MIRANDA DE AZÁN

Superando barreras y sin excusas, así quiere llegar Marcelino Blázquez a la Alcaldía de Miranda de Azán

Superando barreras y sin excusas, así quiere llegar Marcelino Blázquez a la Alcaldía de Miranda de Azán
Miembros de la lista del PP en Miranda de Azán, que se presenta este sábado a las 19.30 horas en el Centro Cívico del pueblo
Superando barreras y sin excusas, así quiere llegar Marcelino Blázquez a la Alcaldía de Miranda de Azán

El cabeza de lista del PP al Ayuntamiento de este municipio del Campo Charro ha sido el único concejal de la oposición en una corporación dominada por Izquierda Unida, aunque aboga por una política de colaboración y entendimiento 

Sin excusas. Así afronta la vida Marcelino Blázquez, edil del Partido Popular en Miranda de Azán y único integrante de la oposición de un Ayuntamiento con siete concejales en el que seis son de Izquierda Unida. En silla de ruedas desde que nació a causa de una meningitis, Marcelino afronta su segunda legislatura en el Consistorio, en la que aspira ser alcalde del pueblo.

Nacido de forma prematura mientras sus padres estaban de vacaciones en la localidad francesa de Pau, su apego a Miranda de Azán le viene de familia. Sus padres viven ahí y él hace dos años que es propietario de una casa en el pueblo donde también cuida de sus caballos, su otra pasión junto con la tauromaquia. “Solo necesito ayuda para subir al caballo, una vez arriba me desenvuelvo yo solo”, dice Marcelino.

Pese a su situación, Marcelino rezuma optimismo por los cuatro costados. "No puedo andar pero los límites me los pongo yo", apunta. Su meta es la de trabajar por Miranda de Azán, y aunque a veces depende de otras personas para poder desplazarse, en el caso de no contar con nadie siempre termina encontrando la manera de viajar y no parar. "Todos en el pueblo, por mi situación, me ayudan", reconoce. 

La buena relación con Izquierda Unida 

El caso de Miranda de Azán es atípico, quizá ejemplar. La relación entre los concejales de Izquierda Unida y Marcelino, del PP, es más que buena. Sobre ello, asegura que en el Ayuntamiento “nadie tiene intereses personales, sino que se busca el bien del pueblo”.

Por ello, asegura que, durante esta legislatura, tanto las propuestas presentadas por el equipo de gobierno como las que ha presentado él se han tenido en cuenta. “Los concejales de Izquierda Unida se han portado muy bien conmigo, mis iniciativas se han escuchado y yo no me he negado a las suyas ya que eran un beneficio para el pueblo”, asegura.

Entre las políticas que plantea Marcelino de cara a los próximo cuatro años destaca su intención de lograr que Miranda de Azán tenga una escuela. Para ello, baraja que la Junta de Castilla y León posibilita abrirla con tan solo tres alumnos. “Mi objetivo es recuperar el colegio para que los niños no tengan que madrugar tanto para ir a otro pueblo o la capital”, señala. Además, su apuesta por el medio rural es firme: “Quiero estar junto a los ganaderos, conocer sus necesidades y mejorar sus recursos, como un buen estado de los caminos”.

Y aunque parte en absoluta minoría con respecto a Izquierda Unida, Marcelino es optimista. Ha renovado la totalidad de su lista de cara a los comicios municipales del 26 de mayo e incluso habla de sus expectativas de voto: “Antes de las generales se decía que Pedro Sánchez estaba haciendo las cosas muy mal y casi saca mayoría absoluta. Lo importante es ganarse la confianza de la gente con trabajo”. 

Comentarios
Lo más