Obras con dos meses de retraso, falta de comunicación con el jefe de la Policía Local y promesas incumplidas, motivos de indignación para los padres del Juan Jaén: “Si hace falta, cortaremos la calle para proteger a nuestros hijos”

Obras con dos meses de retraso, falta de comunicación con el jefe de la Policía Local y promesas incumplidas, motivos de indignación para los padres del Juan Jaén: “Si hace falta, cortaremos la calle para proteger a nuestros hijos”
Obras con dos meses de retraso, falta de comunicación con el jefe de la Policía Local y promesas incumplidas, motivos de indignación para los padres del Juan Jaén: “Si hace falta, cortaremos la calle para proteger a nuestros hijos”

En marzo se anunció que el colegio público se beneficiaría de un proyecto para mejorar su eficiencia energética. La reforma tendría que haberse realizado durante el verano y así no interferir en la actividad lectiva. Sin embargo, el retraso en la licitación por parte del Ayuntamiento ha provocado que hayan comenzado a la par que el curso escolar, con todos los inconvenientes que ello conlleva. No dudarán en movilizarse si así garantizan que los escolares entran seguros a clase

Este pasado martes, 10 de septiembre, era una fecha marcada en rojo de todos los padres y madres de la ciudad de Salamanca. También de los niños y niñas, y es que era el día en el que se fijó el inicio del curso escolar para todo el alumnado de la capital del Tormes que, a diferencia del resto de la provincia, disfrutó de un día más de vacaciones gracias a la festividad de la Virgen de la Vega.

Sin embargo, uno de los colegios de la ciudad también tenía marcado dicho día pero por otras circunstancias. Y es que las obras que están teniendo lugar en la fachada del CEIP Juan Jaen iban a impedir que el comienzo de las clases se desarrollase con normalidad -o, al menos, con la misma de años anteriores.

Una circunstancia que no debía de haber tenido lugar, ya que la reforma del centro, que está comenzando estos días, tenía que estar acabada antes del inicio del curso escolar. Pero diferentes retrasos en la adjudicación del contrato provocaron que, finalmente, se solapasen con el inicio de las clases. Pero eso no es todo, y es que las medidas de seguridad que se iban a llevar a cabo para garantizar el bienestar del alumnado no han sido tal y como se anunciaron a las madres y padres en una reunión que la Dirección del centro mantuvo con los mismos.

Un fallo que se debe a la mala coordinación de la Policía Local y la empresa adjudicataria de la obra, consideran probable desde el AMPA, y que provocó que este pasado martes muchos de los padres y madres temieran por la seguridad de sus hijos, según manifestaron a SALAMANCA24HORAS.

Unas obras que estaban previstas para el verano y que comenzaron con dos meses de retraso

El problema de estas obras viene de varios meses atrás. El Ayuntamiento de Salamanca anunciaba por primera vez la ejecución de dos proyectos para mejorar la eficiencia energética tanto en el CEIP Juan Jaén como en el CEIP Gran Capitán -ambos de titularidad municipal- el pasado 21 de marzo. Era uno de los grandes contratos del Consistorio -1,5 millones de euros-, si bien el 49% de la inversión -765.601 euros- estaría sufragada con fondos FEDER (Fondo Europeo de Desarrollo Regional).

Poco más de un mes después, el 25 de abril, se anunciaba que la Comisión de Medio Ambiente había dado el visto bueno a dichos proyectos y que los mismos se licitarían próximamente “con la intención de ejecutarlas durante el periodo estival”.

Sin embargo, no era hasta el 3 de julio cuando se anunciaba que el proyecto de para mejorar la eficiencia energética del Juan Jaén había sido adjudicado. Lo hacía con un valor de 392.589 euros, lejos de los 515.816,23 euros presupuestados, tal y como se recogía en el Proyecto de actuación para la mejora de la eficiencia energética en el Colegio Público “Juan Jaén” de Salamanca.

Además, se daba la circunstancia de que la fecha de adjudicación -3 de julio- era posterior a la fecha pensada para el comienzo de las obras, según señalaba esa misma memoria, que marcaba la fecha de inicio para la intervención en la fachada a finales de julio y el final completo de todas las actuaciones antes del comienzo del curso escolar.

Calendario actuación Juan Jaén

De hecho, en el Proyecto de actuación para la mejora de la eficiencia energética en el Colegio Público “Juan Jaén” de Salamanca se especificaba que las obras constituían una intervención parcial en un edificio “en el que inicialmente no estará en su actividad normal al desarrollarse durante el periodo vacacional, por lo que deberán respetarse los tiempos para no encontrarnos con una interferencia funcional entre las obras y el normal desempeño de las actividades administrativas y docentes que se llevan a cabo habitualmente en el centro, en especial en las zonas del perímetro del edificio en los que se va a intervenir”.

Es más aseguraba que “no se contempla que la duración prevista inicialmente para las obras pueda superar estos periodos vacacionales”, si bien planteaba una serie de medidas para reducir el impacto de la obra “en la posible actividad extraescolar del centro”, pidiendo “una buena dosis de comprensión y flexibilidad” tanto a los responsables como a los usuarios del centro así como a la empresa adjudicataria de las obras.

