PLAN DE SALVAGUARDA

El bordado serrano busca el reconocimiento de la Unesco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

El bordado serrano busca el reconocimiento de la Unesco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad
El bordado serrano destaca por su singularidad
El bordado serrano busca el reconocimiento de la Unesco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

EnTre2, iniciativa de la Red Arrayán, quiere impulsar y proteger una de las manifestaciones tradicionales de la cultura de la Sierra de Francia

Cuidar y potenciar el valor del patrimonio inmaterial del bordado popular de la Sierra de Francia es uno de los principales objetivos del Plan de Salvaguarda EnTre2, iniciativa de la Red Arrayán, que ha contado con el respaldo del Ayuntamiento de Mogarraz a la que se han sumado otras entidades. Un plan para poner en valor el bordado serrano surgido del Laboratorio de Diseño e Innovación Eco-Cultural de Red Arrayán, realizando talleres de creación compartida con mujeres del medio rural.

BORDADO SERRANO ARRAYAN  (12)

Solo el pasado año fueron casi 80 las que participaron en los cursos de salvaguarda del bordado, con un interés creciente por continuar con esta labor manual, "especialmente entre las jóvenes" en una de las manifestaciones tradicionales de la cultura de la Sierra que tiene garantizado su futuro con las maestras del bordado. ¿El objetivo ahora? Como explica José Ángel Poveda, de la Red Arrayán, es que se reconozca este patrimonio inmaterial como Bien de Interés Cultural y la Unesco lo incluya en la lista de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, como ya lo están otros bordados europeos.

TALLERES

Un proceso largo que, como explica Poveda, requiere del apoyo e implicación de las instituciones y entidades privadas para dinamizarlo y protegerlo. En este sentido, asegura que en breve mantendrán encuentros con el director general de Patrimonio de la Junta y con la Consejería de Cultura para recabar apoyos y conseguir el propósito del proyecto, su declaración como BIC.

"Hemos visto que otros bordados europeos están declarados y el nuestro no sé si tiene más valor, pero al menos igual sí, por lo que queremos la declaración de patrimonio mundial de la humanidad", aunque, admite que será un proceso largo en el tiempo. Propuesta que cuenta con el respaldo del Ayuntamiento de Salamanca que, en el pleno del pasado 4 de octubre, aprobó una declaración conjunta de todos los grupos para que se incluya como BIC.

Sin embargo, lamenta que “no contamos con ayuda de nadie, a veces valoran más nuestro trabajo personas de otros lugares”. En este sentido, señala a la Diputación, “a la que hemos propuesto publicar el estudio o realizar una exposición potente del bordado sin contar con ayuda, por el momento”.

El origen del bordado serrano apunta a Persia o Bizancio

¿Qué hace único el bordado serrano? Para José Ángel Poveda, recoge un amplio acervo cultural del Mediterráneo, porque, aunque no está clara la procedencia, todo apunta a que los orígenes pueden estar en Persia o Bizancio, con similitudes también con bordados griegos. “Otros tienen su valor, pero no recogen esta herencia cultural”.

BORDADO SERRANO ARRAYAN  (2)

Una labor manual de muchas horas sobre colchas, manteles, sábanas, paños… en la que dibujos, distribución y colores dan forma a un patrimonio “vivo, que ha evolucionado” al que sí se le puede poner precio. De hecho, manifiesta Poveda, Mogarraz y La Alberca han sido dos de las localidades con más bordadoras que han tenido escuelas propias,  donde se bordaba para fuera por encargo, “bordaban y vendían”.  También reconoce que hay muchos casos de bordados heredados en los que el valor puede ser “incalculable”.

BORDADO SERRANO ARRAYAN  (10)

Trabajos en algunos casos “muy impresionantes”, encontrados en casas particulares y en museos como el bordado del Museo de Valencia de don Juan, “que representa el árbol de la vida con dos leones en colores ocres que parece egipcio, desconociéndose el origen”.  

Porque, explica, posteriormente comenzaron a utilizarse hilos de colores con profusión de figuras de gran colorido, al tratarse de un patrimonio “vivo, que ha ido evolucionando”. Unos dibujos e imágenes bordados en tejidos que, en no pocas ocasiones, también se plasman en otro tipo de materiales, en una labor minuciosa y detallista.  Para José Ángel Poveda, al frente de EnTre2, con este proyecto  "abrimos posibilidades para aprender y recibir", destacando el papel del Manual de Salvaguarda del bordado con el que se pretende “proteger lo más auténtico del bordado en motivos, colores o técnicas”.

Comentarios
Lo más