​La Universidad Pontificia inviste doctoras honoris causa a Margarita Salas y a Adela Cortina

​La Universidad Pontificia inviste doctoras honoris causa a Margarita Salas y a Adela Cortina
​La Universidad Pontificia inviste doctoras honoris causa a Margarita Salas y a Adela Cortina

Es la primera vez que la institución académica propone dos mujeres para este nombramiento: “Aprovecharemos este acto para poner de relieve que en España hay investigadoras brillantes que son líderes indiscutibles en sus disciplinas y que es necesario ponerlas de ejemplo a la sociedad”, subrayaba la rectora. Han sido propuestas por la Facultad de Enfermería y Fisioterapia 'Salus Infirmorum' de Madrid y por la Facultad de Filosofía, respectivamente

El Claustro Universitario Extraordinario de la Universidad Pontificia de Salamanca se reunió este viernes a las 12 horas en el Aula Magna, para proceder a la Ceremonia de Investidura como doctoras honoris causa de Margarita Salas, científica internacional e impulsora de la Biología Molecular; y de Adela Cortina, referente nacional en Filosofía y Ética.

Previamente, en declaraciones a los medios de comunicación, la rectora de la institución académica, Mirian de las Mercedes Cortés, definía este día como un hito importante, ya que es la primera vez que la Universidad Pontificia inviste como doctoras honoris causa a dos mujeres: “es un debut de lujo”. Añadía que el acto servirá para “poner de relieve que en España hay investigadoras brillantes que son líderes indiscutibles en sus disciplinas y que es necesario ponerlas de ejemplo a la sociedad, sobre todo a las niñas y a las jóvenes que tantas dificultades tienen”.

Adela Cortina: “Es necesario acoger a los inmigrantes y generar una ciudadanía cosmopolita”

La catedrática emérita de Ética y Filosofía Política destacaba que en este acto “Se ha querido visibilizar que las ciencias y las humanidades tienen que trabajar conjuntamente para conseguir una sociedad más justa y un mundo mejor. Hay mujeres que están en los dos ámbitos y podemos hacerlo con bastante discreción y seriedad”.

Su discurso versó sobre el problema de la migración desde una posición de Kant, en el que expuso que es necesario acoger a los inmigrantes y generar una ciudadanía cosmopolita y social: “a todos los seres humanos se les tiene que permitir expresarse libremente, participar y darles los bienes de la Tierra erradicando la pobreza”.

Adela Cortina aseguraba que “la Filosofía tiene que ensuciarse las manos con la realidad”, y que uno de los grandes problemas es “el de la cantidad de refugiados inmigrantes que vienen y en la Unión Europea no hemos sabido resolver”. En este sentido, apuntaba que a pesar de la Declaración Universal de Derechos Humanos, proclamada hace más de 70 años, hoy en día “no es cierto que todos los seres humanos están teniendo derecho a la vida ni a desplazarse libremente por los territorios”.

Margarita Salas: “Cuando empecé en la investigación me sentí muy discriminada, poco a poco las cosas han ido cambiando”

Por su parte, la impulsora de la Biología Molecular, destacaba que “Es un acto de mujeres”. En este sentido, explicaba que cuando empezó la investigación para su tesis doctoral “se pensaba que las mujeres no teníamos capacidad para hacer investigación, lo pasé mal, me sentí muy discriminada, pero poco a poco las cosas han ido cambiando”. “Auguro que en un futuro no demasiado lejano la mujer llegará en el mundo de la investigación al puesto que le corresponde de acuerdo con su capacidad y su trabajo”, añadía.

Su ponencia, tal y como explicaba, trató sobre su camino hasta llegar a la Biología Molecular: “Es una gran satisfacción que de una investigación básica surjan resultados prácticos que no son previsibles a priori y que redundan en beneficio de la sociedad”.

Fernando Rey sobre el sistema bilingüe: “Tenemos que exigir más”

El consejero de Educación estuvo presente en el acto, en el que previamente ofrecía también unas declaraciones a los medios de comunicación. Preguntado sobre las quejas de los sindicatos sobre el sistema bilingüe de los centros educativos, detallaba que aunque supone mucha dificultad, es absolutamente vital. Sin embargo, sobre la negociación con los sindicatos, afirmaba que “no estamos cerrados a rectificar, lo que no vamos a hacer es rectificar para fragilizar nuestro plan”.

Aseguraba que los sindicatos no han concretado los puntos de discrepancia, “más allá de que alguno ha dicho que exigir un C1 a los profesores que enseñan inglés les parece mucho, pero a mí más bien me sorprende que podamos tener un sistema bilingüe con B1 o B2”. En este sentido, apuntaba que tras once años con el sistema bilingüe implantado, es necesario exigir más.

El consejero de Educación también se refirió a la polémica surgida a raíz de obligar a elegir a los docentes entre los sexenios o la carrera profesional, asegurando que la implantación de esta última es “un avance extraordinario”. “Solo faltaba el fleco de considerar a los profesores que tienen varios sexenios poder compensarles, porque con la carrera profesional van a ganar más que con los sexenios”, añadía.

Comentarios