ENTREVISTA

Hablan las ‘rastreadoras’ de Salamanca: “Ya hemos podido observar casos asintomáticos de Covid-19 que hemos aislado precozmente gracias a este rastreo de contactos”

Hablan las ‘rastreadoras’ de Salamanca: “Ya hemos podido observar casos asintomáticos de Covid-19 que hemos aislado precozmente gracias a este rastreo de contactos”
Hablan las ‘rastreadoras’ de Salamanca: “Ya hemos podido observar casos asintomáticos de Covid-19 que hemos aislado precozmente gracias a este rastreo de contactos”

SALAMANCA24HORAS se ha puesto en contacto con seis de las rastreadoras designadas por la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León para conocer cómo realizan su trabajo en Salamanca. Son, de izquierda a derecha en la foto que acompaña a estas líneas, Cristina Fernández Arquisola (Enfermera Equipo Covid-19 de apoyo y formación a RE-SE), Ana María García Hernández (Enfermera Responsable de seguimiento en CS Garrido Sur), María del Mar González Fernández-Conde (Directora de Enfermería), Ana Isabel Moralejo Valle (Enfermera Responsable de Seguimiento en CS Garrido Sur), Carmen Álvarez Martín (Enfermera Responsable de seguimiento en CS Garrido Norte) y Carla González Pérez (Enfermera Responsable de seguimiento en CS Garrido Norte)


Con el comienzo en España de las fases de desescalada, las Comunidades Autónomas pusieron en marcha equipos de rastreo para realizar el seguimiento y la vigilancia epidemiológica de los pacientes con coronavirus.

Los rastreadores de COVID-19 son los encargados de buscar a todas aquellas personas que hayan estado en contacto con un positivo en coronavirus, función de mucha ayuda a la hora de contener la propagación del virus.

Su principal función consiste en identificar a las personas en contacto estrecho con un positivo para comunicarles su situación y la obligatoriedad de que permanezcan aislados durante 14 días.

SALAMANCA24HORAS se ha puesto en contacto con seis de estas rastreadoras para conocer cómo realizan su trabajo en Salamanca. Son Cristina Fernández Arquisola (Enfermera Equipo Covid-19 de apoyo y formación a RE-SE), Ana María García Hernández (Enfermera Responsable de seguimiento en CS Garrido Sur), María del Mar González Fernández-Conde (Directora de Enfermería), Ana Isabel Moralejo Valle (Enfermera Responsable de Seguimiento en CS Garrido Sur), Carmen Álvarez Martín (Enfermera Responsable de seguimiento en CS Garrido Norte) y Carla González Pérez (Enfermera Responsable de seguimiento en CS Garrido Norte).

Las seis han respondido de forma coral a la entrevista de este diario.


¿En qué consiste el trabajo del responsable de salud pública conocido ahora como 'rastreador'?

Las enfermeras “rastreadoras”, o anteriormente conocidas como Responsables de Salud Pública, actualmente somos denominadas como Responsables de Seguimiento (RE-SE) de los Contactos Estrechos por COVID-19. Las Responsables de Seguimiento nos ponemos en contacto con los casos positivos de COVID-19 y localizamos a las personas con las que han tenido contacto estrecho.

Una vez disponemos del listado de contactos estrechos, nos comunicamos con esas personas y les explicamos las medidas de prevención relacionadas con la cuarentena domiciliaria, vigilancia de síntomas y el seguimiento telefónico activo que le vamos a realizar desde el centro de salud. También, en los convivientes de los casos COVID-19, realizamos la petición de la prueba diagnóstica para detectar posibles infecciones tempranas que se encuentren en periodo asintomático.

Todas estas medidas están enfocadas a detectar precozmente personas con infección activa y cortar la cadena de contagios. De esta manera evitamos nuevos brotes en Salamanca.

¿Cómo los ha elegido la Junta?, ¿qué perfil se buscaba?

El perfil que se ha buscado ha sido de enfermeras con experiencia en Atención Primaria y conocimientos en epidemiología.

¿Qué formación complementaria ha sido necesaria?

Para asegurar que todos trabajamos bajo los mismos criterios, se han realizado sesiones formativas relacionadas con el manejo de los protocolos y circuitos de actuación que utilizamos en Atención Primaria, junto con el Servicio de Epidemiología. Además, hemos recibido formación relacionada con el adecuado registro en la plataforma informática para garantizar que los datos llegan correctamente a los Servicios de Vigilancia Epidemiológica.

¿Cuánto tiempo llevan funcionando en Salamanca?, ¿cuántos son y dónde se ubican?

Empezamos a funcionar en la semana del 18 de mayo, aunque hemos realizado el seguimiento de contactos estrechos a partir de los casos positivos detectados el día 11 de mayo. Desde entonces, hemos puesto en cuarentena a más de 350 personas.

En Salamanca somos 32 Responsables de Seguimiento, ubicadas en diferentes Zonas Básicas de Salud del Área de Salamanca, aunque tanto la ubicación como el número de responsables puede variar en función de la evolución del COVID-19 en nuestra provincia.

La ubicación de las rastreadoras se ha realizado en función de la incidencia de casos COVID-19, por lo que zonas más controladas son seguidas por una misma rastreadora, mientras que las Zonas Básicas de Salud más afectadas han sido reforzadas con 2 responsables de seguimiento.

¿Por qué es tan importante el rastreo en la desescalada?

A medida que la población va adquiriendo mayor libertad de movimiento, durante la desescalada, es fundamental identificar precozmente las personas con probabilidad de desarrollar la enfermedad e indicarles que permanezcan en su domicilio para evitar la expansión del virus.

¿Cómo se inicia ese rastreo?

