Ana Suárez destaca la ejemplar gestión de los servicios de atención a la dependencia durante la crisis sanitaria

Ana Suárez destaca la ejemplar gestión de los servicios de atención a la dependencia durante la crisis sanitaria
Ana Suárez destaca la ejemplar gestión de los servicios de atención a la dependencia durante la crisis sanitaria

Durante los meses de marzo y abril atendieron a un total de 2.578 personas

La concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades, Ana Suárez Otero, ha mantenido una reunión con representantes de la empresa adjudicataria del Servicio de Ayuda a Domicilio del Ayuntamiento de Salamanca, para hacer balance de los servicios prestados durante 2020, especialmente a raíz de decretarse el estado de alarma derivado de la crisis sanitaria del Covid-19.

Ana Suárez ha manifestado que “desde el Ayuntamiento se ha hecho un esfuerzo para atender las necesidades de las personas mayores de Salamanca durante esta crisis, puesto que son el colectivo más frágil y de mayor riesgo sanitario”. Según ha apuntado, “la coordinación de los servicios sociales y de la empresa adjudicataria del servicio ha sido continua y muy productiva”, por lo que “hoy podemos decir que las personas mayores de Salamanca han tenido durante esta crisis los servicios que necesitaban”.


2.578 personas atendidas en marzo y abril

Durante el mes de marzo, el Servicio de Ayuda a Domicilio del Ayuntamiento de Salamanca ha atendido a un total de 1.368 personas, mientras que en abril fueron 1.210 las personas atendidas. De ellas, un total de 958 personas en marzo y 888 personas en abril han solicitado el nuevo servicio de ayuda domiciliaria adaptada, diseñado a consecuencia de la crisis sanitaria, para reducir la presencia de los auxiliares en el interior del domicilio y con ello el riesgo de contagio. El coste de este servicio ha sido asumido por el Ayuntamiento de Salamanca y por tanto ha estado exento de copago por el usuario.

El servicio de ayuda a domicilio se compone de tareas de atención personal y doméstica. Las tareas de atención doméstica adaptada a la situación generada por Covid-19 han consistido en seguimiento telefónico y atención domiciliaria en el entorno que conlleva la realización de compras de productos de alimentación, aseo y medicación realizando también una visita a la distancia social preceptiva a la persona usuaria del servicio. En las tareas de atención personal se incluyen las programadas para garantizar la higiene personal, los cambios posturales o la ingesta de alimentos, servicios considerados como esenciales en la atención a las personas en situación de dependencia.

Asimismo se han tramitado 24 altas urgentes a lo largo del año. Hay que señalar que desde el inicio del año hasta la declaración del Estado de Alarma se habían solicitado 2, mientras que a partir de la crisis sanitaria derivada por el Covid-19 son 22 las que lo han requerido.

Coincidiendo con la paralización de la actividad empresarial a partir del 16 de marzo, muchas familias habían pasado a tener disponibilidad para atender a sus mayores y 661 familias solicitaron la suspensión temporal de la prestación de servicio. A fecha de 31 de mayo 363 habían solicitado la reanudación del servicio. A partir del 1 de junio y siguiendo las instrucciones de la autoridad sanitaria, el servicio de atención doméstica se ha reactivado en los términos habituales con las medidas preventivas recomendadas para la fase.

Comentarios
Lo más