La tradición vuelve a reunirse en Guijuelo en torno a la matanza arriera

La tradición vuelve a reunirse en Guijuelo en torno a la matanza arriera
La tradición vuelve a reunirse en Guijuelo en torno a la matanza arriera

Hubo varias sorpresas y protagonistas en una mañana protagonizada por los arrieros que llegaron desde Fuenterroble de Salvatierra

El frío de Guijuelo y la celebración de la Media Maratón no fueron ni mucho menos impedimento para que la villa celebrara un año más la matanza típica arriera durante este domingo. 

El cielo respetó y los arrieros de Acasan, capitaneados por el párroco Blas Rodríguez, entraron en la localidad por la calle Filiberto Villalobos desde Fuenterroble de Salvatierra. Los burros tiraron de los carros cargados con algunos niños, especias, música y el protagonista del día: el cerdo. 

Así, comenzaba la matanza más tradicional, donde se rinde el homenaje a los antiguos arrieros que viajaban por España vendiendo sus mercancías. De esta manera, según recordó el alcalde, Francisco Julián Ramos Manzano, "Guijuelo era un pueblo de arrieros", quien, en palabras del padre Blas Rodríguez, "los arrieros siempre vamos a estar ahí. Es algo que no puede faltar, una tradición que hay que mantener". 

Presentados por el Maestro de Ceremonias, el periodista José Antonio García Muñoz (‘Ciudadano García’) que dirige y presenta ‘Esto me suena’ en RNE, poco a poco fueron haciendo acto de presencia los cinco matanceros que recibirían su blusón, boina y medalla correspondiente que les acredita como embajadores de Guijuelo. 

Jóvenes promesas del deporte como el guijuelense David Alejandro o el subcampeón de Europa de Marcha, Diego García Carrera, eran los primeros en recibir el nombramiento no sin anécdotas como la que protagonizaba Faustino Prieto, ganadero, a quien Diego García fue capaz a su edad de ponerle a practicar unas técnicas propias de la modalidad de la que es un referente en nuestro país: la marcha. 

Una improvisada carrera servía para dar paso a uno histórico del atletismo, Mariano Haro, que fuera subcampeón de Europa en varias ocasiones en la modalidad de cross. “Mi entrenamiento era correr los 16 kilómetros que separaban mi lugar de residencia de mi trabajo en Palencia”, recordaba asegurando que “lo que nunca se puede perder es la ilusión”. “Yo animo a estos jóvenes a que sigan”, decía señalando a las jóvenes promesas.

Tras este momento, le llegaba el turno al periodista salmantino de RNE, David Sierra vinculado con Guijuelo porque su padre, Rafael Sierra fue profesor del IES Vía de la Plata durante una década. El que fuera maestro de latín y director del centro no quiso perderse la cita y se convirtió en protagonista colateral como también lo fueron los periodistas, Emilio de Ándres, que hasta octubre presentaba ‘La Tarde en 24 Horas’ y que se encontraba entre el público y Miguel Ángel Mondelo, de la agencia EFE.

No fue el único ‘elemento sorpresa’, el improvisado reconocimiento a los músicos ‘Regino y cartucho’ que desde hace años ponen música a las marcha arrieras con su saxofón y tambor también se convirtieron en otras las imágenes entrañables que dejó esta matanza de 2019. 

Después, de nombrar matancero de honor al director de la Vuelta Ciclista a España, Javier Guillén, era el momento terminar con el ritual de la matanza. La música de la gaita y el tamboril aderezada con el reparto de aguardiente y perrunillas servía de tentempié para disfrutar del chamuscado y despiece del cerdo de mano de los expertos matarifes. 

Con la degustación popular de chichas se daba por terminada esta jornada de la XXXIV edición de la Matanza Típica que además contó con la visita especial, gracias a Asadina de los personajes televisivos, Peppa Pig y su hermano Jeorge que acompañaron el reparto de 70 kilos de castañas que sirvió para recaudar fondos para Manos Unidas. 

Comentarios
Lo más