Ante una persona con síntomas compatibles con COVID-19 le indicamos que es necesario permanecer en aislamiento y realizar una PCR en las primeras 24 horas desde el inicio de los síntomas, así como una cuarentena preventiva a los contactos estrechos hasta obtener el resultado de la prueba. En el momento en el que el Servicio de Epidemiología nos informa de un resultado positivo, nosotras iniciamos la identificación y el seguimiento activo de los contactos estrechos para identificar de manera temprana posibles contagios.

¿Se realizan llamadas y entrevistas telefónicas?

Periódicamente nos comunicamos con las personas que han tenido un contacto estrecho con el caso COVID-19 confirmado. Durante el periodo de cuarentena que debe realizar el paciente en el domicilio le llamamos alrededor de 5 veces para confirmar que está realizando las medidas preventivas y vigilar la aparición de síntomas.

¿Cuántas personas se aíslan de media del círculo cercano de cada positivo?

El número de personas puestas en cuarentena por cada caso confirmado es muy variable dependiendo de la relación y el contacto con el caso positivo. La media se establece en torno a 5 contactos.

¿Cómo se rastrean casos asintomáticos?

Los casos asintomáticos que estamos identificando actualmente surgen principalmente por haber tenido un contacto estrecho con una persona con COVID-19. Por ello, de manera preventiva, ponemos en cuarentena a esas personas durante 14 días desde el último día de contacto con la persona COVID-19 positiva e indicamos la vigilancia de síntomas. Además, en los convivientes realizamos pruebas PCR para detectar esos posibles casos asintomáticos por contacto estrecho.

¿Qué herramientas tecnológicas se utilizan para estos rastreos?

Actualmente realizamos este seguimiento de manera telefónica contando con la colaboración de los pacientes. Para el registro de información utilizamos el programa Medora (Historia Clínica Electrónica de Atención Primaria de Castilla y León). Una vez registrada la información, ésta se envía de manera automática al Sistema de Información de Vigilancia Epidemiológica de Castilla y León (SIVE).

¿Notan que el rastreo funciona y que el positivo no sigue contagiando?

Estamos poniendo mucho esfuerzo en identificar el máximo número posible de casos COVID-19, así como sus contactos estrechos. Ya hemos podido observar casos asintomáticos que hemos aislado precozmente gracias a este rastreo de contactos. Por lo tanto, creemos que sí puede estar siendo efectivo, aunque lo veremos con el paso de las semanas. Sin embargo, nos estamos encontrando con situaciones en las que no se realizan adecuadamente las cuarentenas o aislamientos. Ante estas circunstancias, es fundamental intentar informar al paciente de la importancia de seguir las recomendaciones sanitarias y la importancia de permanecer en el domicilio para frenar la cadena de contagios.

¿Cuánto tiempo tarda un rastreador en completar un caso?

Depende principalmente del número de contactos estrechos que surjan de cada caso. El momento que más tiempo y esfuerzo supone para las responsables de seguimiento es la identificación y registro de todos los contactos estrechos de un caso COVID-19 positivo, así como explicar las medidas a seguir durante esta cuarentena que debe realizar 14 días desde el último que tuvo el contacto estrecho. Posteriormente, realizamos las llamadas de seguimiento, que habitualmente conllevan menos tiempo.

¿Es muy complicado el trabajo de un rastreador en una ciudad como Salamanca?, ¿es fácil reconstruir los pasos de los pacientes?

El rastreo de contactos lo realizamos desde 2 días antes del inicio de los síntomas en las personas con COVID-19, hasta el momento que permanece en aislamiento, o, en personas que nunca han tenido síntomas, tomamos como fecha de referencia 2 días antes desde la prueba diagnóstica. Teniendo en cuenta estos periodos, cuanto mayor haya sido el movimiento de la persona con COVID-19 y más contactos haya tenido, mayor complejidad supone para las Responsables de Seguimiento localizar a todas las personas que han tenido contacto estrecho.

Cuanto más avanzamos de fase, más complicado se vuelve, debido al movimiento de la población. Dependiendo de si la zona es urbana o rural nos encontramos ante diferente dificultad.

Además, reconstruir los pasos puede resultarnos más o menos complicado según la información y colaboración del paciente con COVID-19 positivo.

¿Cambia mucho la forma de realizar el rastreo respecto a la Comunidad Autónoma en la que trabaje el rastreador?, ¿siguen las mismas directrices?

Aunque puede haber diferencias en relación a los medios utilizados para realizar este rastreo, todos nos guiamos bajo las mismas pautas indicadas por el Ministerio de Sanidad y perseguimos un objetivo común: identificar precozmente posibles fuentes de contagio y frenar la cadena.

Los nuevos casos que están detectando en Salamanca, ¿tienen más o menos contactos con otras personas que antes de entrar en funcionamiento los rastreadores?

El principal cambio que ha surgido está relacionado con el avance de fase en Salamanca. Anteriormente, la población debía permanecer en el domicilio, por lo que los contactos eran principalmente convivientes. Ahora, con el aumento de la movilidad de la población, existe mayor probabilidad de que el número de contactos estrechos que surjan a raíz de un caso COVID-19 positivo sea más amplio. Por ello, recomendamos a la población seguir las medidas higiénicas (higiene frecuente de manos, uso de mascarilla) y distanciamiento social para la prevención de contagios indicadas por las autoridades sanitarias para protegerse a ellos mismos y a las personas que le rodean.

Como recomendación general, tras nuestra experiencia como RE-SE, aconsejamos a la población que adopte una actitud responsable y de colaboración con los profesionales, y que recuerden que el virus sigue con nosotros. 

Comentarios
Lo más