​Los funcionarios de Castilla y León irán a la huelga el 6 de noviembre tras rechazar la Junta la jornada de 35 horas semanales

​Los funcionarios de Castilla y León irán a la huelga el 6 de noviembre tras rechazar la Junta la jornada de 35 horas semanales
Foto de archivo
​Los funcionarios de Castilla y León irán a la huelga el 6 de noviembre tras rechazar la Junta la jornada de 35 horas semanales

Cumplen así la promesa realizada el pasado miércoles, cuando amenazaron con la huelga y más movilizaciones -que comenzarán el 3 de octubre- si el Gobierno Autonómico no cumplía con la propuesta preelectoral. La decisión se tomó este pasado viernes tras una reunión que mantuvieron los sindicatos con representantes de la Junta

Huelga a la vista en Castilla y León. Los diferentes sindicatos de la Comunidad han llamado al paro general a los empleados públicos autonómicos el próximo 6 de noviembre tras conocer que la Junta no implantará la jornada de 35 horas semanales para sus trabajadores.

Así lo confirmaban a última hora de este viernes los sindicatos CCOO, UGT y CSIF tras una reunión que mantuvieron con representantes del Gobierno regional. Un encuentro de apenas 30 minutos donde conocieron la postura política de la Junta de Castilla y León, que rechazó esta jornada laboral de 35 horas primero argumentando su alto coste -cifrado, según el Gobierno regional, en 120 millones de euros- y, posteriormente, aduciendo otros inconvenientes no económicos, según informan los sindicatos.

Así, pese a ser una de las promesas electorales de Alfonso Fernández Mañueco, los trabajadores públicos autonómicos no verán cumplida dicha propuesta, por lo que a última hora de este pasado viernes, 27 de septiembre, certificaban el calendario de movilizaciones propuesto el pasado miércoles que comenzarán el próximo 3 de octubre con una concentración en las diferentes Delegaciones Territoriales y terminará con la gran huelga general el 6 de noviembre.

Entre medias, una movilización en Valladolid el próximo 17 de octubre, coincidiendo con la reunión del Consejo de Gobierno de Castilla y León; y un paro de dos horas el próximo 25 de octubre a partir de las 11:30 horas. Todas estas acciones estarán encaminadas “a conseguir que la Junta recapacite y cumpla los acuerdos firmados y comience, por fin, a valorar a los profesionales que tiene a su servicio”, tal y como relataron en un comunicado los sindicatos.

De hecho, los representantes sindicales de CCOO, UGT y CSIF aseguraron a la salida de la reunión mantenida este viernes sentirse "amenazados" y criticaron la actitud del Ejecutivo regional por no aceptar su propuesta de aplicar a partir del 1 de enero las 35 horas y mantener desde el 1 de octubre el horario de verano existente en algunos servicios.

Tras tomas la decisión de huelga, los sindicatos también han advertido a la Junta que a partir de este momento, los contactos serán con el comité de huelga, si bien están dispuestos a seguir negociando.

Por su parte, en una nota de prensa, la Junta ha tratado de aplacar los ánimos asegurando que "existe una firme voluntad de aplicar la medida y que seguirá trabajando para garantizar que se haga asegurando la correcta prestación de los servicios públicos a todos los castellanos y leoneses y a través de una modificación normativa en plena concordancia con la legalidad vigente".

Eso sí, matiza que "la medida se aplicará teniendo en cuenta su estabilidad a futuro y siempre bajo la premisa de la equidad, garantizando que alcance a todos los empleados públicos de la Comunidad". Y ante las movilizaciones previstas, las cuales dicen respetar, "la Junta de Castilla y León entiende que la solución a esta cuestión solo pasará por el diálogo entre las partes".

Comentarios
Lo más