​Suspensión de empleo para un Guardia Civil destinado en Salamanca por gestionar una escuela canina mientras estaba de baja

​Suspensión de empleo para un Guardia Civil destinado en Salamanca por gestionar una escuela canina mientras estaba de baja
​Suspensión de empleo para un Guardia Civil destinado en Salamanca por gestionar una escuela canina mientras estaba de baja

Se ha confirmado la sanción de cuatro meses de suspensión de empleo por una falta disciplinaria muy grave 

La Sala de lo Militar del Tribunal Supremo ha confirmado la sanción de cuatro meses de suspensión de empleo a un agente de la Guardia Civil destinado en Salamanca, por considerar, como ya hizo el Ministerio de Defensa, una falta disciplinaria muy grave el gestionar una escuela canina mientras estaba de baja laboral por enfermedad y sin contar con la preceptiva autorización de compatibilidad.

Según la sentencia, a lo largo del año 2017, el expedientado vino ejerciendo la actividad privada de adiestrador o educador canino en una finca, de la que era propietario, situada en el oeste de la provincia de Salamanca, con capacidad para 34 animales. Y lo hizo hallándose de baja médica para el servicio y tras haber sido desestimadas expresamente dos solicitudes de compatibilidad para ejercer dicha actividad.

La Sala considera que la actuación del agente, que con posterioridad a los hechos sí obtuvo la autorización para ejercer la actividad privada, "es menos disculpable por haberse producido hallándose de baja médica para el servicio y en función del dolo directo que impulsó su conducta, tras haber sido rechazadas dos solicitudes de autorización para compatibilizar igual actividad privada en las mismas instalaciones, con lo que se colocó conscientemente en situación antijurídica por contraria a la normativa reguladora del régimen de incompatibilidades aplicable a los miembros del cuerpo de la Guardia Civil".

Comentarios
Lo más