​Las promesas incumplidas de Carbayo: Ni rastro de las obras que empezarían en otoño de 2018 en las rotondas Ruta de la Plata y Tratado de Tordesillas

​Las promesas incumplidas de Carbayo: Ni rastro de las obras que empezarían en otoño de 2018 en las rotondas Ruta de la Plata y Tratado de Tordesillas
​Las promesas incumplidas de Carbayo: Ni rastro de las obras que empezarían en otoño de 2018 en las rotondas Ruta de la Plata y Tratado de Tordesillas

El cierre total de las glorietas partidas situadas en las avenidas de los Agustinos Recoletos y de San Agustín, se realizarían, según el por aquel entonces concejal de Fomento, “de manera inminente”. Palabras que anunció a la prensa en julio de 2018 –y medidas que se recogieron en el presumido Plan de Seguridad Vial- después de visitar las obras del barrio de los Capuchinos. Tampoco se ha llevado a cabo ninguna acción para la prometida glorieta de Federico Anaya con el Paseo de los Olivos y avenida de los Cedros 

El Ayuntamiento de Salamanca anunció en 2018 y de la mano de Carlos García Carbayo, concejal de Fomento por aquel momento, un “completo plan de Seguridad Vial” que incluía cambios en los semáforos, en las señales viales horizontales y verticales, limitaciones de velocidad en algunas calles, colocación de nuevas cajas de radares… en definitiva, mejoras y acciones en diferentes puntos de la ciudad para reducir los accidentes. Aquí también entraron en escena la creación de diferentes glorietas y la modificación de la disposición de alguna de ellas, pero, más de un año después, al menos tres de ellas siguen exactamente igual.

191458


Son los casos de las ‘semiglorietas’ Ruta de la Plata, Tratado de Tordesillas y la ‘sin nombre’ en el cruce de las calles Federico Anaya, avenida de los Cedros y Paseo de los Olivos. De la última de las tres, desde el anuncio de ese plan vial, no se volvió a hablar por parte del consistorio, sin embargo, la conversión de las dos primeras sería un trabajo “inminente” según palabras del propio García Carbayo, acompañado de Dani Llanos, que pronunció en julio de 2018 en la visita a las obras de las dos glorietas que se situaron en el barrio de Capuchinos.

Aquel día afirmó que el cierre total de las glorietas partidas situadas en las avenidas de los Agustinos Recoletos y de San Agustín se “realizarán de manera inminente con la colocación de vallas y una señalización e iluminación adecuadas”. Precisamente, destacó que las obras se llevarían a cabo en otoño de ese mismo año, cuando finalizara la construcción de las dos del barrio de Capuchinos.

Unas medidas que fueron anunciadas, pero con las que parece que al final se dio marcha atrás. De hecho, en su día también se informó desde el Ayuntamiento que, de forma provisional, en septiembre se ubicarían elementos que impidieran circular por el vial principal que las atraviesa, de modo que los conductores comenzaran a habituarse y así realizar y plantear si iba a conllevar una mejora del tráfico salmantino. Después de esa actuación, el Consistorio acometería una obra para crear una única rotonda.

Sin embargo, 2020 acaba de comenzar y de aquellas promesas del concejal de Fomento y actual Alcalde de Salamanca aún no se tienen noticias… bueno, salvo esta.

Comentarios
Lo más