El TSJCyL confirma la condena de dos años de prisión para una pareja que estafó más de 45.000 euros a una salmantina que solicitaba amistad a través de un anuncio

El TSJCyL confirma la condena de dos años de prisión para una pareja que estafó más de 45.000 euros a una salmantina que solicitaba amistad a través de un anuncio
El TSJCyL confirma la condena de dos años de prisión para una pareja que estafó más de 45.000 euros a una salmantina que solicitaba amistad a través de un anuncio

Se hicieron pasar por hermanos y se aprovecharon de la confianza de la víctima, y de sus carencias afectivas, para solicitarle grandes cantidades de dinero . El Alto Tribunal ha ratificado la decisión de la Audiencia Provincial que ya dictaminó en febrero de este año la condena.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha ratificado la decisión de la Audiencia Provincial que condenaba en febrero de este año a una pareja, hombre y mujer, a dos años de prisión -para cada uno- por un delito continuado de estafa al aprovechar la confianza y las carencias afectivas de una salmantina para estafarle más de 45.000 euros. La mujer, de 59 años, publicó en el año 2009 un anuncio por internet en el portal Milanuncios, con la intención de entablar amistad con otras personas. La víctima, en consultas de psiquiatría desde el año 1997, fue definida por la médica que la atiende como una persona sensible, muy vulnerable y dependiente afectivamente.

A este anuncio respondió la estafadora, de 38 años, usando un nombre falso. Por ese motivo ambas comenzaron una relación de amistad. Sin embargo, al poco tiempo la acusada hizo creer a la víctima que tenía un hermano que también estaría interesado en conocerla. Este supuesto hermano en realidad era la pareja sentimental de la estafadora y también hizo uso de un nombre falso para darse a conocer.

Aprovechando las carencias afectivas de la víctima, el joven le hizo creer que quería algo más que una simple relación de amistad y la recogió un día en la plaza de Santa Eulalia en un BMW modelo M5. Durante ese año vio en otras tres ocasiones a la víctima y después de varios contactos telefónicos le hizo creer que podrían tener un proyecto de vida juntos. Aprovechando esa confianza que había depositado en ambos, le solicitaron a la mujer una cantidad, primero, de 12.000 euros y, después, de 33.000 euros. Para que la mujer no desconfiara firmaron un documento de reconocimiento de deuda de los 45.000 euros recibidos, pero todo ello haciendo uso del nombre falso que desde el principio le había dado, con la intención de no devolvérselos. Tiempo después siguió solicitando una cantidad indeterminada de dinero haciendo uso de diferentes pretextos.

En 2015, viendo que no recibía percepción monetaria alguna de la deuda, la mujer decidió denunciar ante la Comisaría de Policía Nacional de Salamanca.

La Audiencia Provincial dictó sentencia contra los dos acusados, imponiendo una pena de dos años de prisión por el delito continuado de estafa. Además de abonar una indemnización de 51.000 euros a la víctima

Comentarios
Lo más