​Los Bomberos Forestales de las BRIF se unen en contra de TRAGSA, que sancionó a un compañero por hablar con un medio de comunicación

​Los Bomberos Forestales de las BRIF se unen en contra de TRAGSA, que sancionó a un compañero por hablar con un medio de comunicación
Miembros de BRIF Puerto del Pico
​Los Bomberos Forestales de las BRIF se unen en contra de TRAGSA, que sancionó a un compañero por hablar con un medio de comunicación

La empresa pública TRAGSA sancionó a un miembro de BRIF por contar el estado de un incendio a un medio de comunicación

El pasado 20 de agosto en el incendio forestal en Valleseco (Gran Canaria) fueron movilizadas cuatro Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales BRIF del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación: BRIF Pinofranqueado (Cáceres), BRIF Puntagorda (La Palma), BRIF Tabuyo del Monte (León) y BRIF Daroca (Zaragoza) para apoyar y trabajar duramente en su extinción durante 8 días fuera de sus casas defendiendo del fuego las islas y en definitiva el patrimonio natural, bienes y personas de todos los ciudadanos del territorio español.

Un bombero forestal BRIF en calidad de Presidente de esta Asociación de Trabajadores de las BRIF realiza unas declaraciones fuera de su jornada laboral para un diario digital y por ello es sancionado, siendo esta la noticia y las declaraciones:

“Queda mucho curro, pero columna conflictiva no hay en estos momentos. En principio haremos el turno completo hasta el sábado, pero luego veremos. En Castrocontrigo se quemaron casi 12.000 hectáreas y el trabajo fue inmenso”

Desde las BRIF se han unido para apoyar a su compañero y condenar esa acción de TRAGSA con el siguiente comunicado:

 “Como se puede observar ni expresan, ni muestran ningún secreto o confidencialidad que no se pueda consultar en otros medios de comunicación, así como del funcionamiento de las BRIF que se puede consultar en la web del propio Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación

Es por esto que desde la ATBRIF queremos poner de relieve estas maniobras llevadas a cabo por parte de la empresa pública TRAGSA que se apoya en estas declaraciones para atentar contra uno de los derechos fundamentales de toda persona: la libertad de expresión como viene muy bien recogido en nuestra Constitución.

Las BRIF se juegan la vida por cuidar el patrimonio natural de nuestro país y de los bienes y personas que en él habitan y la respuesta de quienes las gestionan es esta: coartar, censurar, amordazar y sancionar a sus trabajadores en vez de cuidar a unos profesionales que siempre dejan el nombre de la BRIF y, por ende de sus gestores en lo más alto, gracias a su trabajo, sudor y esfuerzo diario por poco más de 1.000 euros al mes.

No se puede invisibilizar el trabajo que realizan las BRIF.

TRAGSA la empresa de carácter público que las contrata, aspecto que agrava más este caso, en 2014 ya lo intentó sancionando 5 días de empleo y sueldo a un trabajador que tomó una foto en un incendio y después se publicó en redes sociales de esta Asociación, siendo éste el revulsivo de una huelga que duró 107 días y dio más fuerza para divulgar y difundir aún más si cabe nuestra profesión ante la dejadez de TRAGSA y MAPA de publicitar y dar luz a este colectivo en el trabajo y actuaciones que realiza, hecho debatido y demandado muchas veces en reuniones oficiales y que con respuesta negativa nos vemos abocados a ser nosotros mismos los que nos encarguemos de esta divulgación que por cierto, no sólo es el hueco que deja TRAGSA y MAPA por su desinterés, sino que además ATBRIF es referente en información de incendios forestales por su correcta e impoluta utilización de redes sociales y medios de comunicación, cuidadosos en todo momento con la información transmitida por saber de lo importante que es una emergencia y de cómo se trata su información bajo un protocolo de comunicaciones y gabinete propio, reiterando que no dejamos de suplir un hueco de un gabinete de prensa oficial como puede tener la UME, por ejemplo.

Si ellos no quieren promocionar nuestro trabajo lo seguiremos haciendo nosotros.

Esta sanción es aún más extraña porque nunca antes a ningún cargo o socio de la ATBRIF, ni a ningún trabajador de la BRIF por ende se le había sancionado por hacer declaraciones a prensa y podemos citar muchos ejemplos en estos 27 años de historia.

Coartar la libertad de expresión no es el medio para mantener a este colectivo contento, aun habiéndose aplicado el último acuerdo el 19 de Julio de 2019 por el que se mejoran algunas condiciones de nuestro trabajo pero quedan muchas cosas por mejorar y una de ellas es la divulgación y apuesta de este nuestro dispositivo por parte de nuestros gestores TRAGSA y MAPA.

Por todo esto, este colectivo no se resigna y seguirá luchando por divulgar y mejorar una profesión que hasta hace bien poco estaba denostada pero que siempre ha sido esencial para el bienestar del mundo rural y del medio ambiente.

Durante toda esta semana se programarán acciones de apoyo desde las distintas bases que componen el colectivo de las BRIF.

#TragsAmordaza

#BRIFSinCensura

#SiTocanAUnoNosTocanATodos

EEkpysjXUAAIh8w

Comentarios
Lo más