Un ganadero de Cádiz paga 15.000 euros por un ejemplar de limusín en la Subasta Nacional de Ganado Selecto

Un ganadero de Cádiz paga 15.000 euros por un ejemplar de limusín en la Subasta Nacional de Ganado Selecto
Nini, el toro que ha costado 15.000 euros
Un ganadero de Cádiz paga 15.000 euros por un ejemplar de limusín en la Subasta Nacional de Ganado Selecto

No ha sido una buena mañana para los criadores de charolés, quedando muchas pujas de esta raza desiertas 

La subasta nacional de ganado vacuno ha generado 300.220 euros, adjudicándose 122 de los 162 ejemplares que han salido a puja.

Un ganadero gaditano ha sido el que más fuerte ha pujado en la subasta nacional. En concreto, lo ha hecho por 'Nini', un limusín de la ganadería de Daniel Heras Monduate por el que ha pagado nada más y nada menos que 15.000 euros. En general, los criadores de esta raza han sido los que más satisfechos han quedado a lo largo de la subasta celebrada en el Recinto Ferial este martes, 10 de septiembre. 

De los 19 ejemplares de limusín sacados a subasta 17 han sido adquiridos, quedando tan solo dos de ellos desiertos. Ninguno ha bajado de los 3.000 euros y se han registrado precios como los 7.000 euros que se han pagado por un ejemplar de los Hermanos Muñoz Carrasco, los 6.100 euros que ha costado un animal de Beatriz Monterrubio o los 5.300 euros de un toro de Carmelo González. En total, las transacciones de esta raza han alcanzado los 80.700 euros. 

No tan satisfechos han quedado los criadores de Charolés, y es que las subastas de una veintena de animales del total de 49 han quedado desiertas. Los dos ejemplares más caros que salían a la puja, un toro de 7.000 euros de José Manuel Gómez Cornejo y otro de 6.000 euros de Ángel Santiago García, no se han adjudicado. La transacción más elevada ha correspondido a la ganadería de los Tabernero Martín, cuyo ejemplar se ha vendido por 4.300 euros. En total, el charolés ha generado 94.600 euros en ventas. 

Tampoco ha sido una subasta buena para los productores blonda de aquitania. El propio Gorka Elortza, el presidente de la asociación de cría de esta raza, lo reconocía al terminar las pujas. Presentaban once toros, todos catalogados como buenos salvo uno, que era muy bueno. La venta más elevada ha sido de 3.000 euros, de José Ángel Zendoia. Cuatro pujas han quedado desiertas. Este año, los siete ejemplaes de blonda de aquitania han sido vendidos por un total de 16.500 euros. 

Dos productores, Irumendi Elkartea y Jon Koldo Bikandi Bildosola, presentaron las 15 reses de raza pirenaica subastadas, doce hembras y 15 machos. Ninguno ha quedado desierto, viendiéndose cada una de ellas por su valor inicial: 1.800 euros la mayoría, llegando a los 3.000 en un ejemplar. La raza pirenaica ha registrado un valor total de sus transacciones que ha llegado a los 29.000 euros. 

Por su parte, de raza avileña se han subastado dos toros, ambos pertenecientes a la explotación de Pedro y José Luis Sánchez Martín. Uno de ellos ha quedado desierto, vendiéndose el otro por 2.800 euros. Además, se han subastado 46 hembras, de las cuales tan solo siete han quedado desiertas. Así las cosas, las ventas totales de esta raza han rondado los 54.000 euros. 

Más minoritarias han sido las razas asturiana de los valles y retinta. Los productores de la primera han presentado 14 animales de los cuales dos han quedado desiertos. Se ha vendido un semental por valor de 4.100 euros, ascendiendo todas las pujas a 31.000 euros. Finalmente, se han subastado seis ejemplares de retinta, de los cuales uno ha quedado desierto. La transacción máxima no ha superado los 1.100 euros, llegando las ventas totales a 4.910 euros. 



Comentarios
Lo más