La Agencia Tributaria ha pagado casi el 80% de devoluciones de IRPF de 2018 solicitadas en Salamanca

La Agencia Tributaria ha pagado casi el 80% de devoluciones de IRPF de 2018 solicitadas en Salamanca
La Agencia Tributaria ha pagado casi el 80% de devoluciones de IRPF de 2018 solicitadas en Salamanca

Se han abonado 36.032 de las 45.286 solicitadas. Se han pagado ya más de 22,5 millones de euros hasta la fecha

La Agencia Tributaria, a fecha de 14 de mayo de 2019, ha pagado ya el 79,57% de las solicitudes realizadas hasta la fecha del IRPF, que llega hasta las 45.286. De esta manera, el importe pagado es de 22,55 millones de euros, el 71,87% del importe solicitado hasta la fecha, que supera los 31 millones. 

A nivel estatal, la Agencia Tributaria ha devuelto ya 3.031 millones de euros tras mes y medio de campaña del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente a 2018, un 14% más que el año pasado en las mismas fechas, a un total de 4.481.000 contribuyentes. 

De esta forma, cuando la Agencia Tributaria inicia la atención en oficinas para los contribuyentes que requieren asistencia presencial, el número de declarantes de IRPF que ya han recibido la devolución es un 10,6% superior al de la pasada campaña a igualdad de fechas. 

Esta agilización en los pagos se ha producido gracias a una paralela aceleración de las presentaciones. En un contexto de anticipación de servicios de asistencia, mejoras en ‘RENTA WEB’ como la cartera de valores, y un nuevo impulso dado a las dos vías de presentación no presencial alternativas a la web de la Agencia (la aplicación móvil y el plan ‘Le Llamamos’ de confección telefónica de declaraciones), en el ecuador de la campaña 7.037.000 contribuyentes ya han presentado su declaración, 574.000 más (un 8,9% más) que el año pasado en las mismas fechas. 

Esta aceleración de las presentaciones alcanza tanto a las declaraciones con resultado a devolver (5.772.000, +8,7%), como a aquellas con resultado a ingresar (1.058.000, +9%). En la presente campaña está previsto que se presenten 20.350.000 declaraciones, 361.000 más que el año anterior. De ese total, se prevé que 14.314.000 den derecho a devolución por un importe estimado de 10.468 millones de euros, un 4,5% más de importe, mientras que cerca de 5.161.000 saldrán con resultado a ingresar, por importe de 10.160 millones. El plazo de presentación finaliza el 1 de julio, para declaraciones tanto a ingresar como a devolver, si bien el plazo en las declaraciones a ingresar con domiciliación bancaria concluirá el 26 de junio. 

Impulso a las vías no presenciales alternativas 

Una parte relevante del incremento registrado hasta la fecha en las presentaciones se debe a la utilización creciente tanto de la ‘app’ como del plan ‘Le Llamamos’. A su vez, también aumentan las declaraciones que han sido confeccionadas telefónicamente por la Agencia Tributaria a contribuyentes que han concertado cita previa para el plan ‘Le Llamamos’. 

Comienza la atención en oficinas 

La presentación de declaraciones por vías no presenciales, bien a través de la web de la AEAT, bien con la ‘app’ o con el plan ‘Le Llamamos’, acelera la devolución y evita al contribuyente los desplazamientos a las plataformas de asistencia presencial. 

Junto a estos tres canales, desde este martes la Agencia pone a disposición del contribuyente sus oficinas, recordando que, al igual que en años anteriores, la oferta de cita previa para la asistencia presencial se va abriendo progresivamente, de forma que se recomienda a los contribuyentes una utilización también paulatina del servicio. 

Al mismo tiempo, y al objeto de mitigar una eventual pérdida de citas en perjuicio del conjunto de contribuyentes, la agencia recuerda a los ciudadanos que pueden modificar el día y hora asignados para su cita, o comunicar, en su caso, que han decidido no hacer uso de esa cita. En años pasados, más del 25% de las citas concertadas con más de una semana de antelación el contribuyente finalmente no se presentaba.

Quiénes no están obligados a declarar 

En términos generales, no están obligados los contribuyentes con rentas exclusivamente procedentes del trabajo hasta un importe de 22.000 euros anuales. Sin embargo, este límite se reduce si los rendimientos proceden de más de un pagador (salvo excepciones), o también cuando el pagador no está obligado a retener y cuando los rendimientos están sujetos a un tipo fijo de retención. En tales casos, el límite es de 12.643 euros anuales. 

Ambos límites siguen siendo válidos para no declarar si el contribuyente cuenta, en su lugar, o además, con los siguientes rendimientos íntegros como dividendos, intereses y ganancias patrimoniales sometidos a retención con un tope conjunto de 1.600 euros; rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos íntegros del capital mobiliario no sujetos a retención derivados de letras del Tesoro y subvenciones para la adquisición de viviendas de protección oficial o de precio tasado, y demás ganancias patrimoniales derivadas de ayudas públicas, con el límite conjunto de 1.000 euros.

Comentarios
Lo más