​La Universidad de Salamanca y Oxfam Intermón suscriben un convenio de colaboración para fortalecer su relación

​La Universidad de Salamanca y Oxfam Intermón suscriben un convenio de colaboración para fortalecer su relación
​La Universidad de Salamanca y Oxfam Intermón suscriben un convenio de colaboración para fortalecer su relación

Desde 2011, la institución de educación y la ONG trabajan de manera conjunta, pero el acuerdo firmado hoy se centrará en los nuevos desafíos mundiales -como la emergencia climática- y en la formación

La Universidad de Salamanca y la ONG Oxfam Intermón han suscrito en la mañana de este jueves, 19 de septiembre, un convenio de colaboración. El mismo fue suscrito por el rector del Estudio salmantino, Ricardo Rivero; y Sofía Hernández, coordinadora de OXFAM Intermón en Salamanca, que estuvieron acompañados, entre otros, por Enrique Cabero, vicerrector de Política Académica y Participación Social de la institución académica; y Enrique Maruri, director de Campañas y Ciudadanía de la ONG.

Tal y como destacó Rivero, este nuevo acuerdo mejora al que ya estaba firmado, puesto que la institución académica y la ONG vienen trabajando desde 2011, si bien ahora se centrará, además de en la cooperación internacional al desarrollo y la pobreza, en los nuevos desafíos mundiales como la emergencia climática, así como en la formación del alumnado.

Por su parte, la responsable en Salamanca de Oxfam Intermón, Sofía Hernández, resaltó que este nuevo convenio es “muchísimo más amplio” y que el primer párrafo del mismo expone las ideas que tanto la Universidad como la ONG comparten, como la formación y la sensibilización de los alumnos en materia de voluntariado y causas justas.

Y es que, como lamentó la responsable de la ONG en nuestra ciudad, en muchas ocasiones “falta voluntad, pero en este equipo de Gobierno la hemos encontrado”, por lo que en el convenio se recogen párrafos “muy claros” en la materia a trabajar, como la creación de una Comisión de Seguimiento que antes no existía y que se formará a lo largo de este trimestre.

Un nuevo plan estratégico cuyo eje vertebrador son los ODS

Ricardo Rivero también señaló que este acuerdo se alcanza en el marco de un nuevo plan estratégico cuyo eje vertebrador son los objetivos de desarrollo sostenible, por lo que “la cooperación internacional merece una reconsideración en términos de fortalecimiento”, tal y como vienen impulsando en los acuerdos suscritos durante los últimos meses.

Así, no sólo se debe incidir en el campo del voluntariado, prosiguió el rector, sino también en “la selección de los proyectos” para ir en la línea de la cooperación internacional, algo a lo que en la Universidad se dedica el Servicio de Asuntos Sociales pero que se deberá potenciar.

Mientras, Sofía Hernández valoró que trabajarán con la Universidad de Salamanca para que la institución logre el sello de ‘Comercio justo’ aunque, si no se logra porque es una tarea difícil, se puede ir trabajando “tanto en la introducción como en la sensibilización, formación o investigación de proyectos”, entre otros aspectos.

“Este convenio tiene que servir a la sociedad”

El rector, que valoró positivamente la reunión con los agentes sociales de la ciudad, explicó que la misma valdrá para evitar, con una metodología nueva, “el solipsismo y la introspección” para plantear los contenidos no sólo desde el punto de vista institucional, sino que esté organizada en colaboración con la comunidad universitaria. De hecho, Rivero insistió en que la opinión de la sociedad “es crucial” y que el convenio suscrito, que “tiene que servir a la sociedad” es “una muestra concreta”.

Y es que la cooperación al desarrollo entra dentro de los fines estatutarios del Estudio salmantino, tal y como recordó Rivero, quien consideró que es una reivindicación justa y una seña de identidad “no sólo desde su fundación y, especialmente, durante el siglo XVI”, sino también bajo la dirección de Miguel de Unamuno.

“La colaboración es el mayor método de financiación de las ONG, y sin estas no habría conocimiento alrededor de temas críticos”

Entre los presentes estuvo Enrique Maruri, director de Campañas y Ciudadanía de Oxfam Intermón, quien recordó tras ser preguntado que las ONG tienen un papel fundamental porque producen conocimiento “que otros no generarían alrededor de temas críticos”, como la lucha por las desigualdades.

Un conocimiento que sin las ONG “no se producirían”, por lo que es un elemento “importante” a la hora de movilizar los esfuerzos y los recursos de los países, más allá del apoyo a la población vulnerable “que no podría ser atendida”. “Trabajamos de la mano con los gobiernos”, recordó Maruri, quien lamentó que haya situaciones que “han puesto sobre la mesa dificultades en las ONG” que han provocado cierto descrédito, si bien Oxfam Intermón ha adoptado medidas importantes en la protección al abuso y al acoso sexual.

“Sin nosotros, la movilización de los ciudadanos en torno a las causas comunes sería mucho menos”, prosiguió el director de Campañas y Ciudadanía de la ONG, quien destacó que son las organizaciones no gubernamentales las que dan voz a personas que viven en países en desarrollo.

Sobre la financiación, Maruri destacó que la colaboración de los socios y los activistas es el rol más importante, puesto que casi las 300.000 personas que ayudan a Oxfam Intermón son las que más aportan a la ONG, seguidas de las subvenciones de los diferentes gobiernos y la colaboración esporádica con empresas. 

Comentarios
Lo más