​Comunicación y Creación Audiovisual, un grado ‘renovado’ con una alta demanda y numerosas salidas laborales

​Comunicación y Creación Audiovisual, un grado ‘renovado’ con una alta demanda y numerosas salidas laborales
Foto de archivo de la grabación de la película Pobre y a pie
​Comunicación y Creación Audiovisual, un grado ‘renovado’ con una alta demanda y numerosas salidas laborales

La carrera, que amplió su espectro en 2017, ofrece un gran número de optativas que permiten la especialización del estudiante. Además, el número de asignaturas prácticas es alto gracias a los diferentes laboratorios multimedia y a los estudios de radio que permiten un trabajo específico y personalizado con los alumnos

La Universidad de Salamanca lleva formando a comunicadores desde hace más de una década. Pero hace tres años, el Estudio salmantino actualizaba sus competencias para moldear y educar a los jóvenes en las nuevas tecnologías y formas de comunicación, con la idea de que salgan listos para el mundo audiovisual una vez finalicen sus estudios.

Nacía así el Grado en Comunicación y Creación Audiovisual (que sustituía a Comunicación Audiovisual a secas). Una carrera que prepara a los estudiantes a utilizar diversos instrumentos técnicos, desde una cámara HD hasta su teléfono móvil, para crear historias originales e interesantes y no sólo audiovisuales sino también radiofónicas, sonoras, escritas o digitales, pensadas para cualquier tipo de medio, desde el cine hasta la televisión pasando por la radio o los gabinetes de comunicación.

Pero la renovación no quedó ahí. Pese a que se siguen impartiendo los mismos créditos (240 repartidos en cuatro cursos), el número de optativas que cursan los estudiantes ha aumentado, llegando a cursar hasta seis cada uno, facilitando así una mayor formación y especialización para el alumno.

Así lo explica el coordinador en el Grado en Comunicación y Creación Audiovisual, Javier Herrero, quien valora que la carrera ha cobrado todavía mayor valor y se ha vuelto más llamativa.

Este aspecto también se puede demostrar por la nota de corte del Grado. Pese a ser unos estudios con un gran número de plazas de ingreso (60), tradicionalmente ha tenido una nota de corte bastante alta, en torno a los 9 puntos. De hecho, el pasado curso, el listón se quedó en 9,396 puntos, lo que demuestra su alta demanda por parte de todos aquellos que quieren ingresar en la Universidad de Salamanca.

“La primera matrícula casi cubre todas las plazas en su totalidad”, señala Javier Herrero, si bien apunta que desde la Coordinación del Grado se sigue trabajando para ofrecer una enseñanza de mayor calidad y ser así más atractivos de lo que ya se es.

Renovación completa del Laboratorio Multimedia y más asignaturas prácticas

Dentro de los aspectos que mejoró el Grado en Comunicación y Creación Audiovisual fue la renovación completa de su Laboratorio Multimedia, que incluye tanto equipos para la grabación como para la edición de vídeo. En concreto, se puso en marcha una sala de edición multimedia con una dotación de 20 puestos que permiten labores de edición de vídeo HD, retoque fotográfico y edición de sonido. Todo ello con licencias Adobe que permite conocer los programas profesionales.

Además, el control de realización del plató de televisión está digitalizado con la instalación de un mezclador digital, la reforma del sistema de monitorización con el cambio a tecnología LED y la implantación de un sistema 'tapeless' de grabación y reproducción digital.

Mezclador

No ha sido la única mejora en los equipos que se ha realizado. En lo que a los estudios de radio se refiere, las dos mesas de mezclas se han actualizado para tener dos que son incluso mejores que las de algunas emisoras locales y regionales para que así “los estudiantes estén familiarizados con lo que se pueden encontrar en sus primeras experiencias laborales”. Al igual que las mesas, el software que se utiliza también se renovó, trabajándose actualmente con XFrame.

Pero tampoco acaba ahí la renovación de equipos multimedia. Se han comprado más cámaras de vídeo y material fotográfico. En definitiva, se ha realizado una inversión “buena” que ha permitido suplir las carencias que se habían detectado desde la Coordinación del Grado en Comunicación y Creación Audiovisual en colaboración en colaboración con los distintos Departamentos de la Carrera.

Todo ello permitió cambiar el plan de estudios del Grado y adaptarlo para que sea más práctico. Los equipos lo permiten y la modificación horaria, también, ya que se ha logrado que se trabaje en pequeños grupos (normalmente de 15 alumnos) facilitando así una enseñanza más personalizada por parte de los docentes y potenciando, además, el trabajo en grupo, algo básico en el mundo audiovisual.

