La Universidad de Salamanca recordará en un congreso a los pensadores españoles exiliados tras la Guerra Civil

La Universidad de Salamanca recordará en un congreso a los pensadores españoles exiliados tras la Guerra Civil
Imagen de la presentación del evento
La Universidad de Salamanca recordará en un congreso a los pensadores españoles exiliados tras la Guerra Civil

Se celebrará del 24 al 27 de septiembre y contará con la participación de 19 ponentes mexicanos.

Una tesis doctoral sobre Eduardo Nicol, defendida en septiembre de 2018 en la Universidad de Salamanca, ha dado pie a la organización del Congreso Internacional ‘El exilio filosófico e intelectual español de 1939 ochenta años después’. Lo acogerá la institución charra del 24 al 27 de septiembre, consistirá en la celebración de varias mesas redondas y ponencias breves, y en él participarán unos 50 ponentes, entre ellos, 19 mexicanos, pues México es el país al que más pensadores españoles emigraron tras la finalización de la Guerra Civil, acontecida entre 1936 y 1939.

El objetivo es rendir un tributo a diversos intelectuales que, por su ideología política, tuvieron que marcharse de España en la época franquista y que apenas son recordados o estudiados en su país de origen, ya que ni los libros de texto contemplan su existencia. Entre ellos figuran Francisco Ayala, Pedro Bosch, Fernando de los Ríos, Luis de Zulueta, José Manuel Gallegos, José Gaos, Juan David García Bacca, Santiago Genovés, Eugenio Imaz, Rubén Landa, Eduardo Nicol, Joan Roura-Parella, Adolfo Salazar, Adolfo Sánchez Vázquez, Joaquín Xirau y María Zambrano.

“Es un honor estudiar y homenajear a personas que han sido fundamentales en la elaboración del pensamiento contemporáneo. Han pasado 80 años y es un buen momento para reflexionar sobre estos intelectuales”, señala Enrique Cabero, vicerrector de Política Académica y Participación Social de la Universidad de Salamanca.

Para Antonio Notario, decano de la Facultad de Filosofía del centro salmantino y codirector del congreso, “es un deber continuar con la tarea de construir la memoria”. “La Universidad de Salamanca siempre ha estudiado a estos autores exiliados y se están incorporando investigadores y tesis doctorales. Uno de los retos es abrir la puerta para que se lleguen a estudiar en Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, pero no se puede avanzar hasta que no se perfilen los nuevos gobiernos surgidos tras las Elecciones Generales y Autonómicas”, añade.

El otro codirector del congreso es Antolín Sánchez, investigador del Instituto de Filosofía del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. En su opinión, España ha olvidado a estos pensadores por dos motivos surgidos en la Transición: “Por una parte, los expertos en filosofía española y los jóvenes filósofos se fijaron más en el pensamiento europeo que en la tradición filosófica española y, por otra, se identificó el pasado con aspectos conservadores. Fue un doble olvido fruto del contexto y no de las intenciones”.

Andrés Ordóñez, representante de la Universidad Nacional Autónoma de México en España, considera que este congreso es una buena oportunidad para que los españoles conozcan mejor su pasado: “Los mexicanos hemos asimilado a estas personalidades como nuestras y nos sorprende el desconocimiento que existe en España sobre ellas. Para nosotros, su aportación no envejecerá jamás. La Universidad Nacional Autónoma de México debe a ellas su rigor académico, que se extiende al pensamiento filosófico, artístico, antropológico, cultural y jurídico”.

Comentarios
Lo más