El 86% de los españoles opina que es inseguro tener como mascota un animal exótico, según una encuesta

El 86% de los españoles opina que es inseguro tener como mascota un animal exótico, según una encuesta
El 86% de los españoles opina que es inseguro tener como mascota un animal exótico, según una encuesta

De acuerdo con los resultados, los españoles consideran que es necesaria una mayor regulación del comercio de animales exóticos como animales de compañía.

El 86 por ciento de los españoles considera que tener un animal exótico como mascota es inseguro y el 81 por ciento opina que mantenerlos como animales de compañía no es fácil, según una encuesta realizada durante el mes de febrero en seis países europeos.

La encuesta fue encargada por la coalición europea Eurogroup for Animals y la organización de bienestar animal AAP Animal Advocacy and Protection a la empresa Savanta ComRes a través de Internet a 6.137 adultos de distinta edad, género y región de Francia, Alemania, España, Italia, Polonia y Finlandia entre el 11 y el 17 de febrero, que fueron preguntados sobre su percepción sobre el comercio de animales exóticos y su tenencia como animales de compañía en el hogar.

De acuerdo con los resultados, los españoles consideran que es necesaria una mayor regulación del comercio de animales exóticos como animales de compañía.

En España el 89 por ciento de los encuestados cree que los animales no deberían ser animales de compañía y el 95 por ciento opina que su comercio debería estar mejor regulado y el 96 por ciento estima que la UE debería tener un papel más activo en la cuestión en el marco de las normas del Mercado Común.

Asimismo, los resultados indican que hay una percepción amplia de que los animales exóticos no son fáciles de mantener como animales de compañía (81%) y que no es seguro tenerlos en casa (86%).

Estadísticas de European Pet Food Industry Federation (el sector de la alimentación de animales de compañía en Europa) afirman que millones de animales exóticos se encuentran a día de hoy en hogares europeos como animales de compañía.

Además, apunta que es una tendencia al alza que tiene consecuencias de gran alcance, tanto para el bienestar de los animales como para las personas. La mayoría de las especies exóticas tienen unas necesidades tremendamente complejas que hacen que no sean aptas como animales de compañía y pueden ser vectores de peligrosas enfermedades y suponen una amenaza para la biodiversidad en Europa en caso de escape o de ser liberados en la naturaleza.

La coordinadora de la Coalición para el Listado Positivo, Marta Merchán, asegura que "una clara mayoría" de ciudadanos españoles y europeos consultados entiende que "no es seguro mantener animales exóticos como animales de compañía; ni para los animales, ni para las personas, ni para la biodiversidad".

Forman parte de la Coalición organizaciones de protección animal ANDA, FAADA y AAP Primadomus que alertan a las autoridades de los "graves riesgos" de este comercio y sobre el hecho de que el interés particular de un número muy reducido de personas, los coleccionistas de mascotas exóticas, se estaba interponiendo a lo que la mayoría de ciudadanos seguramente quería.

"A la luz de la terrible crisis sanitaria en la que seguimos inmersos, es fundamental que el Gobierno de España tome medidas de inmediato para regular un mercado de muy difícil control que puede traer consecuencias nefastas no solo para el bienestar de los animales y la seguridad de las personas, sino muy especialmente para la salud pública", reclama la Coalición.

En este sentido, avisan de que los riesgos asociados al comercio global de animales salvajes, incluidos los animales destinados al mercado floreciente de animales de compañía exóticos, se han hecho evidentes en los últimos meses con el brote mundial del COVID-19.

Aunque el origen de la pandemia parece estar en los animales salvajes y transmitido a las personas en los mercados de vida silvestre de China, las organizaciones avisan de que dentro de la Unión Europea es perfectamente legal tener, comerciar y transportar miles de especies de animales exóticos, incluidos los murciélagos.

En ese contexto, recuerdan la muerte en 2015 de tres criadores de ardillas exóticas en Alemania tras contraer una nueva cepa de virus de Borna asociado a los animales. La misma cepa del virus se descubrió posteriormente en ardillas mantenidas en cautividad en los Países Bajos.

El sondeo señaló también que el 92 por ciento de los encuestados estaba en contra de capturar animales en su hábitat natural para pasar a ser animales de compañía. Para Merchán, el Gobierno debería adoptar medidas drásticas contra el comercio y tenencia de animales exóticos.

"A través de la nueva Estrategia de Biodiversidad de la UE para 2030, publicada la semana pasada, la Comisión Europea se compromete a tomar medidas para luchar contra el comercio de especies silvestres, y para reducir el tráfico y consumo de vida silvestre. En España no nos podemos quedar atrás, teniendo en cuenta además que nuestra ubicación geográfica nos convierte en una de las principales puertas de entrada de animales exóticos en Europa", concluye la Coalición para el Listado Positivo.

Dicha coalición pide que se recoja en una lista las especies de animales cuya tenencia es adecuada y segura.


Comentarios
Lo más