​Las obras de restauración en la Capilla de Santa Bárbara de la Catedral sacan a la luz pinturas murales ocultas durante cinco siglos

​Las obras de restauración en la Capilla de Santa Bárbara de la Catedral sacan a la luz pinturas murales ocultas durante cinco siglos
​Las obras de restauración en la Capilla de Santa Bárbara de la Catedral sacan a la luz pinturas murales ocultas durante cinco siglos

Este mural, que data de entre el siglo XIII y el XIV, estuvo ‘escondido’ por el retablo hasta hace unas semanas. Se trata ahora de encontrar la fórmula para que dicho retablo y las pinturas, que también representan la vida de la mártir, puedan verse de manera simultánea

Varios representantes institucionales han visitado en la tarde de este viernes, 1 de marzo, las obras de restauración de la Capilla de Santa Bárbara, que se encuentra en la Catedral Vieja de Salamanca, y donde se ha descubierto tras el retablo unas pinturas murales góticas que datan del siglo XIII o XIV, según los historiadores.

Dicha visita ha estado encabezada por María Josefa García Cirac, consejera de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, junto a Ricardo Rivero Ortega, rector de la Universidad de Salamanca, ya que las obras están financiadas por la organización autonómica en el marco de la conmemoración del VIII Centenario del Estudio salmantino, al ser dicho lugar uno de los emblemáticos de la USAL.

Así, Josefa García Cirac ha explicado que las obras que se están acometiendo son una intervención integral que abarca desde las cubiertas y las bóvedas hasta todo el conjunto mueble que alberga. Para favorecer el desarrollo de los trabajos, se han desmontado los bienes muebles, lo que ha permitido confirmar la existencia de unas pinturas murales góticas, en las que aparecen representadas escenas de la vida de Santa Bárbara, que han permanecido ocultas desde hace cinco siglos tras el retablo, que también se va a restaurar.

La confluencia de dos bienes de alto valor cultural, retablo y pinturas, va a provocar que, tras la conservación y documentación de estas pinturas, tal y como ha anunciado la consejera, la Junta de Castilla y León y el Cabildo Catedralicio están valorando la posibilidad de compatibilizar la contemplación de ambos bienes, a través de una propuesta innovadora: el montaje del retablo sobre una estructura móvil que permita desplazarlo en momentos puntuales para poder ver las pinturas.

Toda esta intervención ha sido planificada y puesta en marcha por el Cabildo, con la dirección técnica de la Consejería de Cultura y Turismo, que, además, va a financiar las obras, mediante la concesión de una subvención al Cabildo de 460.000 euros.

Tres siglos siendo el lugar de pernocta antes de la prueba de doctorado

García Cirac ha destacado que la Capilla constituye “uno de los elementos de unión entre la Universidad de Salamanca y su Catedral”. Esto es debido a que, si bien esta capilla fue fundada con destino funerario, se convirtió después en lugar de celebración de las ceremonias de grado de licenciado a lo largo de, al menos, tres siglos.

Por ello, la configuración actual de la capilla, con los sepulcros, el retablo con la imagen de la Santa y la bancada de azulejería, es fruto de esa evolución histórica y la actuación que se está acometiendo en ella, viene marcada por esta transformación.

Esta actuación responde a los objetivos que la Consejería recoge en el Plan PAHIS 2020 del Patrimonio Cultural de Castilla y León, donde se refuerza el protagonismo de los titulares de los edificios monumentales para su conservación. La Consejería de Cultura y Turismo lleva actuando en la Catedral de Salamanca desde 1984, con una inversión histórica en la Seo de casi 6,5 millones de euros. Solo en los últimos años, se ha intervenido por un importe superior a los 800.000 euros.

Todo ello “no solo para apoyar un extraordinario ejemplo de la arquitectura catedralicia de Castilla y León y de España, sino también para conservar los atractivos que hacen de Salamanca una de las ciudades más visitadas de España”, ha señalado García Cirac.

Capilla de Santa Bárbara (6)

Este bien patrimonial aumentará su atractivo, con un espacio renovado a disposición del visitante, de gran relevancia por su profunda carga histórica y su configuración arquitectónica. Y, a la vez, la intervención también es de especial relevancia para la Universidad de Salamanca, más en la conmemoración de su VIII Centenario.

La Junta participa en este aniversario con diversas actuaciones, entre ellas la restauración de la fachada de las Escuelas Mayores, en colaboración con la Universidad y con la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico de Castilla y León, así como con la intervención en casi una veintena de obras del patrimonio bibliográfico de la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca.

Por todo ello, la consejera ha asegurado que esta actuación en la Capilla de Santa Bárbara “es un hito para la Junta, para el Cabildo, y para la Universidad y para la ciudad de Salamanca, Patrimonio de la Humanidad, que ha quedado refrendado además por el descubrimiento de estas pinturas”, motivo por el que todas las instituciones han sumado fuerzas.

Eso mismo destacó el rector de la Universidad, Rivero Ortega, quien valoró que gracias a esta restauración integral de la Capilla de Santa Bárbara se puede volver “a las más profundas y mejores raíces de nuestro Estudio”, a lo que se ha sumado esa “agradable sorpresa” que ha sido el descubrimiento de las pinturas góticas.

Un retablo ‘móvil’ para poder ver tanto el retablo como las pinturas

Josefa García Cirac también explicó que los restauradores están diseñando una solución “bastante innovadora” para poder disfrutar tanto del retablo como de las pinturas de Santa Bárbara.

Así, y según estos mismos detallaron, se está tratando de incorporar una especie de brazo retráctil al retablo para que este se pueda desplazar cuando el Cabildo lo decida (aunque, probablemente, será cuando se programen las visitas) y se pueda pasar de ver el retablo a las pinturas o viceversa e, incluso, ambas al mismo tiempo.

Eso sí, por el momento no se fijan plazos, ya que deben desarrollar la obra de manera completa y asegurándose que tanto el retablo como las pinturas y la Capilla en sí misma no resulta dañada. Precisamente, la arquitectura del espacio fue la primera que se restauró para después dar paso a los bienes muebles. 

Una obra de gran complejidad debido tanto a la antiguedad de los diferentes objetos como al gran número de elementos que se han ido añadiendo a la Capilla a lo largo de su historia, lo que ha hecho que conviviesen un gran número en dicho espacio. Fue ahí cuando se retiró el retablo para su restauración y cuando descubrieron dichas pinturas.

Una capilla donde también se hizo el juramento del rector hasta el siglo XVI

Por su parte, el deán presidente de la Catedral, Florentino Gutiérrez, detalló los procedimientos que se llevaban a cabo por los estudiantes en la Capilla de Santa Bárbara, mandada construir por el obispo Lucero para su enterramiento.

En dicha Capilla tenían lugar los exámenes de grado, licenciatura o doctorado, si bien la noche antes pasaban el tiempo de manera que estaban recluidos y sólo se les daba un poco de comida por una ventana que hay junto a la puerta.

Pero no sólo eso, sino que también se estuvo haciendo en este lugar el juramento del rector hasta el siglo XVI, demostrando la gran unión que tuvo con la Universidad de Salamanca toda la Catedral, puesto que “es aquí donde nace, aquí está la cuna, y luego ya crece”.

Para esos actos académicos, el sepulcro del obispo Lucero servía como mesa, y de la tira de la mesa que atraviesa la bóveda se colgaban una serie de tapices que daban el aspecto correspondiente. 

Comentarios
Lo más