Un espectro profesional que se ha ampliado

Como antes se ha mencionado, el Grado en Comunicación y Creación Audiovisual ha aumentado su número de asignaturas optativas hasta el máximo permitido (18). Si bien se dividen en cuatro itinerarios diferentes (Cine, narrativas y nuevos formatos; Investigador, docente y experto en estudios de la comunicación; Industrias culturales y creativas; Realizador y productor audiovisual), los estudiantes podrán seleccionar las que deseen independientemente de si son de varios itinerarios hasta un máximo de seis (tres en Tercero y tres en Cuarto curso).

Esto permite una mayor especialización al alumno en aspectos destacados hoy en día y que suscitan mucho interés, además de facilitar una formación posteriormente reclamada por la mayoría de empresas. Esa ampliación del espectro profesional también es una de las ventajas del Grado, que ya no sólo enfoca únicamente en el aspecto audiovisual sino que también permite desarrollar competencias periodísticas o publicitarias.

Porque, como recuerda el coordinador del Grado en Comunicación y Creación Audiovisual, los alumnos no tienen por qué terminar trabajando en un medio audiovisual (aunque suele ser su principal opción), sino que pueden optar por salidas como el marketing y publicidad o la redacción.

La gran mayoría de estudiantes, eso sí, apuestan por la vía profesional (normalmente en empresas audiovisuales relacionadas con el cine y la televisión) una vez finalizan sus estudios, ya que es una carrera que permite una rápida empleabilidad. Otros deciden seguir especializándose, para lo que o bien cursan diferentes títulos propios o másteres oficiales, entre los que se encuentra el MUCAII, de la USAL, que permite avanzar hacia el programa de doctorado. Por último, y en menor medida, estudiantes cursan el Máster de Profesor de Secundaria.

Una carrera que es primera opción de todos aquellos que la cursan

Otra de las características del Grado en Comunicación y Creación Audiovisual es la alta motivación con el que entran los alumnos (el 80% de Bachillerato), que seleccionan esta carrera como su primera opción, motivo por el que la nota de corte es tan elevada.

Javier Herrero detalla que, por lo general, los alumnos que se matriculan lo hacen con motivación, y el perfil es de estudiante que “va a clase, trabaja y aprueba” y que muestra predisposición por aprender. En definitiva, que tienen claras intenciones de acabar la carrera, algo que puede no llegar a suceder en otros grados.

Además, por lo general son alumnos que cada vez manejan más la tecnología y las aplicaciones, lo que provoca que muchos de ellos, en primer curso, ya tenga una noción “aceptable” de la comunicación audiovisual, si bien es en el Grado donde comienzan a especializarse y a formarse correctamente, transformando el interés que han mostrado en conocimiento verdadero.

Si en el primer curso y parte del segundo desarrollan su base teórica, es a partir normalmente de tercero cuando se matriculan en las asignaturas más prácticas y que permiten a los estudiantes especializarse en aquello que deseen.

De hecho, si bien las prácticas externas, que tienen carácter obligatorio y que permiten conocer al estudiante el mundo laboral, están adscritas al segundo semestre de cuarto, desde la Dirección del Grado en Comunicación y Creación Audiovisual se potencia que se realicen en el verano que transcurre entre tercero y cuarto, ya que “es lo que suelen preferir”. También se facilita, para aquellos que lo deseen, realizar dichas prácticas fuera de Salamanca y en el ámbito que más se adapte a sus preferencias.

Premiere

Asimismo, durante esos cursos, los alumnos también pueden disfrutar de diferentes becas de movilidad como son el Erasmus o la SICUE. Una movilidad que también funciona a la inversa, puesto que estudiantes de toda Europa, Asia y América acuden a la Universidad de Salamanca a cursar un semestre o un curso de CCAV.

Igualmente, el Grado en Comunicación y Creación Audiovisual destaca por tener una plantilla joven que se combina con la experiencia y que ha crecido y se ha consolidado en los últimos años, lo que permite ofrecer un número tan alto de optativas. Y el Grado no sería posible sin todos los técnicos audiovisuales que trabajan en el laboratorio, los técnicos informáticos y el personal de administración y servicios del Edificio FES, lugar donde se imparte (pudiendo disfrutar así del Campus Unamuno).

En definitiva, el Grado en Comunicación y Creación Audiovisual es una carrera ya consolidada que es muy demandada y que ofrece una amplia variedad de salidas laborales que van desde la carrera investigadora hasta el desarrollo empresarial.

Comentarios
Lo más