VILLAMAYOR

El equipo de Gobierno de Villamayor, contra las cuerdas por la inseguridad y los problemas en servicios básicos

Pleno celebrado en Villamayor este lunes 28
El equipo de Gobierno de Villamayor, contra las cuerdas por la inseguridad y los problemas en servicios básicos

Enmienda a la totalidad de la oposición a la gestión del equipo de Gobierno, que aguanta el chaparrón con parsimonia a la espera de las elecciones municipales 

"Ha sido un pleno más tranquilo que lo habitual", señalaba el alcalde de Villamayor, Manuel Gago, mientras cerraba a la carrera las puertas de la Casa Consistorial, después de más de hora y media de sesión plenaria a la que asistieron apenas media docena de vecinos. Y el teniente de alcalde y concejal de Economía y Hacienda, José Martín Bravo, se queja de que la oposición ha cogido por costumbre pedir su dimisión. 

La tarjeta roja ha sido cosa del edil no adscrito, Luis Alberto Holgado, por varios motivos. Uno de ellos es la controversia con la federación de asociaciones con las que, según señaló, ha polemizado Bravo. Otro es el extraño pago por duplicado de una factura de 12.000 euros, que se está investigando, pero Holgado exige que se depuren todas las responsabilidades, políticas y administrativas. 

Los serios problemas con el transporte escolar también son denunciados con insistencia en el pleno por la oposición, que también a una reclaman a los socialistas la conversión inmediata de los vigilantes municipales en Policía Local, una vez aprobada la medida por la Administración regional

El chaparrón es soportado por el equipo de Gobierno con parsimonia, saliendo del paso con pocas explicaciones y recordando que a menos de cuatro meses de las elecciones ya poco pueden hacer. Sobre la conversión de los agentes en Policía Municipal, el alcalde insiste con la Relación de Puestos de Trabajo (RPT), mientras que la oposición pide desvincularlo y el Partido Popular, representado con las intervenciones de Ángel Luis Peralvo y Daniel Velasco, exigen participar, aunque sea sin voz ni voto, porque no se fían. 

La inseguridad en la localidad y los problemas con servicios esenciales, como la falta de limpieza en las calles, son también quejas reiteradas en el pleno, también una vez finalizado, durante las intervenciones de los vecinos, que también exigen al equipo de Gobierno la importancia de poder contar cuanto antes con el servicio de Policía Local. 

En el apartado económico, el Grupo Municipal del Partido Popular tampoco se cree las cuentas que ofrecen los ediles del PSOE: "En lugar del superávit anunciado de 100.000 euros hay en realidad un déficit de 400.000 euros". 

Contra las cuerdas, Gago como Bravo aguantan los golpes sin defenderse ni quejarse, guardando fuerzas el segundo y consciente el alcalde de que el asalto está a punto de terminar, por lo menos para él en el Ayuntamiento, al no optar a la reelección en las municipales. Espera, por lo menos, marcharse dejando Policía Local, pero no se atreve a confirmarlo al cien por cien. 


Comentarios
Lo más