JUAN PABLO GUTIÉRREZ, ALCALDE DE MIRANDA DEL CASTAÑAR

“Si la España llena viene a la España vaciada nos la cargamos. Queremos limitar los accesos al pueblo”

“Si la España llena viene a la España vaciada nos la cargamos. Queremos limitar los accesos al pueblo”
“Si la España llena viene a la España vaciada nos la cargamos. Queremos limitar los accesos al pueblo”

A propuesta de la Consejería de Sanidad, las zonas básicas de salud de Lumbrales, Aldeadávila, Robleda y Miranda pasarán este lunes a la Fase 1. La medida incluye a más de 12.800 habitantes de 40 municipios que, tras este avance en la desescalada, su principal temor está "en lo que llegue de fuera"

Con alivio, pero con mucha prudencia. En los pueblos incluidos en las zonas básicas de salud de Lumbrales, Aldeadávila de la Ribera, Miranda del Castañar y Robleda, que la Junta de Castilla y León tiene previsto que pasen a la Fase 1 a partir del 11 de mayo, se impone la cautela. 

La zona básica de Lumbrales es la única que supera los 14 días sin positivos y Miranda siete; en el resto, sí se han dado casos, que se encuentran aislados, por lo que la Consejería de Sanidad mantiene las cuatro zonas propuestas para avanzar en la desescalada. Zonas con buena evolución a las que se han sumado este jueves Matilla de los Caños, Calzada de Valdunciel, Fuentes de Oñoro y Cantalapiedra, con siete días sin positivos por coronavirus.

Los 12.800 habitantes de 40 municipios (57 localidades) que engloban Lumbrales, Aldeadávila, Miranda  y Robleda, a partir del lunes, pueden celebrar reuniones familiares de hasta 10 personas, tanto en el domicilio como en las terrazas que abran con un 50% de aforo o acudir hasta 15 personas a velatorios y funerales. También retomará la actividad, con las medidas de seguridad exigidas, el pequeño comercio minorista con un 30% de aforo y estará permitido el uso del coche hasta nueve plazas, siempre que vivan todos en el mismo domicilio.

Juan Pablo Gutiérrez, alcalde de Miranda: "No es el momento de llenar los pueblos que están vacíos"

Acumulando más de dos semanas sin casos de coronavirus en la zona básica de salud que incluye los más de 2.300 habitantes de Cepeda, Garcibuey, Herguijuela de la Sierra, Madroñal, Miranda, Sequeros, Sotoserrano y Villanueva del Conde, el lunes comenzarán la Fase 1. 

Partidario de realizar la desescalada por áreas de salud, el alcalde de Miranda está de acuerdo en pasar a la siguiente fase,  "hay que dar un paso, pero con seguridad". Y advierte, "si queréis a vuestro pueblo, no vengáis". Es el mensaje que lanza a todas las personas con familiares y segundas residencias en un pueblo incluido entre los más bonitos de España, que también dispone de casas rurales ahora cerradas.

JUAN PABLO GUTIu00c9RREZ MIRANDA

"La situación es tranquila, estamos contentos, pero sigue la preocupación y la responsabilidad", explicando que, por desgracia, se está viendo que el coronavirus donde más está atacando es en la España llena, por lo que el gran temor es que si ahora vienen a la España vacía "nos la cargamos", dejando claro que no es el momento de llenar los pueblos que están vacíos, "hay que protegerlos". 

En este sentido, ya ha propuesto a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y a la Junta la posibilidad de que se establezcan controles a la entrada de la localidad, cerrando dos de los tres accesos, dejando exclusivamente el principal que comunica con el centro de salud. Reconociendo la labor de la consejera de Salud, Verónica Casado, Gutiérrez también insiste en que las medidas sanitarias y el distanciamiento deben mantenerse en la Fase 1 porque, de lo contrario, "se puede liar".

El alcalde resalta que "hay que seguir cuidando al que te cuida" y hace referencia al trabajo realizado por todos los vecinos y empresas de la zona "con los medios que tenían a su alcance" y con un virus "que no se sabía ni por dónde venía", aportando material para proteger a los sanitarios del centro de salud. 

Con la salud como prioridad, el paso a la Fase 1 también incidirá en negocios que, hasta ahora, han permanecido cerrados. Sin embargo, asegura que el impacto de la paralización de la actividad no ha afectado de manera tan relevante en Miranda del Castañar porque tiendas e industrias se dedican a sectores esenciales que han seguido funcionando durante el estado de alarma. Mención aparte merecen establecimientos hosteleros, que se mantienen cerrados a la espera de una reapertura que será "con prudencia y con los controles que se establezcan".

José Luis Varas, alcalde de Robleda: “Si el Gobierno no lo hace, yo no prohíbo que vengan a segundas residencias”

Los casi 2.300 habitantes de Agallas, Herguijuela de Ciudad Rodrigo, Martiago, El Payo, Peñaparda, Robleda, El Sahúgo, Villasrubias y Zamarra de la zona básica de salud de Robleda, con un positivo en los últimos días, también está previsto que pasen a la Fase 1.

