SATSE critica que no haya medidas efectivas de conciliación para los padres de escolares ante el creciente número de casos de Covid-19 en los colegios

SATSE critica que no haya medidas efectivas de conciliación para los padres de escolares ante el creciente número de casos de Covid-19 en los colegios
SATSE critica que no haya medidas efectivas de conciliación para los padres de escolares ante el creciente número de casos de Covid-19 en los colegios

La medida establecida por la Junta de Castilla y León es populista y no soluciona el problema al tener que buscar de un día para otro a una persona que cuide al menor en caso de que éste tenga que permanecer en cuarentena 

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Castilla y León denuncia que no existen medidas de conciliación reales para los padres de los niños en edad escolar ante el incremento de casos positivos por Covid-19 entre los alumnos de colegios e institutos.

Ahora mismo, cuando decretan cuarentena para un niño al haber estado en contacto con un caso positivo en su colegio, los padres no disponen de permisos ni de baja laboral por IT (incapacidad temporal) para cuidar de su hijo, algo que debe paliarse con inmediatez.

La administración no ha tomado medidas reales y efectivas para que los padres puedan conciliar su trabajo y ese cuidado a sus hijos por este motivo y ya se está viendo la repercusión en los trabajadores a medida que se incrementan los positivos entre los escolares de la Comunidad y se van estableciendo cuarentenas de alumnos en los colegios.

SATSE considera que las medidas propuestas por la Junta de Castilla y León, medidas solo económicas, no solucionan nada la situación que atraviesan los padres cuyos hijos deben estar en cuarentena y no tienen un positivo por Covid-19. Los padres reciben el aviso de que su hijo tiene que guardar una cuarentena a partir del día siguiente y no encuentran una solución inmediata cuando se trata de un problema urgente: tienen que buscar inmediatamente a alguien que los cuide, que disponga del certificado de antecedentes penales y darle de alta en la Seguridad Social (lo cual implica también tener que pedir un permiso en su centro de trabajo para este trámite).

Además, esto supone que la administración plantee que los padres se vean obligados a dejar a sus hijos en su casa con una persona extraña de un día para otro, y que esta persona extraña acepte trabajar con un niño que puede terminar siendo positivo, lo que implicaría la cuarentena de los padres y del trabajador que se ha contratado para el cuidado del menor.

SATSE califica de populista pero nada efectiva esta medida, además de afirmar que ya se están dando casos de padres que no tienen manera de atender a sus hijos si no es recurriendo a los abuelos (exponiéndoles a un riesgo al pertenecer al grupo más vulnerable a la enfermedad) porque la administración no ha previsto medidas para una situación que sabía que podía producirse y que ha tenido tiempo de planificar.

El plan nacional “Me cuida” que el Gobierno central se plantea prorrogar, y que se dictó para que los trabajadores por cuenta ajena pudieran cuidar de un familiar al establecerse el estado de alarma, tampoco soluciona el problema, ya que en los casos de solicitud de una reducción de jornada supone una pérdida de retribuciones que no todos los padres trabajadores se pueden permitir.

Además, como padres, las enfermeras y enfermeros, al ser considerados trabajadores esenciales, no pueden acogerse a dicho plan, por lo que la posibilidad de cuidar de sus hijos en caso de precisar aislamiento domiciliario se hace aún más complicado.


A juicio de SATSE, todo ello sigue ahondando aún más en las dificultades que los profesionales enfermeros tienen para poder conciliar su vida familiar y laboral, una situación que se está agravando mucho con la pandemia.

Comentarios
Lo más