FÚTBOL - SEGUNDA B

El Guijuelo se da un festín ante el Sanse y apunta hacia arriba

El Guijuelo se da un festín ante el Sanse y apunta hacia arriba
El Guijuelo se da un festín ante el Sanse y apunta hacia arriba

Los de Ángel Sánchez lograron un cómdo triunfo (3-0) en el que Felipe Ramos fue salvador. Grandes momentos de juego en el césped del Municipal

Cuarta victoria consecutiva del Club Deportivo Guijuelo que pasó por encima del Sanse (3-0) en un muy buen partido de los de Ángel Sánchez, que supieron combinar un gran fútbol con momentos de sufrimiento en los que Felipe Ramos se erigió como gran héroe.

Ángel Sánchez no apostaba por grandes novedades en el equipo inicial y apostó por lo que le venía funcionando en las últimas semanas. Y desde un primer momento se vio a los chacineros con ganas de darle una alegría a su público, frente al que no jugaban hacía tres semanas.

Primero Espina y Fuster combinaban estupendamente dentro del área, pero Jota aparecía fundamental para evitar que el valenciano hiciese el primero y despejar al saque de esquina. Y de ahí iba a llegar una contra en la que el Sanse casi se adelanta, ya que Carlitos superó a Razvan a las mil maravillas y puso un balón perfecto para que Castel rematase, pero Raúl Ruiz apareció de manera fundamental para evitar que esto ocurriese.

Apretaba el Sanse por las bandas, con Agüero sirviendo fantásticos balones que buscaban las cabezas de Castel y Perales, pero Felipe Ramos comenzó a surgir como un mastodonte en el área, siendo esto un presagio de lo que ocurriría en los siguientes minutos.

Pero el Guijuelo no se iba a quedar parado y respondía con una doble ocasión. Primero eran Espina y Fuster buscando la espalda de Borja González, y después Carmona remataba de cabeza un centro de Raúl Ruiz que Irureta atrapaba sin problemas.

Era aquí cuando comenzaba el show de Felipe Ramos. Primero con una gran parada a mano cambiada que provocaba el aplauso de todo el Municipal. Y cuando más cerca parecía el gol del Sanse, Razvan profundizaba por su banda, ponía un balón que quedaba muerta y Fuster, el más listo, recogía el rechace y mandaba el balón al fondo de la red para adelantar a los de Ángel Sánchez.

Este tanto no suponía que los madrileños cejasen en su empeño, sino todo lo contrario. Buscaban el empate con ahínco, y a punto estuvieron de encontrarlo. Pero aparecía Felipe Ramos para obrar un milagro, puesto que primero le sacaba una mano a bocajarro a Agüero y después se lanzaba rápido para blocar con el cuerpo el remate al rechace de Castel.

El meta chacinero aparecía también a balón parado para meter una fantástica mano en una falta botada por Agüero, que era quién más sufría al madrileño. Y eso cuando conseguían encontrarlo, ya que muchas de las intentonas visitantes eran cortadas por la defensa del Guijuelo, que se encontraba muy cómoda sobre el césped disfrutando de la ventaja con la que llegaron al descanso.

La segunda parte comenzaba igual que acabó la primera, con un Felipe Ramos excelso evitando el empate madrileño. Era Castel quien volvía a sufrir al meta verde, que estaba consiguiendo salvar los puntos para su equipo.

Pero todas esas paradas desanimaban al Sanse y daban alas a un Guijuelo que se animó a ir a por el segundo. Raúl Ruiz pisaba línea de fondo y ponía el pase atrás para Carmona, que cedía el balón a Espina y este remataba, siendo bloqueado por la defensa. Comenzaban los de Ángel Sánchez a jugar un muy buen fútbol de combinación, aprovechando todos los espacios que les concedían unos visitantes volcados al ataque.

Sin embargo, el segundo gol iba a llegar tras una falta provocada por Raúl Ruiz. Razvan y Luque estaban dispuestos a botar el balón, y parecía que iba a ser el rumano el encargado al levantar la mano. Pero este fue andando hacia la pelota haciendo el amago de que iba a recolocarla, momento que aprovechó Luque para ponerla y pillar a toda la defensa desprevenida. Algo que otras veces habría salido mal pero que, esta vez, salió de manera estupenda, ya que Espina cabeceaba solo para dar más ventaja a los chacineros.

Tras esto llegaba una tromba de juego verde, que buscaba con ganas el tercero a merced de un Sanse descosido. Manu Fuster era un puñal cayendo a banda izquierda, y suyo fue un pase de la muerte que no encontró rematador por centímetros

Lo intentaban los madrileños moviendo también el banquillo, pero los de Ángel Sánchez estaba muy cómodos sobre el verde, intentado matar el partido a la contra y no sufriendo en ningún momento, sabedores de que jugaban con una gran ventaja. Una ventaja que iba a ser mayor cuando Manu Fuster se adelantaba en un balón largo a Irureta, que salió mal, lo que provocó que Fran Pastor derribase al valenciano y fuese expulsado.

Los últimos minutos, con un jugador más, fueron un paseo por el Municipal. En una falta lejana botada que peinaba Ten Dem (que había entrado hacía escasos minutos), Carmona caracoleaba en la frontal del área y veía llegar a Juanra como un tren, por lo que le cedía la bola y este clavaba el balón en la escuadra, para delirio de la afición.

Y cerca estuvo en la última jugada Ten Dem de hacer el cuarto, pero falló lo infallable haciéndose un lío y rematando al aire una dejada de Luque cuando Irureta ya estaba batido.

Al final, 3-0 y tres puntos más para un Guijuelo que ha certificado su salvación de manera virtual y que mira hacia la Copa del Rey, de la que está apenas a dos puntos tras los resultados de esta jornada.

Comentarios
Lo más