Jose luis varas robleda

“Hay que seguir cumpliendo con las medidas de aislamiento, seguir desinfectando y que el virus pase”. Así lo afirma José Luis Varas, alcalde de Robleda, que destaca el buen comportamiento de los vecinos que ha respetado el estado de alarma. 

Para el regidor de Robleda, también existe el temor de que los contagios puedan llegar de fuera, por las segundas residencias.  Sin embargo, remarca que él no va a prohibir que lleguen “porque aquí pagan impuestos y nos ayudan a mantener el pueblo”. Añadiendo que, si el Gobierno no lo hace “yo no prohibiré a nadie que no venga porque muchos tienen a sus padres y a las familias aquí, y es muy duro”. 

José Luis Varas deja claro que hay que volver poco a poco a la normalidad y aprender a convivir con el virus cumpliendo con las medidas de aislamiento y sanitarias, “eso es lo que hay que hacer, piensa global y actúa local”.

Carlos Pedraz, alcalde de Lumbrales: “Hay que seguir cumpliendo las medidas con rigor”

Lumbrales es el municipio más grande de la única zona básica de salud que acumula 14 días sin casos de coronavirus. En total, son 4.803 los habitantes repartidos por Ahigal de los Aceiteros, Bañobárez, Bermellar, Cerralbo, La Fregeneda, Fuenteliante, Hinojosa de Duero, Lumbrales, Olmedo de Camaces, La Redonda, San Felices de los Gallegos, Sobradillo que, a partir del 11 de mayo, tendrán permitidos más movimientos por formar parte de una zona ‘limpia o verde’.

CARLOS LUMBRALES

“Con alivio contenido, porque debemos seguir cumpliendo las pautas de confinamiento con seriedad y rigor”. Así recibe este avance el alcalde, Carlos Pedraz, cuyo ayuntamiento  espera las pautas e indicaciones que se le marquen tanto desde la Junta de Castilla y León como desde el Gobierno central para avanzar a la Fase 1.  

Más libertad para las personas incluidas en esta Fase 1 exclusivamente, no para otras de zonas limítrofes que no han pasado a esta fase, por lo que Carlos Pedraz asegura que existe el mismo temor “de ayer y de mañana”. Y es que los desplazamientos a las segundas viviendas se han convertido en el principal temor, a pesar del llamamiento realizado por el Consistorio para que no lo hagan y se cumpla el confinamiento.

Sobre posibles medidas del Ayuntamiento para controlar las entradas y salidas, Pedraz explica que por ser la cabecera de la comarca y por salir desde Lumbrales carreteras al resto de la comarca y hacia Salamanca resulta más complicado.

Una Fase 1, explica el alcalde de Lumbrales, que supondrá cierto alivio para los negocios de hostelería “preocupados”, aunque serán ellos los que decidirán la apertura. El Ayuntamiento ya ha realizado una reestructuración para restringir el tráfico rodado en algunas calles, de manera que se permita la instalación de terrazas en plazas y calles, guardando la distancia de seguridad y ha eliminado la tasa del cobro de terrazas.

Santiago Hernández, alcalde de Aldeadávila: “Nuestro temor es lo que nos puede venir de fuera”

Casi 4.000 habitantes se encuentran en otra zona básica que, a pesar de registrar casos en los últimos días, sigue entre las zonas propuestas para la siguiente fase de la desescalada. Esta zona corresponde a Aldeadávila, Barruecopardo, Cerezal, Masueco, Mieza, El Milano, Saldeana, Saucelle, Villasbuenas, Vilvestre y La Zarza de Pumareda.

Santiago aldeadavila

En total, 15 localidades con Aldeadávila como cabecera de una zona que espera seguir manteniendo esta buena evolución. Así lo asegura el alcalde, Santiago Hernández, que reconoce que las cosas “se han hecho muy bien” por parte de todos los vecinos. “Somos poca gente, la España vaciada, pero muy concienciada por ser mucha gente mayor, se ha cumplido el confinamiento y eso ha ayudado mucho”, resalta.

Sin embargo, como la mayoría de los alcaldes, teme “lo que pueda venir de fuera”. Personas con segunda residencia que aprovechen un relajamiento de las medidas para desplazarse hasta esta localidad. Para Hernández, la Fase 1 “no cambia nada porque nuestra zona debería seguir hermética”, aunque reconoce que el temor está ahí porque se trata de una situación muy seria.

Sobre la apertura de los negocios de hostelería y restauración, afirma que, como en el resto de España, hay miedo de abrir a pérdidas al hacerlo con un aforo máximo del 50%. De ahí que el Ayuntamiento de Aldeadávila permita a los hosteleros ampliar el espacio para las terrazas siempre que no se obstaculice ni el paso de peatones, ni el de vehículos.

Comentarios
Lo más