La Diputación de Salamanca impulsa un proyecto turístico de senderos micológicos

La Diputación de Salamanca impulsa un proyecto turístico de senderos micológicos
La Diputación de Salamanca impulsa un proyecto turístico de senderos micológicos

El primero transcurre entre los municipios de Montemayor del Río y El Cerro

En el marco del Plan Estratégico de Turismo 2016-2019, la Diputación de Salamanca ha puesto en marcha una nueva iniciativa destinada a impulsar el senderismo en la provincia con la creación de una red de senderos en el territorio salmantino que tiene como denominador común la micología. El primero transcurre entre los municipios de Montemayor del Río y El Cerro. Se trata de una ruta circular de 9,16 kilómetros, con un desnivel de 373 metros y un grado de dificultad de tipo medio. Con una duración aproximada de tres horas, el camino transita entre bosques de castaños para fruto y de castaños que sirven de materia prima para la actividad artesanal más representativa de este territorio: la cestería.

El sendero convive en un tramo con la Cañada Real Soriana Occidental, descubriendo algunos de los árboles más antiguos que se pueden encontrar en la provincia de Salamanca: castaños y robles con cerca de mil años de edad. Además, el recorrido ofrece unas vistas espectaculares a más de mil metros de altitud desde el llamado mirador de los senderos micológicos e igualmente permite disfrutar de un agradable paseo por los municipios de Montemayor del Río y El Cerro, donde los viajeros pueden reponer fuerzas mientras degustan la gastronomía local.

La unión entre senderismo y micología, apuntan desde La Salina, viene dada por la gran diversidad de especies de hongos que habitan la provincia de Salamanca, la mayoría de ellas aún por descubrir. Además de su insustituible función en la naturaleza, los hongos comestibles representan uno de los productos más valorados por la gastronomía actual, otro de los recursos turísticos que más están potenciando desde la Diputación de Salamanca. A este sendero, se unirán próximamente los tres que se crearán en las zonas turístico-micológicas de la Sierra de Francia, Quilamas y El Rebollar.

Las tendencias del sector turístico a nivel nacional e internacional siguen considerando el senderismo como una de las actividades más demandadas por los viajeros que visitan un espacio natural. Además, se trata de una tendencia que afecta a un amplio segmento de la población, como familias con niños, grupos de amigos, jóvenes o seniors. De este modo, el impulso del senderismo se establece como una potencial herramienta para favorecer el desarrollo local, “permitiendo dar a conocer espacios y poblaciones de la provincia de Salamanca que son menos conocidos por los viajeros y que, sin embargo, cuentan con recursos turísticos de gran atractivo”, según ha manifestado el diputado de Turismo, Javier García Hidalgo.



Comentarios
Lo más