​La Diputación aumenta en 500.000 euros la cuantía destinada a su estrategia de empleo: “No dejaremos a nadie fuera de la convocatoria”

​La Diputación aumenta en 500.000 euros la cuantía destinada a su estrategia de empleo: “No dejaremos a nadie fuera de la convocatoria”
​La Diputación aumenta en 500.000 euros la cuantía destinada a su estrategia de empleo: “No dejaremos a nadie fuera de la convocatoria”

En total, La Salina destinará cerca de 2,5 millones para atender las 241 solicitudes para la creación de autoempleo y de 61 solicitudes para el fomento del empleo que crearán 98 contratos

El presidente de la Diputación, Javier Iglesias, acompañado del diputado en Relaciones Laborales, Antonio Labrador, ha presentado datos sobre la última estrategia de empleo del organismo provincial para este año, 2019.

Según ha manifestado Javier Iglesias, se han encontrado con una “muy agradable sorpresa”, y es que las peticiones han superado claramente las expectativas que se marcaron desde la Diputación de Salamanca. Es decir, que ha habido más personas que han pedido la subvención para el autoempleo y más empresas han hecho propio para el fomento del empleo porque “están asentadas y desean incrementar la plantilla”, aseguró el presidente de la Diputación.

Iglesias ha recordado que la cuantía destinada para esta estrategia de empleo era de 2 millones de euros “pero podría no ser suficiente”, por lo que aumentarán la financiación para encarar dicha estrategia en unos 500.000 euros. “No dejaremos a nadie fuera de la convocatoria si cumplen las bases que hemos sacado”, proseguía el presidente de la Diputación, quien también afirmaba que el compromiso de La Salina es incrementar el presupuesto para atender todas las peticiones que lleguen.

De hecho, el presidente de la Diputación aseveró que, tras los últimos datos conocidos sobre el paro, el compromiso del organismo provincial es “aún mayor”, ya que la obligación “inquebrantable” de La Salina es fomentar el empleo y la creación de oportunidades en el medio rural.

Así, esta estrategia de empleo manda un mensaje “claro y rotundo” para todas aquellas personas que deseen montar una empresa y tener una oportunidad en el medio rural: “que la Diputación les va a seguir tendiendo la mano”, recalcó el presidente, quien valoró la importancia y la repercusión que tienen estos planes, ya que “crean empleo y por ello, fijan población, siendo un círculo vicioso por el que apostamos sin titubeos”.

Más de 300 solicitudes que permitirán crear 339 empleos durante los próximos dos años

Javier Iglesias detalló los datos de esta convocatoria: se han recibido 241 solicitudes válidas para el fomento del autoempleo, de las cuales 121 pertenecen a mujeres y 120 a hombres; además, hay 61 solicitudes para 98 contratos -se pueden solicitar hasta 3 contratos para una misma empresa- en el fomento del empleo en la provincia, lo que supone “el doble de solicitudes respecto al año pasado”.

“La valoración que hacemos desde la Diputación es que demostramos que somos una administración comprometida con las personas y los municipios de la provincia de Salamanca”, recalcaba Javier Iglesias, quien insistía en que La Salina es “garante de la creación de oportunidades” ya que realizan apuestas para fijar la población. “Esto no son palabras, son hechos”, afirmaba.

Es más, el presidente de la Diputación reflejó que, desde que empezaron este tipo de convocatorias, en 2013, “en plena crisis económica”, la Diputación ha atendido 1.043 solicitudes de autoempleo y 261 para el fomento del empleo, lo que es motivo de orgullo “por haber echado una mano a más de 1.000 salmantinos”.

Ambas ayudas tienen una duración de dos años, por lo que cada año se superpone a la del año anterior. Sobre la supervivencia de las empresas, Javier Iglesias se ha mostrado “sorprendido” ya que, de las convocatorias de años anteriores, muchas siguen funcionando y existiendo, lo que demuestra que “hay talento en la provincia de Salamanca” y que hay chicos y chicas que tienen una oportunidad “porque les echamos una mano”.

Esa “mano” sirve para que los solicitantes de la convocatoria puedan pagar los seguros sociales esos dos años además de recibir una cuantía de dinero para comenzar su negocio, “especialmente el primer año”, lo que provoca que cerca de dos tercios de las empresas continúen su actividad pasado ese período de tiempo, lo que es “un ato extraordinariamente positivo y muy bueno”.

Por su parte, Antonio Labrador concretó que las solicitudes expuestas son “las que realmente se conceden”. Y es que hay más solicitudes que “por unos motivos u otros no se dan”, como puede ser la propia renuncia, ya que hay que justificar los 24 meses en los que se recibe la ayuda.

Comentarios
Lo más