Repunte de ingresos en el Hospital de Salamanca de pacientes con enfermedades ajenas al coronavirus

Repunte de ingresos en el Hospital de Salamanca de pacientes con enfermedades ajenas al coronavirus
Repunte de ingresos en el Hospital de Salamanca de pacientes con enfermedades ajenas al coronavirus

Al mismo tiempo que bajan los casos de coronavirus, aumentan los ingresos por otras dolencias ajenas a la pandemia

El Complejo Asistencial Universitario de Salamanca está inmerso en un proceso de vuelta a la normalidad, ahora que el número de ingresos por COVID-19 ha bajado sustancialmente, pero sus sanitarios están comprobando cómo, al mismo tiempo que bajan los casos de coronavirus, aumentan los ingresos por otras dolencias ajenas a la pandemia.

El director médico del hospital salmantino, Pedro Gómez de Quero, ha apuntado en declaraciones a Europa Press que la cifra de pacientes oncológicos actualmente ingresados es un 30 por ciento más alta que lo habitual.

Asimismo, unidades como la coronaria o la planta de cardiología se encuentran en una situación similar por un incremento que puede deberse, según ha explicado, a personas con patologías sin diagnosticar durante las últimas semanas o que estaban confinadas en sus casas y que ahora se han puesto en manos de especialistas.

No obstante, aunque la lucha contra la COVID-19 ha protagonizado la atención en las últimas fechas, Gómez de Quero ha insistido en que "no se ha dejado de hacer aquello que se ha considerado urgente".

Sobre esta atención a casos de "prioridad uno" ajenos a la pandemia, el director médico ha reseñado que el Hospital Virgen Vega se ha mantenido "abierto" para pacientes sin coronavirus y que también, durante dos semanas, los profesionales sanitarios han utilizado las instalaciones del Hospital Santísima Trinidad.

Plan de contingencia

"Nunca hemos estado desbordados, aprendimos la lección de Madrid, de lo mal que lo había pasado, sobre todo con las camas de críticos, y nuestro plan de contingencia previó el tener muchas camas de críticos y de respiradores", ha apuntado sobre la atención frente a la pandemia el director médico salmantino.

Ahora que se va "mejorando cada día" y tras semanas de "mucho follón y de muchos ingresos", Gómez de Quero ha echado la vista atrás para señalar que el hospital tuvo preparados 94 puestos de críticos y en su día de mayor tensión -el 4 de abril- llegó a ocupar 57 de ellos.

En esas fechas con el pico más alto, a principios de abril y con 519 pacientes ingresados en Salamanca, el complejo asistencial ocupó para COVID-19 un total de doce 'plantas' o servicios del Clínico, junto a seis de los Montalvos y 40 pacientes en el Colegio Fonseca, sin necesidad de "saltar" al Virgen Vega, que la dirección ha tratado de mantenerlo libre de casos y solo utilizarlo en último extremo.

Ahora, son unos 50 los pacientes, en cuatro zonas de las 18 que se llegaron a ocupar -tres en el Clínico y una en los Montalvos-, y en UCI hay una decena de personas, lo que ha permitido, en cuanto a críticos, liberar espacios inicialmente ocupados como reanimación, coronaria, UCI pediátrica y endoscopias - se mantienen UCI y UCI cardíaca-.

Desescalada

Actualmente, los distintos servicios están volviendo a la normalidad, aunque la dirección no descarta retomar medidas "si hay que volver atrás". Se trata de un virus "nuevo" y los expertos desconocen si habrá repunte de casos ahora, en otoño o "si no va a pasar nunca", ha reconocido.

De continuar con el plan marcado, el hospital salmantino recuperará las consultas presenciales el 1 de junio e irá así recuperando un pulso asistencial tras semanas de esfuerzo constante y continuado frente a los efectos del coronavirus.

Atrás quedará una dura etapa de la que Gómez de Quero resalta "ver cómo trabajaban" los profesionales, a todos los niveles, para combatir la pandemia y tratar de salvar el mayor número de vidas.

En esos momentos, 244 facultativos de especialidades distintas a las que habitualmente pueden atender casos así se sumaron al dispositivo y ahora esos profesionales salmantinos están "volviendo" a sus equipos y a sus servicios habituales. Quedan "muy poquitos" fuera de ellos todavía, ha subrayado el director médico.

Nueva forma de trabajar

Ahora, al regresar a sus unidades, tal y como ha reconocido Gómez de Quero, los profesionales sanitarios se están encontrando con una "forma de trabajar" distinta a la pre-coronavirus, pues la incidencia de la COVID-19 recomienda que haya equipos distintos, uno que atienda a pacientes positivos y otro a los negativos.

Por ello, es "una necesidad" la incorporación de más profesionales en servicios como medicina interna, cuidados intensivos o urgencias, y ha mostrado su deseo de que "gran parte" de los residentes de último año, que ahora concluyen su formación, "se puedan quedar" dentro de la plantilla.

Nuevo hospital

Sobre la posibilidad de utilizar en caso de rebrote del coronavirus el nuevo hospital de Salamanca, que está todavía sin uso, ha reconocido que el plan contempla su posible aprovechamiento pero que solo se hará efectivo ante "una situación muy excepcional", ya que el vial no está terminado y este acceso forma parte del plan de evacuación.

No obstante, por si es precisa su utilización, la Junta ha acometido recientemente una obra "urgente" para dotarle de "un túnel de comunicación" con las viejas instalaciones, lo que permitiría una conexión sin necesidad de "ir por la calle".

Comentarios
Lo más