El retraso se debió a la “escasa rentabilidad económica” de las obras y han provocado lo que se trató de evitar: interferencias en la actividad lectiva y docente

Que en el Proyecto de actuación para la mejora de la eficiencia energética en el Colegio Público “Juan Jaén” de Salamanca se estableciese un calendario de actuación previo al inicio del curso escolar no significaba la obligación para la empresa adjudicataria de tener la obra finalizada para entonces. Eso era lo recomendado pero, en el momento en el que la adjudicación por parte de la Mesa de Contratación tuvo lugar días después de la fecha óptima para el inicio de las obras, se antojaba imposible ‘cumplir plazos’.

Pero, ¿cuáles fueron los motivos para que la licitación se demorase tanto en el tiempo? El “escaso beneficio empresarial”. Así lo atestigua el presidente del AMPA (Asociación de Madres y Padres) del Juan Jaén, César Rodrigo, a SALAMANCA24HORAS.

Este padre lamenta que las obras comiencen justo con el curso porque “tenían que haberse terminado ya”, y explica que, pese a que desde la Administración les han puesto como excusa que han sido “temas burocráticos” derivados por el cambio del Equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de Salamanca, la realidad es que se trataba de una obra poco rentable para las empresas.

“El presupuesto era muy ajustado y ninguna empresa quería hacerla”, relata el presidente del AMPA. Un hecho que ha podido confirmar este medio tras conversar con una de las empresas que tenía previsto presentarse al concurso pero no lo hizo porque “apenas cubría los gastos”.

De hecho, a César Rodrigo le detalló el Jefe de la Policía Local, José Manuel Fernández, en una reunión mantenida este pasado martes que él tenía constancia de que las obras iban a empezar el pasado 2 de julio y no el 2 de septiembre, fecha cuando comenzaron. Un encuentro que tuvo lugar tras la indignación de los padres y madres al comprobar que las medidas de seguridad previstas para la entrada de los escolares al colegio no eran tal y como les habían informado. 

Del corte total de la calle Profesor Sáez a la colocación de unas vallas porque “era una hora valle y no había agentes de Policía Local disponibles”

Visto que las obras iban a coincidir con los primeros meses del curso escolar -tienen un período de ejecución de 11 semanas, por lo que se espera que estén acabadas a mediados de noviembre siempre que no haya retrasos-, la Dirección del CEIP Juan Jaén decidió convocar a las madres y padres a una reunión el pasado miércoles, 4 de septiembre, para informarles de ciertas medidas de seguridad que se iban a tomar.

En dicha reunión, además de detallar cómo iban a sucederse las obras, se explicaron varias cosas, como que la entrada se realizaría durante la reparación de la fachada -aproximadamente, mes y medio- por la entrada de la calle Profesor Sáez; que los obreros no realizarían obras en la fachada durante los dos recreos que disfrutan los escolares del centro -uno de 11:30 a 12 horas para los más grandes y otro de 12 a 12:30 horas para los más pequeños-; o que tuvieran paciencia con los ruidos que provocarían las obras, si bien se intentaría que la interferencia fuera mínima.

Unas medidas tomadas, según se explicó en la reunión, tanto por la empresa adjudicataria como por el Ayuntamiento de Salamanca en pos de “que el curso comience lo más natural posible”, según aseguró la propia directora, quien también pidió comprensión a los y las asistentes -poco más de una decena- porque “el colegio va a quedar bien”.

Sin embargo, llegado el día del inicio del curso escolar, las medidas de seguridad no han sido tales. La calle, que debía cortarse a las 8:45 horas aproximadamente para que los escolares formasen en filas, ha permanecido abierta al tráfico en todo momento, puesto que lo que ha hecho el Consistorio ha sido colocar unas vallas ‘protegiendo’ la mitad de la calle para que ahí los niños y niñas esperasen al timbre.

valla profesor sáez

Eso ha cabreado a muchos padres, tal y como cuenta César Rodrigo: “A nosotros nos dicen, entre otras muchas cosas, que la calle va a estar cortada al tráfico. Pero los coches estaban venga a pasar, y la gente ha alucinado”, explica. Por ello fue a hablar con la directora, quien le confirma que el jefe de obra le transmitió a la Dirección del centro que había acordado con la Policía Local cortar el tráfico.

“Alguien ha transmitido mal la información, porque voy a hablar con el Jefe de la Policía Local y me comenta que si él hubiese estado en esa reunión, habría dicho que no se puede cortar el tráfico, porque no tiene efectivos suficientes a la hora de entrada (9) y salida (14) del colegio”, prosigue el presidente del AMPA Juan Jaén.

Concentraciones de padres y madres frente al colegio, posible solución

Por ello, César le pidió a José Manuel Fernández que tomase alguna medida porque “no podemos estar mes y pico así”, recordando que a las madres y padres les habían asegurado que iban a cortar la calle media hora -de 8:45 a 9:15 y de 13:45 a 14:15- para garantizar la seguridad de los escolares.

