"El conductor que atropelló al operario de la grúa tuvo una falta de cuidado con las normas básicas de circulación"

"El conductor que atropelló al operario de la grúa tuvo una falta de cuidado con las normas básicas de circulación"


El autor del atropello, V.L.M.C., un varón de 77 años, ha afirmado que no recuerda "nada" del atropello y que ni siquiera vio a la grúa. "Paré y frené después del impacto. No vi ni la grúa ni al trabajador en la calzada. Fui consciente de lo que había ocurrido cuando me bajé del coche", ha asegurado, además de indicar que iba a una velocidad prudente porque "no me gusta correr". El hombre ha comentado que estuvo durante varias horas en una parcela de su propiedad y que posteriormente, cuando regresaba a su casa, fue cuando se produjo el accidente mortal.

El Juzgado de lo Penal número 2 de Salamanca ha acogido en la mañana de este martes, 5 de marzo, el juicio por el atropello mortal ocurrido en Golpejas, en octubre de 2017, en el que falleció un operario de grúa, A.L.G.G., de 45 años, que se encontraba auxiliando a los ocupantes de un vehículo averiado.

El autor del atropello, V.L.M.C., un varón de 77 años, ha afirmado que no recuerda "nada" del atropello y que ni siquiera vio a la grúa. "Paré y frené después del impacto. No vi ni la grúa ni al trabajador en la calzada. Fui consciente de lo que había ocurrido cuando me bajé del coche", ha asegurado, además de indicar que iba a una velocidad prudente porque "no me gusta correr", y que dio negativo en las pruebas de drogas y alcohol. El hombre ha comentado también que estuvo durante varias horas en una parcela de su propiedad y que, posteriormente, cuando regresaba a su casa, fue cuando se produjo el accidente mortal.

Por su parte, el testigo que vio el atropello, que se trata del joven al que se le averió el coche, ha asegurado que la grúa estaba orillada "lo máximo posible, porque podía caer a la cuneta", y que en ese momento "ya habíamos retirado los triángulos de señalización porque ya nos íbamos". "Tengo grabado el rostro del conductor porque le vi venir durante unos segundos y me di cuenta de que no iba a parar. El conductor iba perdido, sin ningún gesto en la cara. Habían pasado otros vehículos y todos sin problemas, pero ese no paró, se subió un poco a la plataforma de la grúa y estuvo a punto de volcar", ha explicado. "Luego paró como 90 metros más adelante y dio marcha atrás hacia la grúa. Se bajó del coche, vio el cuerpo sin vida del operario y se volvió a subir en el coche hasta que llegó la Guardia Civil".

A preguntas de la acusación particular, el joven ha afirmado sin dudar que "la grúa, con mi coche encima, eran perfectamente visibles". "Mi coche es grande, un todoterreno de color rojo y llevaba dos bicis colgadas atrás, que tenían un cartel reflectante. El tramo se veía bien", ha asegurado entre lágrimas.

También ha comparecido el guardia civil que investigó el suceso y cumplimentó el atestado, que también se ha explicado con rotundidad. En su caso, le ha indicado a la juez que el tramo en el que se produjo el atropello mortal era "largo y amplio, con visibilidad". "El vehículo era grande y tenía otro encima de colores rojos muy vivos. En un momento normal todo conductor lo hubiera visto", ha dicho. También ha contestado afirmativamente cuando el abogado de la acusación particular le ha preguntado si la conducta del operario de la grúa fue "impecable a efectos reglamentarios". 

El agente ha señalado, por tanto, que estima que el suceso se produjo "por una distracción motivada por condiciones psicosomáticas de un muy caluroso día de octubre en el que el acusado no había comido ni bebido nada en varias horas, pese a que nos dijo que se había pasado la mañana trabajando al sol en una parcela". Y ha seguido: "creo que no se trata de una leve distracción, es algo más. El conductor tuvo una falta de cuidado con las normas básicas de circulación, porque al percibir un obstáculo, primero, hay que reducir la velocidad, parar si es necesario y cerciorarse si se puede realizar la maniobra de adelantamiento. No hubo marcas de frenado y el coche no se detuvo hasta producirse el accidente".

El fiscal solicita la absolución del acusado

En sus conclusiones definitivas, el representante del Ministerio Fiscal ha solicitado la absolución del acusado, indicando que se trató de un "desgraciado accidente", en el que se acumularon los infortunios. La grúa contaba con los intermitentes encendidos y luces rotativas activadas, pero en ese momento no podían ser vistas ya que cuando se produjo el atropello la plataforma de la grúa se encontraba inclinada hacia el suelo y con el vehículo todoterreno averiado cargado en ella, por lo que dificultaba la visibilidad. Además, debido a que el coche ya se encontraba cargado en la grúa, habían sido retirados los triángulos obligatorios que alertaban de accidente. Además, el fallecido se encontraba en una zona de sombra que originaba la propia grúa.

La acusación particular mantiene la petición de prisión

El abogado de la acusación particular se ha mostrado "totalmente en desacuerdo" con las conclusiones del fiscal, afirmando que "no puede ser que las únicas circunstancias para afirmar que se ha producido una imprudencia sea el circular a velocidad elevada o haber consumido drogas y alcohol". El abogado ha hecho suyas las palabras del agente de la Guardia Civil, al decir que el conductor cometió "una falta de precaución de las normas más básicas del tráfico". El abogado ha mantenido los tres años de prisión que solicita por un presunto delito de homicidio imprudente y una indemnización total de 502.000 euros para los familiares del fallecido.

El abogado defensor: "El que crea un obstáculo en la vía es el operario de la grúa"

El abogado defensor, que ha solicitado la libre absolución del acusado, ha explicado que la persona que creó el obstáculo en la calzada "fue el operario de la grúa", y que pudo "confiarse" porque llevaba elementos reflectantes en su ropa y era una situación —una avería en carretera— que estaba "acostumbrado a vivir". "Se ha dado una carambola de circunstancias terribles, pero mi defendido no tiene la culpa", ha finalizado.

El juicio, finalmente, ha quedado visto para sentencia.

Comentarios
Lo más