primera atención sanitaria, todo va mal.

Listas de esperas maquilladas y falta de presupuesto en la Sanidad

Regina Moreiro también concretó que las listas de espera publicadas la semana pasada, tanto en especialistas como en operaciones, “están maquilladas”, y que lo que dice el consejero “no es verdad”, reiterando que además “faltan camas porque están cerradas, sobre todo los fines de semana”.

También ejemplificó que hay mucha gente que se pasa horas en consultas de especialistas porque deben volver a su casa en ambulancias (al residir en otros municipios) “y pueden tardar horas, algo que no es ni medio normal”.

Asimismo, reclaman más presupuesto en Atención Primaria, porque poco a poco los aparatos que se utilizan van estropeándose, como ha ocurrido en muchos centros de salud de Salamanca con el que se usa para espirometrías, que en Pizarrales “lleva casi un año estropeado” y no lo arreglan con la excusa de que van a traer uno nuevo, “y es mentira”. Además, “si te derivan al hospital, colapsamos el servicio”, insistió Regina Moreira, quien hizo ver que también en infraestructuras se advierte un déficit importante.

“Seguimos igual, por no decir peor, que el año pasado”, pese a que el consejero repite que “ha mejorado, y no sé por dónde lo ven”. A ello se le añade que muchos profesionales sufren “contratos basuras ya sea por horas, por días, de cinco días a la semana…”. Otra de las reivindicaciones de la Marea Blanca será, como no podía ser otra, la construcción del Centro de Salud del Zurguén.

“La Atención Primaria ha empeorado, y también la Especializada”, sentenció Regina Moreiro, quien se mostró crítica con los tiempos de espera: “Cada vez tardan más en llamarte. No te dan cita y, cuando preguntas, resulta que te han citado hace un mes y no te ha llegado”, lamentó, explicando que esta es otra forma de maquillar las listas de espera.

“El consejero miente más que habla”

Diego Castro también se mostró muy duro contra el consejero, de quien aseguró que “miente más que habla”, pareciéndole de vergüenza que “pueda hablar sin sonrojarse” cada vez que da datos de lista de espera.

Ese es uno de los puntos de las reivindicaciones de Castilla y León, donde “la problemática es similar aunque cada provincia tiene sus peculiaridades”. Eso sí, “en Salamanca somos un año más campeones en las listas de espera”, admitió con sorna.

Así, insistió en que “es falso que se hayan reducido las listas”, porque los últimos datos arrojaban datos positivos comparados con el verano, “cuando crece siempre la lista porque baja la asistencia de profesionales” y es justo después, cuando estos se reincorporan, cuando se reduce de inmediato, “pero no en la dinámica anual de los tiempos”.

Muchas de las operaciones y consultas de traumatología y oftalmología siguen contando con 18 meses de espera, y “estamos peor en el Hospital, porque dicen que se han creado puestos de trabajo y es falso”, rebatiendo que en el último año han desaparecido 50 puestos de trabajo en la provincia “y el consejero dice que se han creado dos”.

“Estamos en una situación realmente aberrante. Pedimos la dimisión de este señor aunque le queden tres meses”, prosiguió Diego Castro, porque “no han hecho nada, y cada vez que han hecho algo ha sido para empeorarlo”.

“Han echado a los médicos de Castilla y León y de España con contratos de mierda”

El portavoz de la Defensa por la Sanidad Pública en Salamanca también reflejó que si no hay médicos hoy en día es “porque los han echado de Castilla y León con contratos de mierda”. No sólo de la Comunidad, sino que de toda España, por lo que hoy en día faltan profesionales, pese a que es la Administración quien decide el número de estudiantes, el número de plazas MIR que hay y “quien mejor sabe qué va a necesitar dentro de cuatro, cinco o diez años”.

Así, reflejó que se sabe con antelación los planes que se han de llevar y las jubilaciones previstas en los siguientes años. “Sé las necesidades, y decir que no hay médicos es una auténtica barbaridad, pero no es casualidad, sino que es algo preparado para privatizar el sistema sanitario”, algo que logran “haciéndolo deficitario”.

“Los médicos de área son una gran maniobra para acabar con la Atención Primaria de calidad en los entornos rurales”

Tras ellos, dio su visión personal Mercedes Martín, que es médica de área en Salamanca y que calificó lo que hace la Consejería de “una gran maniobra para acabar con la Atención Primaria de calidad”, ya que dichos profesionales están “a disposición de la Gerencia Provincial para trabajar en función de las necesidades cuantitativas, pero no según las necesidades cualitativas de los pacientes”.

“Si eso sigue así, muchas personas dejarán de tener su propia enfermera y su propia médica de familia, y dejarán de ser valorados de forma íntegra”, lamentó Mercedes, quien hizo ver que también es perjudicial para los profesionales porque “terminamos trabajando en plazas de área precarizadas y desvalorizadas después de décadas de formación y una oposición muy dura”.

Esto provoca dos cosas: o que bien los profesionales se marchen “porque quieren trabajar en otras funciones” o bien que el consejero pacte una “recolocación irregular donde sí pueden atender a pacientes fijos, con cupos fijos”, tal y como pasó recientemente.

Además, insistió en que los profesionales de área muchas veces “exceden sus jornadas laborales y a no descansar tras 24 horas de trabajo, que va contra la normativa nacional y europea, para garantizar la asistencia rural”. Es decir, que son “los profesionales con su esfuerzo” lo que permiten que la población siga siendo atendida, y no lo es “porque a la Gerencia le interese lo más mínimo los pacientes o su calidad”.

“La salud de la gente depende de un médico y de una enfermera”

Regina Moreiro también incidió en que se está dando un problema “grande de gestión y de personal” en los centros de salud de la capital, puesto que muchas veces cuando un doctor enferma o se coge vacaciones “no le ponen sustituto, sino que los pacientes van repartidos entre el resto que pasan consulta”, llegando a tener un médico hasta 80 pacientes.

Por ello, recordó que “la salud de la gente depende de un médico y de una enfermera”, y cree que estamos sufriendo las consecuencias de una mala gestión que ha provocado que la Atención Primaria, que es el primer nivel asistencial, “tenga una sobrecarga y una falta de programación”.


“Si el consejero ejerciese de médico, habría que ver si trabajaría en estas condiciones, porque es muy fácil verlo desde el despacho”, sentenció.

Comentarios