​El poeta hondureño Dennis Ávila, ganador del Premio Internacional de Poesía ‘Pilar Fernández Labrador’

​El poeta hondureño Dennis Ávila, ganador del Premio Internacional de Poesía ‘Pilar Fernández Labrador’
​El poeta hondureño Dennis Ávila, ganador del Premio Internacional de Poesía ‘Pilar Fernández Labrador’

Su obra ‘Los excesos milenarios’ ha sido reconocida por el jurado de este prestigioso permio que será entregado el 14 de octubre en Salamanca, dentro del XXII Encuentro de Poetas Iberoamericanos. Marcelo Gatica, ha obtenido el Accésit con su libro ‘El mar ya no es’ 

Ni la pandemia, ni el confinamiento han podido frenar a un premio que ya es referencia poética iberoamericana. Salamanca, la literaria capital del Tormes, se ha convertido otro año más en lugar señalado para reconocer a valiosos poetas que escriben en el castellano de las dos orillas. En tal sentido, el jurado del Premio Internacional de Poesía que lleva el nombre de Pilar Fernández Labrador, la ‘Dama de la Cultura Salmantina’, acaba de decidir que el premio de su VII edición es para el hondureño Dennis Ávila (Tegucigalpa, 1981), por su libro Los excesos milenarios, uno de los 1017 trabajos presentados desde 26 países del mundo, lo que reafirma el prestigio y credibilidad que tiene en España e Iberoamérica, no obstante ser un premio sin dotación económica.

Este año las votaciones se hicieron utilizando medios tecnológicos, coordinados por  Victoria Pérez Castrillo, secretaria del premio. El jurado estuvo integrado por Pilar Fernández Labrador, António Salvado, Carmen Ruiz Barrionuevo, Jesús Fonseca, Alfredo Pérez Alencart, Carlos Aganzo, José María Muñoz Quirós, Inmaculada Guadalupe Salas y David Mingo. Para Carmen Ruiz Barrionuevo, destacada especialista en Literatura Hispanoamericana y quien escribirá el prólogo del libro que saldrá bajo el sello de la Diputación de Salamanca, Dennis Ávila “se apoya en las raíces telúricas y creadoras de los cuatro elementos naturales, desde la cual ejerce una mirada ecológica que integra al ser humano en la búsqueda de su esencia y su verdad. Sin embargo, esa fuerza colisiona pronto con el cambio climático que destruye su mundo, pues, “roedores del presente”, esos mismos seres no facilitan el futuro.

El libro plantea una total integración de los ámbitos vegetal y animal, al potenciar la sabiduría de lo primigenio, gesto que le proporciona al mismo tiempo la comprensión de sus raíces ancestrales. También la apropiación del transcurso de lo temporal, al adoptar la forma de recuperación de la memoria, se remonta hasta esos primeros tiempos en los que las relaciones verdaderas se establecían en diálogo y paridad con los demás seres”.

Tras estos resultados, Alfredo Pérez Alencart, poeta, profesor de la Universidad de Salamanca y coordinador literario del premio, estima que el Fernández Labrador “se ha convertido en un premio de referencia aquende y allende el castellano. No da un Euro pero otorga el prestigio y el reconocimiento que impulsa o consolida una entrega a la palabra poética. Ganarlo supone un espaldarazo definitivo por la absoluta credibilidad de su jurado, ajeno a todo aquello que no sea la calidad del libro premiado. Y se otorga desde Salamanca, donde se ordenó el castellano gracias a Nebrija”.

Sobre la trayectoria literaria del ganador, señalar que Dennis Ávila (Tegucigalpa, Honduras, 1981), concentró sus primeros libros de poesía en la antología ‘Geometría elemental’ (Casa de Poesía, Costa Rica, 2014). En  2016, aparece ‘La infancia es una película de culto’ (Ediciones Perro Azul, Costa Rica), reeditado en el Proyecto Editorial La Chifurnia (El Salvador, 2016), en Trabalis Editores (Puerto Rico, 2017), en Amargord Ediciones (España, 2018) y en New York Poetry Press (2019); ‘Ropa Americana’ (Amargord Ediciones, España, 2017), reeditado por Puertabierta Editores (México, 2018); e ‘Historia de la sed’ (Amargord Ediciones, España, 2019). Ha participado en eventos literarios en Centroamérica, Puerto Rico, Cuba, Bolivia, México, Estados Unidos y España. Su poesía se encuentra seleccionada en diversas antologías y ha sido traducida al portugués, inglés, rumano, árabe e italiano.

