La Junta de Personal Docente No Universitario anima a las familias a matricular a sus hijos en la enseñanza pública de Salamanca

La Junta de Personal Docente No Universitario anima a las familias a matricular a sus hijos en la enseñanza pública de Salamanca
La Junta de Personal Docente No Universitario de Salamanca.
La Junta de Personal Docente No Universitario anima a las familias a matricular a sus hijos en la enseñanza pública de Salamanca

La campaña de matriculación comienza esta 21 de marzo y se prolongará hasta el próximo 3 de abril. Hay un total de 30.000 plazas en los distintos niveles

Este jueves 21 de marzo se inicia el periodo de escolarización, que se prolongará hasta el próximo 3 de abril. La Junta de Personal Docente No Universitario, compuesta por los sindicatos CSIF, CCOO, Aspes, UGT, Anpe y Stecyl ha convocado una rueda de prensa para informar a las familias de los beneficios de la enseñanza pública.

Los seis sindicatos animaban a las familias a matricular a sus hijos en la enseñanza pública, resaltando sus profesionales altamente cualificados, la amplia variedad de sus programas educativos, sus múltiples servicios y su gratuidad.

Así, esta Junta llevará a cabo una campaña de difusión con carteles y dípticos adaptados a las zonas de cada centro. También darán promoción a través de las redes sociales con las fechas de puertas abiertas que estos días realiza cada centro. Asimismo, animaban a las familias a que visiten las instalaciones de los centros.

Y a pesar de los “muchos desatinos en las políticas educativas”, destacaban también los numerosos premios a los centros educativos “por sus planes y programas de calidad”, incluyendo, entre otros, al IES Ramón Olleros de Béjar, el Federico Bernalt, el Ceip Pablo Picasso, el Santa Teresa o el Martínez Uribarri.

Para el próximo curso 2019-2020 habrá alrededor de 30.000 plazas en los centros públicos de Salamanca, llegando a un total del 78% de centros, frente al solo 22% de centros privados y concertados. En este sentido, indicaban que “La educación concertada debe ser subsidiaria de la educación pública, nació con esa idea”. Por ello, se mostraban contrarios a la creación de unidades en la concertada mientras se cierran en la pública.

Sobre la cantidad de dinero destinada a la Educación, apuntaban que “nunca es bastante”, ya que se necesita una reforma de los servicios informáticos, en los centros, y muy especialmente en el número de profesores.

Los representantes de los sindicatos concluían asegurando que “la clave está en lograr que las familias descubran y confíen en la Escuela pública como valor de futuro para el progreso de la sociedad”.

Comentarios
Lo más