“Él (José Manuel Fernández) admite problemas de recursos y disponibilidad de plantilla y de organización, y me dice que no es posible. Sin embargo, a la salida (14 horas) había cuatro agentes controlando”, afirma sorprendido el presidente del AMPA. “Me ha dicho que lo va a meter en servicio y que, si no hay nada, irá una pareja (de agentes), pero no me lo puede garantizar”.

“Los primeros días no fallarán, pero no sé si van a estar un mes y pico así”, continúa César Rodrigo, quien relata a SALAMANCA24HORAS que, si la Policía Local empieza a fallar, a los padres y madres no les quedará otra que comunicarse con la Subdelegación del Gobierno para hacer concentraciones diarias a la hora de entrada y salida de clases en la calle Profesor Sáez. Todo lo necesario para garantizar la seguridad de sus hijos.

“No nos garantizan nada con el peligro que eso supone. Además, se justificaba (José Manuel Fernández) de 1.000 formas, como que los padres quieren ir hasta la puerta del colegio en coche. Pero, si está la calle cortada, no se mete nadie”, insiste el presidente del AMPA, quien también detalla que el jefe de la Policía Local le puso como excusa que “en Ferias tienen muchos problemas y servicios. Pero, ¿qué actividad de Ferias hay a las nueve de la mañana? ¿Y tienes una hora valle a las dos de la tarde y no a las nueve de la mañana?”. 

Confían en que no haya más retrasos para poder volver a entrar por donde siempre

La entrada por la calle Profesor Sáez se realizará ‘sólo’ mientras duran las obras de la fachada del patio. “Luego ya podremos acceder, pero veremos a ver si duran lo previsto”, valora César. Ese tiempo previsto es de, aproximadamente, mes y medio. Sin embargo, toda la información que les ha llegado hasta el momento, como el corte de la calle, no se ha cumplido.

“Hoy hemos llegado y no había nadie. Nos ha causado mucha indignación que nos hubiesen vacilado, y hemos entrado a hablar con la directora. A ella le dijeron también que sí (se iba a cortar la calle), pero resulta que no”, recalca, señalando que el jefe de la Policía Local aclaraba que había sido un error de interpretación del jefe de obra, quien había tomado esa decisión “sin contar con nadie”.

Los padres y madres no terminan de fiarse, y confían en que se tomen las medidas adecuadas en los próximos días, si bien creen que será al principio cuando se cumpla todo, volviendo a la situación vivida este martes al poco tiempo. Lo único que tienen claro es que la culpa no es ni suya ni de los alumnos, y que las obras ya tenían que estar acabadas. 

patio juan jaén

Además, en conversaciones con SALAMANCA24HORAS durante la entrada del colegio, diferentes grupos de padres y madres calificaban de “vergonzoso” lo que estaba ocurriendo y temían por la seguridad de sus hijos por lo cerca que estaba la valla del paso de los coches. Así, ya no sólo temían un posible atropello o bien de los escolares o bien de los padres aglomerados en la acera esperando a que entrasen sus hijos e hijas, sino que un vehículo golpease la valla y esta se cayera encima de todos los pequeños. Es por ello que había varias madres y padres apostados junto a dicha valla, para “proteger a nuestros hijos”.

Como posibles soluciones, consideraban la opción de pedir que o bien los niños y niñas fueran entrando directamente a clase cuando llegaran -“porque ellos ya saben dónde está su clase”- o bien que fueran citados a diferentes horas para evitar una gran aglomeración de escolares en una pequeña calle de un único sentido.

El ruido, otro de los inconvenientes; la caída de cascotes, el gran temor

Otro de los inconvenientes que han sufrido tanto el alumnado como el profesorado del Juan Jaén ha sido el ruido que ha causado las obras. “Sabíamos que ruido iba a haber, porque es lógico, y nos han pedido paciencia. Veremos si los niños se han quejado a los padres”, explicaba el presidente del AMPA. Sin embargo, este medio ha podido saber que, en ocasiones, el estruendo ha sido tal que se ha hecho imposible la docencia.

De igual manera, pese a que se prometió que las obras o bien se pararían o bien se harían en el interior del centro durante la hora del recreo, este martes se pudo observar a obreros por los andamios y en la fachada del colegio en torno a las 12:15 horas -momento en el que los más pequeños están en el patio-.

Si bien los andamios han sido cubiertos con vallas para que los niños no jueguen cerca de ellos ni se suban -aunque todavía queda algún resto de las obras, como arena, por el patio-, la caída de algún posible cascote es algo que inquieta tanto al profesorado como a los padres y madres. “Yo hoy no me he podido acercar, pero tendremos que estar vigilantes de que eso no suceda. Los profesores podrían comentárnoslo en petit comité, pero ni el Claustro ni la Dirección nos van a decir nada”, finaliza César Rodrigo.

Sea como fuere, las obras del Juan Jaén han sido un verdadero quebradero de cabeza en el primer día de clase. Por delante, al menos un mes y medio en el que la seguridad de los escolares a la hora de entrar y salir va a ver un reto diario, aunque queda la esperanza de que se tomen las medidas adecuadas para evitar cualquier desgracia.

Comentarios