ACCÉSIT PARA EL CHILENO MARCELO GATICA

Por su parte, de entre los otros 14 finalistas, el jurado decidió otorgar un Accésit del premio al libro ‘El mar ya no es’, del chileno Marcelo Gatica. Este trabajo también será publicado por la Diputación de Salamanca y tendrá un prólogo de José María Muñoz Quirós.

Marcelo Gatica (Cauquenes, Chile, 1976), poeta y Doctor en Literatura Hispanoamericana por la Universidad de Salamanca, con una tesis titulada titulada: “Rodrigo Lira Canguilhem: Una propuesta poética en tiempos dedesolación”. 

Accu00e9sit. Marcelo Gatica (foto de Helina Aulis)


Sus poemas se encuentran en una decena de antologías publicadas en España y Portugal.Sobre el libro de Gatica, José María Muñoz Quirós, poeta y miembro del jurado, señala: “Los libros de poemas siempre descansan en un eje que motiva toda la estructura y toda su retórica poética, como sucede en este mar que fue rotundidad y fin, destino y horizonte, pero que ya no lo es porque ha determinado ser la construcción fecunda de un lenguaje y una historia más allá de lo estrictamente elegiaco. Tres partes, tres universos, tres estéticas que se formalizan en un solo universo: Postales frente al mar. Diálogos cuánticos y Postales finales. Reunión de poemas, prosas, búsquedas formales, innovaciones poéticas, pero sobre todo dolor y experiencia vital, cosmovisión de un universo transido de esperanza. 

El poeta ha partido de unos textos que denomina postales (cartas breves, material de recuerdo y de memoria estricta) para llegar a otro paisaje interior, amoroso, lúcido, pasando por una metapoesía cuántica que analiza el hecho creador emparentándolo con los agujeros negros donde la luz espera un estallido del verso. Pero al final el poeta sale “a cazar erupciones de luz en el iris de tus ojos”, y el amor y la luz sobresalen en el oleaje de ese mar que ya no es, que se ha transformado en vida”.

ENTREGA DEL PREMIO

Tanto la entrega del premio como del accésit está prevista para el 14 de octubre, dentro de los actos programados del XXIII Encuentro de Poetas Iberoamericanos, que celebrará  al poeta mexicano Nezahualcóyotl y que en Salamanca organiza la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, bajo la coordinación del poeta peruano-español Alfredo Pérez Alencart. Ediciones de la Diputación de Salamanca se encargará de publicar los dos poemarios, que llevarán ilustraciones de Miguel Elías, encargado de realizar una pintura del Quijote para ser entregado al poeta premiado.

Ávila y Gatica toman la posta a los premiados en la edición pasada, el salvadoreño Luis Borja y el ecuatoriano Juan José Rodinás, con el accésit. En 2018 el costarricense Juan Carlos Olivas ganó el premio y la española María Sanz fue accésit del mismo. En 2017 lo obtuvo la cubana Lilliam Moro, mientras que la boliviana Paura Rodríguez Leytón consiguió el accésit. Los otros premios precedentes fueron, en 2014, Boris Rozas (Argentina-España), por su libro ‘invertebrados’; Juan Cameron (Chile), en 2015, por ‘Fragmentos de un cuaderno con vista al mar’. Dicho año el jurado concedió un accésit a Enrique Gracia Trinidad (España), por ‘Juego de Damas’. En 2016 hubo dos ganadores, ex aequo: José Pulido (España), por ‘La metáfora del corazón’, e Ingrid Valencia (México), por ‘Oscúrame’.

Pilar Fernández Labrador, tras el fallo, quiso dedicar unas palabras a todos los participantes al premio que lleva su nombre: “Quiero expresaros mi máxima gratitud a todos los poetas que habéis respondido a esta y anteriores convocatorias, enviando con generosidad y confianza el tesoro de vuestras creaciones. En ellas hay mucho más que poemas. También en el certamen es mayor el reconocimiento que el premio que se entrega a un solo poeta. Entre todos estamos consiguiendo realzar a la grande poesía que se hace hoy en toda Iberoamérica”.



Comentarios
Lo más