La acusada de matar a su bebé de 9 puñaladas alega que una "sombra negra" le habló

La acusada de matar a su bebé de 9 puñaladas alega que una "sombra negra" le habló
La acusada de matar a su bebé de 9 puñaladas alega que una "sombra negra" le habló

La defensa ha pedido su absolución al considerar que no era "plenamente responsable" de lo que hacía

La defensa de la joven acusada de asesinar a su hija recién nacida de nueve puñaladas ha pedido su absolución al considerar que cometió el crimen en mitad de un "brote psicótico" sin ser "plenamente responsable" de lo que hacía, para reclamar, si hubiera condena, aplicar la eximente incompleta por depresión grave, según informa el diario digital 20minutos

De cara al jurado en el juicio iniciado este martes en la Audiencia Provincial de Madrid a Sonia B.A., para quien la Fiscalía pide 22 años de cárcel, el abogado defensor ha evitado abrir la puerta a discusiones sobre la autoría de los hechos: "Sonia fue la causante, ella mismo dirá" que la mató. 

El letrado ha incidido en que la acusada disfrutaba de "una vida normal" hasta que sufrió un "cóctel explosivo" como consecuencia tanto de una depresión psicótica como de una amnesia disociativa sin haber sido, según él, detectadas. "No hubo ningún aviso -ha subrayado- de que algo tan tremendo iba a suceder".

Ha expuesto que la salud mental de la joven, de 20 años y con un hijo que tuvo a los 16, ha mejorado en prisión por el tratamiento de los especialistas, una circunstancia por la que ha recomendado que sea internada en un centro psiquiátrico en vez de en la cárcel.

En su escrito, leído en la vista al jurado, el abogado señala que la acusada tenía alteraciones en la conducta desde que estudiaba secundaria en un instituto cuyos trabajadores aconsejaron a la familia que la pusieran en manos de profesionales.

Según la defensa, Sonia B.A. intentó quitarse la vida a causa de una "sombra negra" que le hablaba y la animaba a suicidarse. Para la Fiscalía, en cambio, la acusada mató "a sangre fría y premeditadamente" a su hija nada más nacer la noche del 20 de febrero de 2018 en una vivienda que compartía con su novio en Alcalá de Henares (Madrid), unos hechos por los que le atribuye un delito de asesinato con la agravante de parentesco.

El Ministerio Público relata en sus conclusiones provisionales que la acusada acababa de cumplir la mayoría de edad cuando apuñaló al bebé sin que ningún familiar supiera que estaba embarazada y sin un padre identificado, ya que las pruebas de ADN descartaron que fuera la pareja con la que convivía.

Sobre las cinco de la madrugada, la chica rompió aguas en el salón de la casa y dio a luz a una niña, de la que se separó al cortarle el cordón umbilical. La acusada apuñaló a la bebé hasta en nueve ocasiones con un arma blanca antes de limpiar la sangre con papel de cocina, que metió, junto al cadáver y la placenta, en bolsas de plástico dentro de una mochila. Luego limpió la habitación, se duchó y se acostó, siempre según el relato de la Fiscalía.

Fueron la madre y la hermana del novio quienes encontraron la mochila tres días más tarde con el bebé fallecido y los restos del parto al ir a recoger efectos personales de la joven, ingresada en el hospital por un desgarro y sangrado vaginal. El juicio continuará mañana con la declaración de la acusada, en prisión provisional desde el 23 de febrero de 2018.

Comentarios
Lo más